MundoAsistencial RSS twitter Google Plus facebook Youtube subscripción por email

Remedios caseros para el dolor de espalda

dolor de espalda

EL DOLOR DE ESPALDA

El dolor de espalda es una de las molestias principales asociadas a la tensión postural y normalmente se debe a lesiones pasajeras que se corrigen mediante el descanso o ejercicios de refuerzo sin precisar tratamiento médico, pero en otras ocasiones puede convertirse en un problema crónico que requiera atención especialista.

CAUSAS Y TRATAMIENTOS PARA EL DOLOR DE ESPALDA

Postura incorrecta que puede adoptarse de forma inconsciente y puntual en situaciones que no se pueden controlar los movimientos, como por ejemplo durante el sueño, o de forma prolongada cuando se adquieren hábitos incorrectos como permanecer muchas horas sentados con la espalda reclinada, piernas cruzadas etc, pues al cabo del tiempo la musculatura se resiente y termina por acusar dolor que puede requerir atención médica si dificulta la actividad diaria de la persona.

El tratamiento en estos casos puede variar si se trata de una situación transitoria como la que se menciona anteriormente o las molestias son de carácter persistente, pues en el primer caso tan sólo suele ser necesario descansar adecuadamente y el dolor remite a los pocos días sin requerir ningún tiempo de atención, pero cuando la postura se ha estado viciando por periodos prolongados y el dolor se hace crónico puede requerir el uso de fármacos antiinflamatorios y analgésicos para reducirlo, pero además deben realizarse exámenes de la columna para determinar si la estructura ósea se encuentra afectada, pues patologías como la escoliosis son frecuentes en personas que no prestaron atención temprana a esta condición.

No practicar ejercicio físico con regularidad puede producir un debilitamiento general de los músculos de la espalda que son los que sujetan la columna vertebral propiciando una mayor susceptibilidad a las lesiones musculares o por desviamiento.

El tratamiento dependerá de la gravedad y persistencia de las molestias para lo que se requerirán radiografías y exámenes médicos complementarios para evaluar la situación.

Los fármacos que se prescriben para el dolor de espalda y traumatismos musculares son analgésicos, antiinflamatorios no esteroides y preparados tópicos para calmar la tensión muscular, los tratamientos complementarios pueden incluir fisioterapia y rehabilitación.

El sobre esfuerzo se produce cuando se supera la resistencia física de la musculatura en una actividad como puede ser levantar un objeto demasiado pesado o no levantarlo adecuadamente dejando caer sobre la espalda la mayor parte del trabajo.

El dolor en estos casos se debe a un traumatismo temporal y remite con reposo en pocos días, pero si las molestias son muy acusadas se puede recurrir a los analgésicos o antiinflamatorios de uso general que no requieren prescripción médica. Si el dolor no remitiese de manera espontánea se debería acudir al médico para evaluar una posible lesión que requiera tratamiento específico.

Embarazo, algunas mujeres pueden acusar dolor de espalda durante los últimos meses de gestación, pero estas molestias son de carácter temporal y se alivian con el descanso. La medicación suministrada habitualmente está contraindicada en el embarazo, por lo que en casos muy severos tendrá que ser el especialista quien determine la posibilidad de recetar un tratamiento que no resulte perjudicial para su estado.

Sobre peso, las personas con mucho sobre peso también pueden sufrir dolores de espalda que se acentúan por la inactividad física. En estos casos la medicación suministrada proporciona un alivio temporal, pero para solucionar el problema se debe perder peso hasta situarse dentro de los índices normales de masa muscular.

Escoliosis es la patología de la espalda más común y está presente en un alto porcentaje de la población sin que muchas personas conozcan de su existencia ni presenten sintomatología asociada.

La escoliosis consiste en una desviación de la columna vertebral que puede ser congénita (desde el nacimiento) o manifestarse con el paso de los años como resultado de adquirir malos hábitos posturales, falta de ejercicio, etc

La desviación puede producirse en cualquier parte de la columna, dorsales, cervicales, etc y el dolor siempre se acentuará en ese tramo, que suele ser el motivo de consulta cuando la persona decide acudir al médico.

