Enfermedades de Tiroides


Compártelo

tiroides

¿Qué es la tiroides?

Antes de hablar de la enfermedad de la tiroides conviene saber ¿Qué es la tiroides? La tiroides es una pequeña glándula identificable por su posición, en la parte baja  del cuello y en la parte alta de la clavícula y por su forma ovalada similar a la de una mariposa. Aunque su tamaño es muy pequeño y su peso apenas alcanza cerca de los 30 gramos, esta glándula es fundamental para el buen funcionamiento del cuerpo humano, especialmente en lo que tiene que ver con el sistema endocrino.

La tiroides es una glándula encargada de la segregación de las hormonas, especialmente de las hormonas tiroideas, de la tiroxina (presente en casi un 99%) y de la triyodotironina, hormonas responsables de regular el metabolismo del cuerpo. Como se sabe el metabolismo comprende los procesos bioquímicos o físico químicos que reaccionan en cada una de las células del cuerpo humano, de allí su importancia.

Algunas de las funciones más importantes de la tiroides son :

  • Promover el crecimiento de los tejidos, los órganos y en general de todo el cuerpo.
  • Regular el funcionamiento del sistema nervioso.
  • Controlar la temperatura del cuerpo.
  • Asimilar correctamente los nutrientes de los alimentos.
  • Interviene en el control del ritmo cardiaco.
  • Interfiere en la salud y buen estado de la epidermis.
  • Contribuye a regular los niveles de colesterol en la sangre.

El funcionamiento de la tiroides depende de las cantidades de yodo que el cuerpo es capaz de extraer de los alimentos. Cuando el yodo falta la tiroides no puede segregar de manera correcta las hormonas.

Cabe mencionar que la tiroides no trabaja sola, su funcionamiento depende en gran parte del trabajo conjunto con otras dos glándulas, el hipotálamo  y la pituitaria, también responsables de la producción de hormonas. Este trinomio glandular se encarga de que el organismo responda a las necesidades del individuo con la cantidad de energía suficiente.

Aquí puedes ver un vídeo donde se explica la anatomía básica de la tiroides y los principales síntomas que pueden ocurrir su funcionamiento:

 

¿En qué consiste la enfermedad de la tiroides?

Debido al amplio campo de acción que tiene la gandula tiroides, no existe una enfermedad toroidal sino muchas enfermedades que se derivan de un mal funcionamiento de la tiroides.

Se estima que aproximadamente cerca de 200 millones de personas sufren de alguna dolencia relacionada con la glándula tiroides. La mayoría de estas enfermedades pueden ser tratadas con éxito, no obstante pueden representar una amenaza para el funcionamiento de otras partes del cuerpo, desarrollando nuevas enfermedades.

Las más recurrentes son:

El hipertiroidismo: aparece cuando la tiroides produce un exceso de hormona tiroidea. Suele ser más común entre el género femenino, en el rango de edad de los 30 a los 40 años.

El Hipotiroidismo: es el caso contrario, la glándula tiroidea no produce suficiente hormona tiroidea. La mayoría de las veces se produce debido a que la tiroides no ha obtenido las cantidades necesarias de yodo. Es una enfermedad que evoluciona de manera muy lenta. En muchos casos el paciente no sabe que tiene un problema hasta que los síntomas son muy avanzados.

Bocio: se presenta cuando el tamaño de la glándula aumenta. Esto se produce debido a que algunos anticuerpos atacan la tiroides conduciendo a que la pituitaria segregue más hormonas. Esto hace que la tiroides se sobrecargue y aumente su tamaño. Gracias al uso de la sal yodada el bocio es hoy menos frecuente que antes.

Cáncer de tiroides: El cáncer de tiroides es uno de los que con más frecuencia se cura si se descubre a tiempo.

Tiroiditis: ocurre cuando la glándula se inflama debido a una carencia de yodo. Existe la tiroiditis crónica, la tiroiditis aguda y la tiroiditis sub-aguda.

Presencia de nódulos en la tiroides: los nódulos en la tiroides suelen ser muy comunes. Se estima que casi un 50% de la población puede desarrollar este tipo de diminutos nódulos, en la mayoría de los casos de naturaleza benigna.

 

¿Cuales son las causas?

dibujo animación sobre tiroidesLa causa principal de los problemas de tiroides es un una carencia de yodo en el cuerpo.

La segunda causa más frecuente es cuando el cuerpo a causa de una confusión ataca a la tiroides a través de ciertos anticuerpos enviados por el sistema inmune.

