Remedios caseros para controlar el sudor 4


Compártelo

el sudor

Sudor

El sudor es un fluido ácido transparente incoloro con un olor característico secretado las glándulas sudoríparas situadas dentro de la piel y debajo de ella en el tejido subcutáneo. Las glándulas sudoríparas descargan su fluido a través de aperturas diminutas en la superficie de la piel.

El sudor contiene ácidos grasos y materia mineral y actúa como un agente anti-infeccioso potente denominado dermicidin y es activo contra muchos tipos diferentes de bacterias, incluyendo Escherichia coli (E. coli), Enterococcus faecalis, Staphylococcus aureus y el hongo común Candida albicans.

El sudor es un líquido claro y salado producido por las glándulas en la piel. La sudoración es la forma en que la que el cuerpo se enfría. Se suda principalmente debajo de los brazos y en los pies y las palmas. Cuando el sudor se mezcla con las bacterias en la piel, puede causar olor. Bañarse con regularidad y el uso de antitranspirantes o desodorantes pueden ayudar a controlar el olor.

La sudoración excesiva es normal cuando se está caliente o cuando se hace ejercicio, se padece ansiedad o se tiene fiebre. También sucede durante la menopausia.

El exceso de sudoración sin motivo aparente se llama hiperhidrosis. Las causas incluyen trastornos de la tiroides o del sistema nervioso, bajo nivel de azúcar en la sangre u otro problema de salud.

Sudar demasiado poco, se denomina anhidrosis y puede ser mortal debido a que el cuerpo puede sobrecalentarse. Las consecuencias de la anhidrosis incluyen deshidratación, quemaduras y algunos trastornos de la piel y de los nervios.

Muchas mujeres reportan que experimentan “sofocos” o sensación de calor extrema que se concentran en la cabeza y el pecho, cuando se acercan a la menopausia. Los sofocos pueden ir acompañados de rubor y sudoración. Los Sudores nocturnos, pueden penetrar sábanas, ropa de cama y se pueden relacionar con los sofocos que también ocurren comúnmente durante la perimenopausia.

 

Causas normales que producen sudoración

  • Cuando la temperatura aumenta, las glándulas sudoríparas entran en acción produciendo sudor. La sudoración es la forma natural del cuerpo de mantener la cabeza fría. Parte del sudor se evapora de la piel llevándose el calor con él. El resto permanece en la cara y cuerpo.
  • Durante un enfado el cuerpo alcanza su punto de ebullición, la liberación de las hormonas del estrés  aumentan el ritmo cardíaco y la presión arterial y elevan la temperatura que puede conducir a la sudoración. La ira es una emoción saludable de vez en cuando, pero cuando se pierde regularmente el temperamento puede ser señal de un problema.
  • El ejercicio, ponerse a sudar es un indicativo de que estamos entrenando correctamente, aunque se puede perder mucho líquido cuando se suda, sobre todo cuando hace calor y hay que mantenerse hidratado. Es recomendable hidratarse antes de hacer ejercicio, además de mientras se hace y después de que haya terminado. Esto ayudará con la temperatura corporal y el rendimiento.
  • Estar bajo presión, el estrés, la ansiedad y la vergüenza pueden hacer sudar. El estrés emocional específicamente activa las glándulas sudoríparas en las palmas de las manos y plantas de los pies, por lo que puede ser embarazoso darle la mano alguien cuando se está nervioso.
  • Fiebres, cuando se está enfermo el cerebro sube el termostato del cuerpo unos pocos grados produciendo frío y escalofríos como por el aumento de la temperatura para que sea un lugar menos acogedor para los gérmenes. Cuando termina la fiebre y los termostatos se restauran de nuevo se empieza a sudar. El sudor ayuda a refrescarse de nuevo y a normalizar la temperatura.
  • Estar enfermo puede hacer sudar, y no sólo por la fiebre. La sudoración puede ser un síntoma de angina,dolor en el pecho relacionado con el corazón  y un ataque al corazón. Las infecciones, la diabetes y la tiroides hiperactiva  también pueden hacer sudar. Algunas enfermedades, como el cáncer y el VIH, pueden causar sudores nocturnos.
  • El café aumenta la transpiración de dos maneras. En primer lugar, la cafeína estimula el sistema nervioso central y activa las glándulas sudoríparas. En segundo lugar, el calor de la bebida en sí puede hacer que el cuerpo se sienta lo suficientemente caliente como para sudar.
  • Los alimentos picantes engañan al cuerpo haciéndole creer que está caliente estimulando los mismos receptores nerviosos que responden al calor.
  • El exceso de alcohol, la sudoración es debida a un efecto llamado vasodilatación que produce el alcohol y consiste en el ensanchamiento de los vasos sanguíneos en la piel.
  • Fumar, he aquí otra razón para acabar con el cigarrillo, pues fumar puede hacer sudar. La nicotina hace que el cuerpo libere el químico acetilcolina, que estimula las glándulas sudoríparas. También aumenta la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal. La abstinencia de la nicotina también causa un exceso de transpiración.
  • Efecto secundarios de los medicamentos a pesar de que están destinados a hacer que nos sintamos mejor, algunos medicamentos pueden causar sus propios síntomas. La sudoración puede ser un efecto secundario de varios medicamentos, incluyendo antidepresivos, fármacos anti-inflamatorios no esteroideos, medicamentos para la presión arterial, tratamientos contra el cáncer, y algunos medicamentos para la diabetes (conocer remedios naturales para la diabetes).
  • Embarazo, las hormonas que se producen durante el embarazo y una mayor tasa metabólica pueden calentar el cuerpo más de lo normal y hacer que las glándulas sudoríparas se vuelvan más activas.

