MundoAsistencial RSS twitter Google Plus facebook Youtube subscripción por email

Remedios caseros para adelgazar

adelgazar
ADELGAZAR

Adelgazar es uno de los temas de salud más controvertidos, pues cada metabolismo es único y depende en gran medida del estilo de vida de la persona, la genética y su forma de relacionarse con la comida, pues muchas personas tienden a buscar satisfacción rápida mediante la ingesta de alimentos que resulten agradables a su paladar y en este punto, también habría que atender determinados factores psicológicos que interfieren en el proceso.

El proceso de adelgazamiento debe ser adaptado a cada persona individualmente atendiendo a sus características personales como pueden ser su edad, sexo y condición física, además de la cantidad de peso que se necesite perder, pues no es lo mismo tener un ligero sobre peso que padecer obesidad y los factores que influyen en ambas condiciones son diferentes y deben tratarse por separado.

CAUSAS QUE INFLUYEN EN EL AUMENTO DE PESO

Tener cierta predisposición genética

Aunque todavía la medicina no ha podido determinar al 100% los factores genéticos que influyen en que unas personas tengan cierta predisposición a subir de peso aunque no descuiden mucho su alimentación, mientas que otras parecen no tener que someterse a ningún régimen alimentario para mantener la línea, se piensa que esta relación está estrechamente vinculada a las hormonas, pues está demostrado que algunos trastornos endocrinos tienen una clara incidencia en el aumento de peso como puede ser el hipotiroidismo, un trastorno de la glándula tiroides que afecta negativamente a quienes lo padecen provocando que suban rápidamente de peso independientemente de lo que coman.

Trastornos de estrés o ansiedad

El estrés no afecta por igual a todas las personas, pues hay quienes en situaciones límite sufren problemas de acidez estomacal y afecta negativamente a su apetito dejando de comer, mientras que a algunas personas les sucede justo lo contrario e intentan compensar su estado anímico mediante la ingesta descontrolada de alimentos, lo que conlleva irremediablemente al aumento de peso.

El sedentarismo

El cuerpo es una máquina diseñada para la actividad pero el estilo de vida desnaturalizado que llevamos ha propiciado que la mayoría de tareas que requerían esfuerzo físico y desarrollo mecánico hace cincuenta años, puedan realizarse actualmente de manera automática favoreciendo la proliferación de trabajos sedentarios en los que nos limitamos a estar delante de un ordenador durante horas.

También se ha demostrado que aquellas personas con un bajo índice de masa muscular tienen mayor tendencia a la acumulación de grasas, pues el músculo es uno de los principales mecanismos de consumo del cuerpo, por lo que cuanto más masa muscular tiene una persona, más energía precisa para mantenerla y más facilidad dispone para quemar todo lo que come, esta es la explicación por la cual los culturistas deben realizar varias comidas al día de alto valor energético para mantener la línea.

Problemas hepáticos

Muchas personas desconocen que el hígado es el principal órgano del cuerpo encargado de la metabolización de grasas, pero además de esa, cumple muchas otras funciones relacionadas con la eliminación de toxinas y el sistema endocrino, por lo que si llevamos un estilo de vida que nos induce a una acumulación excesiva de toxinas y deshechos, la función de combustión lipídica queda suprimida en favor de la desintoxicación para preservar las funciones vitales, por lo que un porcentaje considerable de patologías relacionadas con el aumento de peso podrían solucionarse con limpiezas renales y hepáticas que promuevan la desintoxicación general del organismo.

Aditivos y medicamentos

Otra causa común involucrada en el aumento de peso irregular es el consumo de ciertas sustancias que incluyen algunos alimentos y preparados farmacológicos que resultan difícil de metabolizar para el organismo o afectan al funcionamiento normal del sistema endocrino produciendo como resultado la subida excesiva de peso en quienes los consumen, como es el caso de los disruptores endocrinos incluidos en muchos envases de alimentos, los antidepresivos y los corticoides entre otros.

La edad

A medida que envejecemos es normal subir de peso porque mediante la reducción de hormonas sexuales (estrógeno y progesterona en las mujeres y andrógenos y testosterona en los hombres) se produce una redistribución en los tejidos que modifican el contorno sustituyendo la masa magra por grasa, cuando este proceso se acelera o se acentúa excesivamente en algunas personas puede atenuarse con una terapia hormonal compensatoria y ejercicios localizados de refuerzo.