Las enfermedades tiroidales pueden tener diversas causas, a menudo debido a otras enfermedades presentes o a procedimientos practicados en el cuerpo como:

  • Un proceso de radiación contra el cáncer que alcanza la zona del cuello.
  • Por la extracción de la glándula tiroides, debido a la presencia de tumores o de cáncer de tiroides
  • Por el consumo de tratamientos que contienen litio.
  • Un exceso de yodo en el cuerpo también puede desencadenar un problema de tiroides.

Otras causas o factores de riesgo que hay que tener en cuenta son:

  • El periodo de posparto en mujeres.
  • Mujeres que han superado los 50 años de edad.
  • Bebes recién nacidos de madres con hipertiroides (causa congénita).
  • Riesgo de desarrollar anticuerpos antitiroides.

 

¿Cuáles son los síntomas?

En el caso de la enfermedad conocida como hipotiroidismo los síntomas más frecuentes son:

  • Debilidad o lentitud en el ritmo cardíaco.
  • Cansancio constante y debilidad muscular.
  • Sensibilidad particular al frío.
  • Desmejoramiento de la piel, aspereza o resequedad.
  • Inflamación de la tiroides.
  • Resfriados frecuentes.

En el caso de la enfermedad tiroidal definida como hipertiroides, los síntomas más frecuentes son:

  • Ritmo cardíaco acelerado.
  • Temblores pasajeros.
  • Debilidad y cansancio muscular.
  • Perdida de peso a pesar de que el paciente experimenta un gran apetito.
  • Ansiedad, nerviosismo o insomnio.
  • Aumentación de la transpiración.
  • Sensación de calor constante.
  • Problemas de visión.
  • Diarrea.
  • Inflamación de la tiroides.

La amplitud y la extensión de órganos que puede afectar la enfermedad tiroidal hace que sus síntomas puedan ser distintos en cada persona. Un paciente puede identificar uno o algunos de los síntomas mencionados.

Por otra parte, también son conocidos los síntomas emocionales derivados de las enfermedades tiroidales. Frecuentemente las personas afectadas pueden presentar estados de irritabilidad, nerviosismo o depresión. Se han conocido casos en los que se ha descubierto una enfermedad de la tiroides solo a través de los síntomas emocionales del paciente.

Se ha reconocido que un periodo de estrés o depresión prolongado en una persona es capaz de desarrollar la enfermedad tiroidal autoinmune.

 

Diagnóstico

Como hemos dicho anteriormente debido al amplio espectro de la enfermedad y a su lenta evolución, el diagnóstico de las enfermedades tiroidales no es simple.

En primer lugar, debe tenerse en cuenta la historia clínica y familiar del paciente, en lo que se conoce como Anamnesis.

Una exploración física que incluya la toma de peso del paciente, su talla, la tensión arterial, su ritmo cardiaco, la observación ocular, el estado de la epidermis, los reflejos y la propia observación de la tiroides, puede alertar sobre la posible presencia de una anomalía en el funcionamiento de la tiroides.

En el caso de sospecha de la enfermedades de tiroiditis crónica, provocadas por la presencia de anticuerpos deben realizarse pruebas inmunológicas.

La prueba más segura para realizar el diagnóstico es la TSH, según sus siglas en inglés: Hormona Simuladora de la Tiroides. Se trata de una prueba de sangre que se encarga de establecer la cantidad de tiroxina presente en la sangre.

Para diagnosticar el cáncer de tiroides o carcinoma de tiroides, el procedimiento más común es la realización de una ecografía. Mediante ella se puede observar en detalle el aspecto de la glándula, especialmente en lo que tiene que ver con el tamaño y las anomalías del tejido. El cáncer de tiroides también podría ser diagnosticado a través de una prueba de sangre que alerte sobre altos contenidos de calcitonina en la sangre.

Para el diagnostico e identificación de nódulos y tumores benignos o no, también puede procederse a través de la punción de tiroides. Es decir a través de la introducción de una aguja muy fina en la masa sospechosa para extraer material que luego será estudiado. Esta intervención resulta poco dolorosa y efectiva en su diagnostico.

 

Tratamientos

medicamentosLa mayoría de enfermedades de la tiroides pueden tratarse correctamente y muy pocas veces se procede a una extracción de la glándula. Los tratamientos proceden mediante la regulación de los niveles hormonales normales. Las personas que sufren de estas dolencias, pueden en la mayorías de los casos continuar con una vida normal.