La escoliosis congénita o de nacimiento se presenta a edades muy tempranas y la transferencia hereditaria es frecuentes en la mayoría de los casos. El tratamiento médico requiere asistencia inmediata porque conforme el niño crece la desviación avanza muy rápidamente pudiendo afectar gravemente a la estructura ósea de forma permanente.

El tratamiento para la escoliosis infantil por lo general consiste en un corsé correctivo que debe utilizarse sin interrupción durante el tiempo indicado por el especialista y sólo un pequeño porcentaje que no presenta mejorías al cabo del tiempo precisa cirugía correctora.

La importancia de la atención primaria de esta patología radica en la necesidad de corregir la malformación antes del desarrollo, pues los tratamientos correctivos ya no son eficaces en este periodo y no se contemplan durante la adolescencia. Para que una niña sea candidata al tratamiento ortopédico no debería haber tenido su primer ciclo menstrual.

La escoliosis estándar no presenta estas complicaciones porque avanza lentamente con la edad y la acentuación de las molestias asociadas a su sintomatología derivan del desgaste físico general que produce el envejecimiento.

Generalmente la escoliosis común se descubre en la tercera o cuarta década de vida o durante algún examen médico rutinario, pues las personas que la padecen suelen tener menos resistencia a los esfuerzos físicos acusando antes las lesiones que quienes no padecen desviación en la columna.

Los tratamientos sólo son necesarios cuando se acusan las molestias derivadas de su sintomatología y suelen tener carácter temporal que no condiciona la vida del paciente pudiendo desempeñar cualquier actividad, aunque en algunos casos se puede recomendar no hacer algunos esfuerzos como el levantamiento de peso.

Osteoporosis consiste en la descalcificación progresiva de los huesos asociada al envejecimiento, aunque puede presentarse prematuramente como consecuencia del desgaste que producen determinadas situaciones mantenidas en el tiempo como déficits nutricionales, sedentarismo etc.

Las mujeres son más propensas a padecer osteoporosis prematura que los hombres y empieza a manifestarse tras la menopausia como consecuencia de la falta de hormonas. La terapia hormonal sustitutiva puede ayudar en algunos casos ralentizando el proceso, pero no todas las mujeres son candidatas al tratamiento por lo que deberá ser el especialista quien determine su aplicación.

Espondilolistesis es otra malformación de la columna que afecta generalmente a una sola vértebra que puede estar desplazada hacia adelante (anterolistesis) o hacia atrás (retrolistesis).

Al igual que la escoliosis, la espondilolistesis puede ser congénita o como consecuencia de un traumatismo y su gravedad depende del grado de desplazamiento que presente la lesión y se requiere una radiografía para evaluarlo correctamente.

Existen cuatro grados distintivos de espondilolistesis en función de su gravedad, los dos primeros no suelen presentar sintomatología en la mayoría de las personas y no requieren tratamiento.

El tercer y cuarto grado presentan complicaciones adversas que pueden acentuarse si la compresión de la vértebra presiona los nervios produciendo un dolor agudo y persistente que puede irradiarse a las extremidades, además de la pérdida de fuerza que se acentúa especialmente en la parte inferior del cuerpo.

Los tratamientos para esta patologías incluyen medicamentos antiinflamatorio, analgésicos, masajes, fisioterapia, pulsaciones ultravioletas, acupuntura, acupresión etc

La cirugía sólo abarca un reducido porcentaje de casos que no responden a los tratamientos de mantenimiento y que presentan un acusado daño nervioso, pues las posibles complicaciones derivadas de la corrección quirúrgica sólo la postulan como tratamiento de último recurso.

La Hernia discal es otra patología frecuente que causa malformaciones en la columna cuando uno de los discos vertebrales se desplaza oprimiendo el nervio y también puede producir complicaciones neurológicas que determinan su gravedad. Su manifestación clínica más frecuente es la lumbalgia.

La lumbalgia es el principal motivo de consulta para esta patología y se presenta tras realizar un esfuerzo físico concentrado o un movimiento brusco y a medida que se agrava, la sintomatología aparece al menor impacto requiriendo de más tiempo para su desaparición.

La fisioterapia es el tratamiento habitual de la hernia discal y responde muy bien en casi todos los pacientes, aunque existe un tratamiento relativamente nuevo que consiste en favorecer la irrigación sanguínea entre los espacios discales mediante un proceso de tracción.