Cualquier régimen para adelgazar que no produzca resultados satisfactorios mediante una reducción calórica que cubra todas las necesidades nutricionales de la persona y un aumento de la actividad física, puede estar condicionado por algunos de estos factores y debe someterse a una revisión médica para determinar el origen del trastorno.

La diferencia entre el sobrepeso y la obesidad viene determinada por el índice de masa corporal (IMC), que determina si el el peso de la persona se ajusta a lo que debería en función de su estatura y constitución física, un IMC por encima de 25 se considera obesidad y por encima de 30, obesidad mórbida.

CAUSAS QUE INFLUYEN EN LA OBESIDAD

Trastornos genéticos

A diferencia de los marcadores genéticos que pueden influir a una persona en el aumento de peso, cuando hablamos de obesidad estos trastornos son más acusados y graves porque vienen determinados por los progenitores quienes también suelen padecer obesidad existiendo patrones repetitivos dentro de una misma familia.

La ciencia todavía no dispone de una respuesta definitiva para explicar la obesidad hereditaria, pero los estudios realizados hasta el momento ponen de manifiesto que la posible causa se encuentra en la sintetización de la hormona leptina, pues casi todas las personas obesas con antecedentes familiares sometidas a estudios clínicos parecen tener alterados los receptores de dicha hormona, la cual se encarga de regularizar el apetito enviando a los neurotransmisores la señal de abastecimiento en las reservas de grasa.

La suplementación de esta hormona nunca debe administrarse sin supervisión médica porque no funciona en todos los casos y puede causar graves interacciones en el sistema endocrino de quien no la necesita, pues muchas personas obesas presentaban niveles normales de leptina en sus análisis pero lo que no funcionaba en ellos es la sintetización de la misma, porque los receptores encargados de su metabolización no responden a los estímulos y dicha deficiencia en su funcionamiento todavía es objeto de estudio por los especialistas y no puede compensarse suministrando la horma externamente porque seguiría sin asimilarse y podría inducir al organismo a que dejase de producirla naturalmente agravando aún más el problema.

Enfermedades crónicas como la diabetes también pueden influir en el aumento de peso y dependiendo del caso, será el especialista quien determine los posibles tratamientos aplicables que no interfieran en las prescripciones del paciente, pues siguiendo el ejemplo de la diabetes, algunos tratamientos fitoterapéuticos o farmacológicos pueden interactuar con la suplementación de insulina aumentando la resistencia de su asimilación, por lo que en estos casos nunca se debe recurrir a la automedicación aunque sean remedios naturales.

Trastornos compulsivos

En este caso estaríamos hablando de problemas psicológicos o psiquiátricos mucho más graves que el estrés o ansiedad que condicionan el aumento de peso en algunas personas explicados en el punto anterior y se debe buscar asistencia especialista, pues dichos trastornos son capaces de alterar el comportamiento de la persona y su percepción de la realidad interfiriendo negativamente en su relación con la comida.

REMEDIOS CASEROS PARA ADELGAZAR

Existen distintos remedios caseros para adelgazar que pueden ayudarte, pero hay que tener en cuenta que el proceso puede ser un poco lento y son un complemento para ayudarte en tu proceso de adelgazamiento, el cual tiene que ir acompañado de una dieta sana, equilibrada y una correcta realización de ejercicio físico.

1. Tomar agua mineral

remedio casero vaso de aguaEl agua mineral es ideal para las personas que buscan bajar de peso, debido a que no contiene calorías y ayuda a reducir la sensación de hambre, a parte de mantener tu cuerpo hidratado. Tomar 1,5 litro al día, puede ser muy recomendable y ayudará a eliminar la grasa por medio de la orina. Hay que tomar el agua tibia o a temperatura ambiente, no fría o helada dado que puede afectar negativamente a tu cuerpo.

2. Té de manzanilla con perejil

remedio casero de té con manzanillaLa infusión de manzanilla es un relajante y estimulante del sistema digestivo, al combinarla con el perejil, se convierte en una infusión ideal para bajar de peso. Esta debe tomarse caliente y como máximo 300 mililitros. Se recomienda que se tome 2 veces por semana después del desayuno.