En el caso del hipotiroidismo, el tratamiento más efectivo actúa mediante el remplazo de la tiroxina. Debido a que está es una enfermedad que no se puede curar este tratamiento es de por vida, pues debe mantener un control constante de la cantidad de tiroxina que el cuerpo necesita. Se trata de un tratamiento en píldora al que la mayoría de pacientes pueden acceder sin mayores complicaciones.

De todas formas es un tratamiento que necesita vigilancia constante, pues la tiroides puede reaccionar en cualquier momento produciendo la enfermedad contraria, la hipertiroides, por ese motivo el paciente debe  medir sus cantidades de THS constantemente.

En el caso del hipertiroidismo el tratamiento debe normalizar la producción de hormonas lo que resulta un poco más complicado. Por lo general el tratamiento contempla un plan de medicamentos dirigidos a bloquear esa producción excesiva. También se puede proceder mediante la aplicación de yodo radiactivo que minimiza la actividad de la tiroides. Y en ultimo lugar, si no hay mejoría o si la enfermedad está muy avanzada se procede a la extirpación de la tiroides.

Para los casos de tiroiditis el tratamiento incluye reposo y pañitos frescos sobre la zona del cuello que presenta la inflamación, la mayoría de las veces provocada por infecciones. El tratamiento procede con antibióticos y cortisona.

La cirugía de tiroides es un tratamiento que se utiliza mayoritariamente en los casos de cáncer de tiroides. La mayoría de veces las enfermedades de tiroides atacan el buen funcionamiento de la glándula, por el contrario la presencia de un tumor cancerígeno afecta directamente su anatomía provocando otros riesgos mayores para el paciente.

La cirugía de tiroides puede extirpar toda la glándula o solo una parte. En el caso de la presencia de un nódulo que ataca solo un sector es posible extirparse solo la mitad de la tiroides. La cirugía de la tiroides resulta delicada puesto que existe el riesgo de afectar otros órganos cercanos, particularmente el nervio laríngeo, principal responsable del funcionamiento de las cuerdas bucales. Una vez extirpada la glándula el paciente deberá consumir por siempre hormonas tiroideas.

 

Recomendaciones y prevención

No existe un tratamiento de prevención concreta para las enfermedades de la tiroides, simplemente se han identificado algunos factores que podrían incidir en su aparición. Algunos de los factores a tener en cuenta son:

Tener una buena dieta

La primera medida que se debe tener en cuenta para prevenir los problemas de tiroides es tener una dieta balanceada, que incluya las cantidades necesarias de yodo. El yodo está presente en muchísimos alimentos puesto que la tierra y el agua misma ya contienen altas cantidades de este compuesto. El consumo de frutas y vegetales debería asegurar y prevenir los problemas de tiroides.

También la carne, particularmente el hígado contiene cantidades importantes de yodo. Así como los mariscos y la mayoría de los cereales.

Como hemos mencionado anteriormente un exceso de yodo también puede resultar contraproducente para el cuerpo, sin embargo, por lo general los excesos de yodo son eliminados a través de la orina.

Vigilar el funcionamiento de la tiroides

Esta es una recomendación valida para todo el mundo, pero muy importante para las mujeres especialmente a partir de los 34 años. De hecho, se recomienda que las mujeres se sometan a un examen TSH al menos cada 5 años a partir de los 30.

Dejar y alejarse del tabaco

Se recomienda dejar el cigarrillo, pues el tabaco aumenta las posibilidades de que se desencadene la enfermedad tiroidal autoinmune.

Cuidarse de la exposición a la radiación

Personas sometidas a tratamientos de radiación o personas que trabajan en empresas donde es posible tener algún contacto con la radiación, la recomendación es vigilar especialmente su tiroides. La contaminación por radiación puede aumentar el riesgo de enfermedad tiroidal.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 voto, media: 4,57 de 5)
Cargando…
 

Te puede interesar conocer sobre:

 

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 Comentarios en “Enfermedades de Tiroides

    • Mundo Autor

      Hola Julia, entre los alimentos más ricos en yodo están los mariscos y pescados. Entre ellos los langostinos, gambas, caballa, bacalao, arenque, lenguado, salmón y mejillones.
      Los arándanos rojos más conocidos por ser ricos en antioxidantes, pero también lo son en yodo.
      Los vegetales del mar como las algas que son comestibles, son muy ricas en ello. Se pueden añadir en sopas o ensaladas.
      Los frijoles blancos también son una buena fuente y los alimentos probióticos como el yogurt.