Este proceso se lleva a cabo mediante una maquinaria especializada que descomprime las vértebras separándolas lo suficiente para incrementar el flujo sanguíneo.

La cirugía suele estar reservada para un reducido número de casos que no responden a los tratamientos anteriores previa evaluación del riesgo y posibles complicaciones.

REMEDIOS CASEROS PARA EL DOLOR DE ESPALDA

Entre los remedios caseros para el dolor de espalda, que más se utilizan, podemos encontrar los siguientes:

1. Frío y calor

remedio cubitos de hieloPon unos cubitos de hielo envueltos en una tolla y aplica en la zona afectada durante unos 20 minutos, después en una toalla mojada con agua caliente, aplícala sobre la misma zona de la espalda durante 20 minutos también. Si en estos 20 minutos se va el calor de la toalla, vuélvela a mojar con agua caliente.

Estos procesos se debe realizar varias veces al día y durante 2 días. El calor sólo se debe aplicar cuando el dolor de espalda es crónico, no producido por una lesión dado que puede aumentar su inflamación.

2. Masajes con alcohol

remedio masaje en espaldaCuantas veces al sufrir un dolor de espalda, no nos han dado una serie de masajes para calmar el dolor. Este es uno de los remedios más viejos pero para que este pueda funcionar de manera rápida, se necesita primero limpiar nuestra espalda para que pueda absorber más el alcohol.

Después de esto, se recomienda agregar un poco de alcohol por toda la espalda para empezar a dar masajes de manera circular.

3. El aceite de sándalo

remedio aceite de sándaloEl aceite de sándalo es un relajante por naturaleza y si combinamos una serie de masajes con este aceite, podremos obtener una mejoría inmediata. Este tipo de aceites lo utilizan mucho en los SPA, debido a que también pueden provocar una relajación mental y esto hacer que se destensen todos los nervios de la espalda afectados.

4. Infusión de castaña de indias

remedio castañas de indiasEste tipo de infusión puede llegar a ayudar a fortalecer la espalda, debemos decir que se debe de tomar de manera diaria. Hay que agregar 3 gotas de castaña de indias en un vaso de agua caliente (preferentemente), esta debe ser antes de irse a dormir.

5. Romero y vinagre

remedio de romeroHierve 1 litro de agua con 1/4 de litro de vinagre y añade 2 cucharas de romero. Deje que repose durante 5 minutos, moja un trapo o toallita y aplica en la zona de la espalda que te duele.
 

RECOMENDACIONES EN EL TRATAMIENTO DEL DOLOR DE ESPALDA

1. Mantener el peso saludable evitará sobrecargas musculares que puedan ocasionar lesiones y molestias asociadas.

2. El ejercicio físico incrementa la masa muscular fortaleciendo los músculos que soportan la columna y aumentando su resistencia a las lesiones. La actividad física también se recomienda para evitar la osteoporosis porque se ha demostrado que quienes practican ejercicio regular presentan mejores niveles de densidad ósea y son menos proclives a su desgaste.

3. Aportar suficiente Calcio,Vitamina D y Magnesio en la dieta contribuye a evitar la osteoporosis y retrasar su aparición. A partir de cierta edad una suplementación puede resultar aconsejable en función de los valores presentados por la densitometría, un exámen clínico que se recomienda en edades comprendidas entre los 50 y 70 años en función del sexo y factores de riesgo asociados.

4. Mantener una postura correcta en la medida que resulte posible contribuye a disminuir tensiones y prevenir el debilitamiento muscular.

5. Alternar el tiempo de permanencia en una posición es otra pauta de comportamiento que junto con la postura puede prevenir el desgaste y la fatiga a lo largo del día. Para ponerla en práctica hay que procurar sentarse al menos cinco o diez minutos cada hora si se debe permanecer mucho tiempo de pie o levantarse y caminar el mismo tiempo cuando se requiera permanecer la jornada sentado.

Comparte el conocimientoShare on Facebook27Tweet about this on Twitter4Share on Google+0

Etiquetas:


Escribe una respuesta


MundoAsistencial se reserva el derecho de moderar los comentarios. Los comentarios que utilizen palabras soeces, insultos, ataques directos, descalificativos y spam serán eliminados.