3. Zumo de pomelo con limón

remedio casero con pomelosEste zumo se considera cómo un quemador de grasa natural, por lo que es importa señalar que sólo se debe ingerir una vez al día hasta 500 mililitros. Combinar el pomelo con el limón, puede detonar un sabor cítrico pero ayuda a quemar más calorías de lo normal. Para obtener resultados, se debe tomar a diario y desde los primeros 2 meses, se empezará a notar.

4. Té de diente de león

remedio casero con diente de leon
La planta diente de león tiene propiedades diuréticas y depurativas. Ideal para ayudar a perder peso. Al té le puedes añadir unas gotas de limón exprimido para que tenga un mayor efecto.

5. Tomar café solo

remedio casero con caféTomar café sin azúcar ni leche, puede ayudarnos a adelgazar gracias a que tiene muy pocas calorías y a la cafeína que contiene, la cual provoca una mayor combustión de energía acelerando nuestro metabolismo, lo que ayudará a quemar grasas. Indicar que hay que tomarlo con moderación y que puede tener algunos efectos secundarios debido a la cafeína como insomnio, aumento de la presión sanguínea o dolor de cabeza.

TRATAMIENTOS, PREVENCIÓN Y RECOMENDACIONES

PARA EL AUMENTO DE PESO

Regularizar los hábitos alimenticios resulta efectivo en la mayoría de personas que pretenden perder peso, pues cuando el cuerpo recibe los nutrientes que necesita la sensación de apetito se reduce y el metabolismo se acelera quemando lo que le sobra.

Muchas personas mantienen permanentemente sensación de hambre porque a pesar de ingerir grandes cantidades de alimentos tienen deficiencias nutricionales e incluso tienen anemia que les induce a comer constantemente y en este punto, recibir la correcta asesoría por parte de un nutricionista puede resultar de gran ayuda.

En los casos de intoxicación hepática por medicamentos como los corticoides, los preparados fitoterapéuticos a base de cardo mariano (como tintura o comprimidos) han demostrado gran eficiencia a la hora de contrarrestar los efectos nocivos de la medicación y se están utilizando incluso en pacientes oncológicos que reciben quimioterapia porque restauran las células dañadas restableciendo sus funciones desintoxicantes y de combustión lipídica reduciendo la hinchazón que presentan un gran número de pacientes a causa de la medicación. Antes de recurrir a estos preparados se debe consultar primero al médico para que determine posibles incompatibilidades o interacciones con los tratamientos.

Descansar lo suficiente y en las horas adecuadas también resulta efectivo para mejorar el metabolismo de las personas que sufren resistencia a la pérdida de peso, pues al margen de los trastornos receptivos de la leptina que padecen los obesos, se ha demostrado que la melatonina, una hormona que segregamos durante el sueño, desempeña un papel fundamental en numerosas funciones metabólicas relacionadas y cuando no dormimos lo suficiente para segregar los niveles correctos que cubran las necesidades diarias, aparecen desórdenes metabólicos que inducen al aumento de peso y que se acusan notablemente en quienes trabajan por la noche, pues cabe señalar que durante el día el mecanismo que induce  su producción no funciona de la misma manera porque está vinculado a la serotonina, un neurotransmisor que se rige en ciclos diurnos, mientras que la melatonina está regida por el ciclo nocturno llegando a su pico máximo entre las 12 y 2 de la mañana, es por este motivo que cuando los patrones se cambian muchas personas no consiguen rendir y encontrar un equilibrio porque fisiológicamente no estamos preparados para ello y en este punto, la suplementación de melatonina puede ayudar pero resulta imprescindible consultar a un especialista que determine las pautas y cantidades necesarias en cada caso.

Incrementar la actividad física y mejorar el tono muscular resulta eficiente para todas las personas que pretendan perder peso por los motivos expuestos anteriormente. En caso de padecer algún problema físico que afecte a la movilidad o rendimiento cardiaco, deberá ser el especialista médico quien determine las actividades a incluir en el programa.

Quienes padezcan aumento de peso a causa de la medicación deberán exponer los efectos secundarios a su especialista para evaluar las posibles alternativas farmacológicas o consultar a un naturópata en busca de tratamientos alternativos, pues algunos tratamientos naturales pueden resultar igual de efectivos que los fármacos pero sin los efectos secundarios y complicaciones derivadas de los tratamientos, como es el caso de la cúrcuma, cuyo potencial antiinflamatorio está siendo objeto de estudio como posible alternativa a los corticoides sintéticos.