      Saludos

  • Fernanda

    Hola, excelente artículo, gracias por informarnos. por favor si me podrían indicar que alimentos no se debería consumir cuando se tiene hipotiroidismo. Gracias.

    • Mundo Autor

      Gracias Fernanda, me alegra que te guste la información que se da.

      Que yo sepa y siempre es mi modesta opinión, aconsejo consultar con un especialista para ello, yo no lo soy, no se aconseja tomar los alimentos ricos en yodo en caso de tener tiroides hiperactivas (hipertiroidismo). Entre algunos de ellos destacan:

      – La sal yodada.
      – Mariscos y algas marinas.
      – Ajo, tomates, espinacas.
      – Lentejas, guisantes y habas.
      – No abusar de carnes rojas y embutidos.
      – Piña, fresas, manzana, coco y mango.
      – Soja, avena, girasol y maíz.
      – Almendras.
      – Canela, hinojo, ginseng, albahaca.

  • Elizabeth

    Hola, la información recibida por este medio es muy importante para mi, ya que padezco de hipotiroidismo. Lo que mas me perturba de esta enfermedad, es que no puedo controlar el peso. Será que debo asumir mi subida de peso sin ninguna solución al respecto?
    Es lo único que me acompleja, me da la leve impresión que la medicación aunque es favorable para mi situación, me afecta en lo de la subida de peso (Levotiroxina)

    • Mundo Autor

      Hola Elizabeth cuando se sufre hipotiroidismo, el cuerpo puede disminuir la actividad del metabolismo, ello puede hacer en algunos casos que se retengan líquidos y que la grasa no se queme de una forma adecuada y por ello provocar un aumento de peso.
      Para ello te aconsejo consultar con un especialista que te pueda crear una dieta adecuada a tus necesidades e incluir ejercicio en nuestro estilo de vida.
      Una vez el hipotiroidismo esté controlado, nuestro cuerpo tiene que empezar a poco a recuperar su actividad habitual, los líquidos a eliminarse adecuadamente, el metabolismo a normalizarse y la persona afectada a recuperar su peso.
      Mantener una alimentación equilibrada y sana, baja en grasas, complementada con actividad física diaria, junto a la medicación adecuada, son unos buenos pilares para lograr el objetivo y que todo vuelva a su normalidad.

  • Ruth

    Hola soy ruth hace unas semanas me sentia con mareos y cansada me fui al medico me hicieron unos analisis analítica y el resultado fue q tenia colesterol y trigliceridos y luego me dijo q mis glándulas tiroideas no estaban funcionando bien y me recetaron unas pastillas pequeñas q los tomo todas las mañanas pero no me recetaron nada para colesterol. Y sigo con la cabeza q me sumba q puedo hacer aconsejeme ya q e visto su blog y es muy interesante gracias .

    • Mundo Autor

      Hola Ruth, puedes incluir en tu dieta alimentos que ayudan a bajar el nivel de colesterol como: aceite de oliva, alimentos ricos en fibra, legumbres, frutos secos y pescados azules que son ricos en ácidos grasos Omega-3 los cuales reducen niveles de triglicéridos y colesterol malo LDL en sangre.
      Evitar tomar o reducir su consumo de alimentos como bollería industrial, mantequilla, embutidos, quesos curados, alimentos procesados, margarina, sodas, refrescos azucarados y alcohol. Ellos hacen subir los niveles de colesterol

      Haber si en el próximo análisis de sangre se reducen el nivel. En muchos casos el colesterol puede ser temporal o tener un nivel que no hace falta medicación, con alimentarse correctamente es suficiente, un profesional médico tiene que valorar.

      En el tema de la cabeza sino se pasa consultar con el doctor, si es por causa de efecto secundario de la medicación que tomas por las mañanas u otra cosa en cuyo caso el doctor tendrá que chequear para ver a qué se debe.

      Desear que te pongas bien pronto, saludos

  • rosalba

    ola espero que bien. muchas gracias x tan maravillosa explicación de la tiroides. me puedes decir cuáles serían los síntomas de cancer de tiroides? muchas gracias .

  • Mayra Alejandra

    Hola buenas noches yo presento unos síntomas parecidos a los de este artículo, ya que hace casi un año comenze a perder peso, y la visión la tengo con rayitas trasparentes y taquicardia y eso me preocupa. No se como hacer he ido a algunos especialistas y no me han dicho de que se trata en realidad esos síntomas.