 

Causas anormales que provocan exceso de sudor

La hiperhidrosis o sudoración excesiva, es un trastorno común que produce mucha incomodidad.

La hiperhidrosis excesiva de las axilas se denomina hiperhidrosis axilar, la de las palmas de las manos y plantas de los pies hiperhidrosis palmo-plantar.

La hiperhidrosis de las axilas tiende a comenzar alrededor de la pubertad, mientras que la de la palma  puede comenzar más temprano, a menudo durante la infancia. Sin tratamiento, estos problemas pueden continuar durante toda la vida.

Los tratamientos para la hiperhidrosis incluyen más antitranspirantes recetados como Drysol (20% de cloruro de aluminio), iontoforesis, pastillas y la cirugía que se reserva  para ocasiones especiales.

 

Remedios caseros para la sudoración

Te citamos algunos remedios caseros donde algunos pueden ayudar a reducir el sudor por sus propiedades anti-transpirantes, otro a reducir la sudoración en los casos que sea debido a los nervios o estrés y en otro caso a elaborar un desodorante natural que ayudará mitigar y controlar su olor.

1. Salvia

remedio casero con salviaLa salvia puede ser un buen remedio contra la sudor. Esta hierba tiene propiedades antitranspirantes, al ser rica en magnesio y vitamina B, ayuda a que las glándulas sudoríparas se calmen.
Puedes tomarla como infusión, una o dos tazas al día en ayunas. Hay que hervir durante 15 minutos cinco cucharadas de salvia seca por litro de agua.

2. Vinagre de manzana, tomillo y romero

remedio vinagre sidra de manzanaOtra manera para controlar el sudor, es realizar un desodorante natural. Una buena combinación es realizarlo con vinagre de manzana, romero y tomillo.
En una taza de agua, añade una cucharada de tomillo y otra de romero, ponla a hervir durante 15 minutos y luego déjala enfriar. Cuélala y añádele media taza de vinagre. Y listo, humedece esta mezcla con una gasa limpia o algodón y aplica en las zonas que más sudoración te producen (axilas, pies, … ).

3. Pasiflora

remedio con planta pasifloraSi notas que tu sudoración aumenta debido a la tensión o estrés, este es un remedio que puede ayudar dado que una infusión de esta planta ayuda a calmar los nervios, ansiedad y estrés.
En una taza de agua hirviendo añade una cucharada de pasiflora, deja enfriar y tómala dos veces al día.

4. Suero de leche

remedio casero con lecheEste remedio es para cuando se padece un episodio de sudoración y queremos algo rápido que pueda ayudar a detenerla, para ello toma un vaso de suero de leche fría, esto ayudará a enfriar el cuerpo y reducir su sudoración.

5. Esencia de ciprés

remedio casero con cipresSi la sudoración está concentrada en los pies o axilas, este es un buen remedio.
En un litro de agua hirviendo, añade 3 cucharadas de ciprés seco. Esta mezcla úsala para lavar la zona corporal (axilas y pies), aportará una sensación de frescor a la vez que un efecto anti-traspirante.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 voto, media: 4,19 de 5)
Cargando…
 
 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “Remedios caseros para controlar el sudor

  • martha isabel osorio acosta

    a veces todos estos remedios caseros nos ayudan en nuestros problemas de salud y sirven mas que una cantidad de pastillas que lo unico que hacen es intoxicar nuestro organismo y son remedios de plantas medicinales algo que conseguimos en nuestro alrededor

    • Mundo Autor

      Hay muchas personas que padecen de sudoración nocturna. Es importante estar cómodo, en una temperatura adecuada, usar pijama (no sea sintético y si transpirable), colchón (que no sea viejo) y sábanas adecuadas, de secado rápido.

      También la toma de cierto medicamento (si fuera el caso) puede producir. La toma de alcohol por la noche, comida picante puede favorecerla también.

      Algunos estudios indican que el té cohosh negro o sus suplementos puede ayudar a combatir las sudoraciones en ciertos casos.

      I para finalizar si no se pasan estos síntomas de sudoración nocturna es importante consultar con el doctor para que pueda identificar su raíz y así poder combatir este problema, hay algunas enfermedades o trastornos como la hiperhidrosis que los pueden provocar, por ello es muy importante acudir al profesional médico.