Beber suficiente agua fuera de las comidas ayuda al organismo en su proceso de desintoxicación y a mantener la efectividad en las funciones de los órganos que intervienen en su proceso.
PARA LA OBESIDAD

La reducción gástrica es una intervención quirúrgica que consiste en remover una parte de la cavidad estomacal para promover la sensación de saciedad en los pacientes después de las comidas, pero debe ser combinada con un tratamiento psicológico de apoyo para que el paciente no retorne al punto de partida.

El Método POSE o reducción de estómago sin cirugía, consiste en una intervención no quirúrgica que se realiza mediante endoscopia para introducir unos ensamblajes que pliegan diferentes zonas de la pared estomacal para reducir la cavidad sin remover el tejido, los efectos son muy similares a los de la cirugía convencional y presenta la ventaja de un postoperatorio mucho más leve pero se requiere igualmente tratamiento de apoyo y supervisión médica durante al menos dos años.

Anfetaminas para adelgazar, aunque las anfetaminas son generalmente conocidas como drogas recreativas, se encuentran en la composición de muchos preparados farmacológicos especialmente para tratar el déficit de atención, pero también se ha evaluado su potencial  para tratar la obesidad y existen medicamentos que únicamente pueden ser utilizados bajo prescripción médica.

Estos medicamentos son conocidos como anorexigénicos y nunca deben consumirse sin prescripción porque no están exentos de efectos secundarios ni todas las personas son candidatas al tratamiento, pues las anfetaminas para adelgazar se han propuesto como alternativa a la cirugía gástrica para tratar algunos casos de obesidad genética con trastorno en la recepción y la sintetización de la leptina, pues una de las consecuencias que padecen estas personas es un exceso de salivación que incrementa su sensación de hambre porque no está regulada por su organismo y la acción anorexigénica de las anfetaminas contribuye a contrarrestar los síntomas, pues el efecto más conocido de esta droga es el de resecar la boca y suprimir el apetito.

La reticencia de los médicos a prescribir anfetaminas ha condicionado a muchas personas a buscar medicamentos en Internet sin asumir los riesgos que conllevan, pues las pastillas de venta libre también conocidas como pastillas chinas para adelgazar o preparados con Eferedrina, no están sujetos a ningún organismo de control, no se conoce su composición y por lo tanto los efectos secundarios que pueden producir, ya que las anfetaminas y pastillas con eferedrina (principio activo de la Efedra que es la planta de la que se sintetizan las anfetaminas) actúan sobre el sistema nervioso central pudiendo producir trastornos a nivel cardiovascular, problemas psicológicos, consumo adictivo y un fuerte efecto rebote en algunas personas, pues los mecanismos que influyen en la regulación del apetito se desajustan y pueden quedar alterados permanentemente en ciertos casos al dejar la droga, pues uno de los efectos secundarios más frecuentes cuando se interrumpe su administración se manifiesta mediante una acusada sensación de hambre induciendo a la persona a comer compulsivamente y recuperar en poco tiempo el peso que perdió.

Comparte el conocimientoShare on Facebook23Tweet about this on Twitter3Share on Google+0

Etiquetas: , , ,


4 Comentarios

  1. Hola Buenas Tardes;

    Ante todo un cordial saludo; mediante la presente me dirijo a usted para qiue me de varios tips para adelgarzar

    • No hay fórmulas mágicas para adelgazar, es tan sencillo y a la vez se nos hace complicado a veces el “comer menos calorías que las que uno gastas diariamente” :)

      Lo básico y principal es llevar una buena alimentación (dieta) y realizar ejercicio.

      Como curiosidad y ayuda, cito un vídeo de la psicóloga Elsa Punset donde da algunos tips para adelgazar engañando al cerebro, curioso:

      https://www.youtube.com/watch?v=k4IU9VxQcn4

  2. Creo que hacer haciendo ejercicio sigue siendo la mejor opción y complementar con sus consejos.

Escribe una respuesta


MundoAsistencial se reserva el derecho de moderar los comentarios. Los comentarios que utilizen palabras soeces, insultos, ataques directos, descalificativos y spam serán eliminados.