MundoAsistencial RSS twitter Google Plus facebook Youtube subscripción por email

Remedios caseros para la acidez estomacal

remedios caseros para la acidez estomacal
LA ACIDEZ ESTOMACAL

La acidez estomacal o reflujo de ácido es una condición transitoria que la mayoría de la población ha experimentado alguna vez en su vida y que puede ir acompañada de otros síntomas como regurgitamiento y ardores que se extiendan de la boca del estómago hacia el esófago.

En ocasiones la mezcla de alimentos inadecuada puede dar lugar a indigestiones y malestares frecuentes que se manifiestan en forma de acidez, esta condición no es grave por sí misma y puede ser tratada fácilmente mediante antiácidos que se compran sin receta en la farmacia o incluso con una cucharadita de bicarbonato mezclada en agua puede servir.

Cuando la acidez estomacal se prolonga en el tiempo y se sucede acusadamente, puede responder a otras patologías más complejas que deben ser supervisadas por un especialista para determinar su condición, algunas de las causas que generan esta patología de forma recurrente pueden ser:

  • Hernia de Hiato
  • Esófago de Barret
  • Gastritis crónica
  • Úlcera de estómago
  • Cáncer de estómago

Cualquiera de estas enfermedades tiene entre sus síntomas principales la acidez de estómago y se diferencia de la acidez transitoria, en que se manifiesta de forma recurrente y con episodios acusados de sintomatología persistente.

Además de estas causas, el embarazo puede causar acidez estomacal permanente que se manifiesta acusadamente a medida que avanza el estado de gestación, en este caso no existe tratamiento porque no se trata de una enfermedad y la condición remite con el parto.

La acidez estomacal por embarazo se produce porque los órganos de la mujer se desplazan para dejar sitio al nuevo ser que se está formando y ello implica que el estómago se encuentre presionado y se produzcan regurgitaciones durante las comidas, pero aparte de lo desagradable de esta condición no implica riesgo alguno ni para la madre ni para el futuro bebé, no obstante, se deben evitar alimentos indigestos que favorezcan el reflujo en las digestiones.

CAUSAS, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE LA ACIDEZ ESTOMACAL PERSISTENTE

Hernia de hiato: Por lo general la hernia de hiato es la causa más frecuente de la acidez estomacal persistente, aunque en algunos casos puede pasar desapercibida y no manifestar síntomas. Esta condición se produce cuando el diafragma se separa del tórax dejando un hueco que facilita que los contenidos del estómago se infiltren en el esófago, siendo esta causa el desencadenante de la acidez y molestias estomacales.

El diagnóstico y tratamiento de la hernia de hiato pasa por la detección de lesiones mediante endoscopia y prescripción farmacológica que determinará el especialista con el objetivo de evitar lesiones mayores y su expansión que pudieran ocasionar otras enfermedades más graves.

Esófago de Barret: suele aparecer tras el empeoramiento de la hernia de hiato, cuando los reflujos gastrofaríngeos se manifiestan de forma persistente en el tiempo causando alteraciones y daños a nivel tisular que provocan cambios en la estructura.

El tratamiento y diagnóstico del ERGE también se efectúa mediante endoscopia y la prescripción farmacológica suele incluir además de los antiácidos convencionales inhibidores de bomba de protones y bloqueadores de histamina H2. El tratamiento es de por vida y en los casos más graves se puede recurrir a la cirugía.

Gastritis crónica: Aunque puede deberse a múltiples causas, el principal factor de riesgo es la infección por la bacteria Helicobacter Pylori, la cual produce úlceras pépticas y estomacales. La infección suele pasar desapercibida por la mayoría de personas, pues habitualmente se confunden sus síntomas con la indigestión.

La acidez estomacal es uno de los síntomas persistentes de la gastritis y la única forma de de detectar la infección por pylori es mediante biopsia intestinal o prueba de aliento con urea, aunque esta segunda opción es menos fiable que la primera y su tratamiento consiste en la toma de triple antibiótico compuesto por bomba de protones, amoxicilina y claritromicina durante diez días.

Úlcera de estómago: Cuando la gastritis no se trata en ocasiones pueden generar una úlcera de estómago que puede empeorar y producir hemorragias. En este caso los síntomas se manifiestan de forma acusada y además de la acidez estomacal, el paciente sufre una fuerte dispepsia durante o después de las comidas aunque se trate de ingestas reducidas. En este caso el diagnóstico pasa por las mismas pruebas que la gastritis crónica para determinar la infección por H. pylori, pero además se llevarán a cabo diversos análisis de sangre para determinar anemia y sus correspondientes déficit de vitamina B12, B9 y Hierro, que de resultar positivo deberán incluirse como tratamiento coadyuvante junto al antibiótico triple, en algunos casos de úlceras manifiestas se debe repetir el tratamiento hasta en tres ocasiones.

Cáncer de estómago: Cualquiera de las patologías anteriores que se manifiesten de manera crónica o no hayan sido tratadas pueden ocasionar cáncer de estómago, el cual se produce por la irritación intermitente de los tejidos, independientemente de que su condición haya sido generada por un foco infeccioso o por la regurgitación persistente.

La acidez estomacal y la dispepsia también son síntomas frecuentes en los cánceres gástricos, pero en este caso los pacientes experimentan fuertes dificultades para tragar que junto con vómitos o excreciones sanguinolentas hacen saltar la alarma, pero esos síntomas suelen asociarse a etapas avanzadas de la enfermedad, puesto que en sus fases iniciales no difiere demasiado de las enfermedades expuestas anteriormente.

El diagnóstico incluye hemograma completo, esofagogastroduodenoscopia con biopsia y examen coprológico para determinar si hay sangre en las deposiciones. El tratamiento incluye cirugía, quimioterapia y radiaciones en función de la fase que se diagnostique y el tipo de cáncer. Padecer esófago de Barret y úlcera estomacal por infección por Pylori incrementa exponencialmente las posibilidades de padecer un cáncer de estómago en el futuro y los pacientes que padezcan tales enfermedades deben someterse a análisis y revisiones frecuentes.

REMEDIOS CASEROS PARA LA ACIDEZ ESTOMACAL

Los remedios caseros para la acidez, es algo de lo más común, se pueden conseguir fácilmente, sin tener que gastar mucho y son naturales. Te  citamos algunos de los remedios caseros más conocidos para quitar la acidez.

1. Bicarbonato con limón y agua

remedio bicarbonato agua y limónEste es uno de los remedios más utilizados, debido a que el bicarbonato al combinarlo en un vaso con agua y limón, ayuda a tranquilizar la acidez que se encuentra fluyendo en nuestro esófago. Se recomienda, que esto se haga por máximo 2 veces al día para controlar la acidez.

2. Yogurt natural

remedio yogurt naturalEl yogurt natural es ideal para tranquilizar nuestro sistema digestivo y también puede ayudar a evitar la acidez. Debido a que al ser un alimento considerado cómo “frio”, puede calmar el movimiento los ácidos en nuestro estomago. Se recomienda tomar dos yogurts al día.

3. Infusión de lechuga

remedio te de lechugaEl té de lechuga o infusión de lechuga, además que es ideal para relajar el organismo, también es reconocido por calmar la acidez y es que está comprobado que tomar este té durante el desayuno nos puede ayudar a evitar problemas digestivos durante el día.

4. Té de Jengibre

remedio te con jengibreEl jengibre es uno de los remedios más antiguos sobre la acidez de estómago. Ayuda a mantener un correcto balance de pH en el estómago. Tómate un té o infusión de jengibre en el cual mezcla una cucharada de la raíz de jengibre rallada.

5. Chicle

remedio del chicleMasticar un chicle ayuda a aumentar el flujo de saliva el cual ayuda a disminuir el acidez del estómago y a proteger el esófago del ácido gástrico. Es aconsejable mascar chicles sin azúcar y que tengan xilitol de edulcorante.

PREVENCIÓN Y RECOMENDACIONES

La mejor solución para evitar este problema es su prevención. Te citamos unas buenas recomendaciones para prevenir y evitar la acidez estomacal:

1. Beber abundante agua durante el día.

2. Llevar una dieta sana y baja en grasas, evitando los alimentos fritos, picantes, con muchos colorantes y conservadores artificiales, café, chocolate, alcohol, bebidas gaseosas, cebolla cruda, ajo, vinagre.

3. Comer si prisas y masticar bien los alimentos.

4. Evitar comer justo antes de acostarse o ir a la cama. Al estar tumbado no se procesa tan bien los alimentos en el aparato digestivo al tener un punto de gravedad diferente.

5. Dejar de fumar. El tabaco puede aumentar la secreción de ácido y reducir la producción de saliva, la cual ayuda a neutralizar el ácido.

6. Evitar o reducir la obesidad y sobrepeso en caso que se tenga.

Comparte el conocimientoShare on Facebook27Tweet about this on Twitter1Share on Google+1
Etiquetas: ,


1 Comentario

  1. me ayudo mucho, gracias

Escribe una respuesta


MundoAsistencial se reserva el derecho de moderar los comentarios. Los comentarios que utilizen palabras soeces, insultos, ataques directos, descalificativos y spam serán eliminados.