MundoAsistencial RSS twitter Google Plus facebook Youtube subscripción por email

Remedios caseros para las torceduras

torcedura de tobillo

TORCEDURAS

Las torceduras también llamadas esguinces son traumatismos que afectan a los ligamentos y articulaciones que se caracterizan por presentar una inflamación en la zona afectada generalmente acompañada de dolor y en algunos casos hematomas.

Las torceduras suelen ser consecuencia de los golpes y caídas, siendo las zonas de las muñecas y los tobillos los puntos más propensos a padecer estas lesiones, pues son los que están más expuestos durante las actividades cotidianas.

Cuando la torcedura afecta a un ligamento quebrándolo o rompiéndolo se le llama distensión e incurre en una mayor gravedad del traumatismo, siendo necesaria la rehabilitación mediante ejercicios para recobrar la movilidad.

El diagnóstico de las torceduras suele basarse en la sintomatología relacionada y en los casos que se sospeche de una posible fractura de huesos o ligamentos se prescribirá también una resonancia magnética para su descarte.

Un esguince simple puede recuperarse en unas dos semanas tras el correspondiente reposo, pero si la torcedura es de carácter grave puede requerir hasta tres meses para conseguir el total restablecimiento de la lesión, dependiendo también de la importancia del miembro afectado.

CAUSAS DE LAS TORCEDURAS

Las caídas y traumatismos como comentábamos anteriormente son la principal causa de las torceduras y la gravedad de éstas dependerá en gran medida de la intensidad del impacto.

El sobreesfuerzo también se postula como otra causa recurrente en el desarrollo de las torceduras y este puede llevarse a cabo por realizar una actividad que supera las facultades físicas de la persona, o por mantener dicha actividad durante demasiado tiempo.

El deporte también puede producir torceduras derivadas del esfuerzo o por no realizar el correspondiente calentamiento antes de empezar, haciendo más susceptible de lesión a las articulaciones.

REMEDIOS CASEROS PARA LAS TORCEDURAS

Entre los remedios caseros para las torceduras, debemos resaltar que este tipo de remedios no son ingeridos, al contrario, deben colocarse en la zona donde tuvimos la torcedura y con esto, se intentará reducir el malestar y ayudar en su recuperación.

1. Hielo, elevación, compresión y reposo

remedio cubitos de hieloPosiblemente el mejor remedio casero para las torceduras. Aplicando hielo en la zona de la torcedura ayudará a reducir esta inflamación. Aplica hielo durante 15 minutos, luego eleva el pie, preferiblemente por encima de tu corazón, esto ayudará a reducir la inflamación dado que si tenemos el pie en el suelo la sangre se acumula en esa zona. Aplica una compresión con una venda elástica (nunca tiene que quedar apretada que corte la circulación) y reposar. Este remedio hay que aplicarlo dentro de las 24 primeras horas donde se ha producido la lesión.

2. Venda elástica

remedio casero con venda elásticaEnvolver con una venda elástica la zona de la articulación que tenemos lesionada. Esto hará que se acumulen menos fluidos en esos tejido. Resaltar que la venda no debe quedar apretada que haga que se pueda cortar la circulación. Firme pero no apretada. Realizar este remedio en las primeras 24 horas en las cuales se ha producido la lesión.

3. Agua con sal y hierbas

remedio de agua y salAplicar cuando descienda la inflamación, agua caliente, agregándole sal, menta y hierba buena. Ayudará a nuestra torcedura a sanar. Esto se debe a que al combinar la sal con las hierbas, hará que se disminuya la hinchazón que se tenga en la región de la torcedura. Este remedio es para esguinces o torceduras leves y hay que aplicarlo a partir de las 24 horas después que se haya producido la lesión.

4. Compresas calientes

remedio con compresas y aguaCuando empiece a descender la inflamación, aplicar compresas calientes en la zona de la articulación donde tenemos la lesión. Esto hará aumentar el flujo de sangre en esa zona, lo cual estimula su curación. No aplicar este remedio en las primeras 24 horas en las cuales se haya producido la lesión.

5. Arcilla verde

remedio casero con arcilla verdeLa arcilla verde tiene propiedades curativas para las torceduras y esguinces. Cada día al irse a dormir aplicar una mezcla de arcilla verde con agua (que quede una pasta) en la zona y poner una venda o media para que aguante. Al día siguiente al levantarse quítate esta pasta de arcilla verde, lavándote con agua (a ratos agua fría, y a ratos agua caliente).
 

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES PARA LAS TORCEDURAS

1. El reposo es la principal recomendación para las torceduras, debiendo mantener inmóvil el área afectada el máximo de tiempo posible para facilitar el proceso de recuperación.

2. Aplicar compresas frías en la zona afectada y hielo puede ayudar a mitigar el dolor y rebajar la inflamación.

3. Los antiinflamatorios como el ibuprofeno son los fármacos habituales que contribuyen a mejorar los síntomas y pueden adquirirse sin receta médica.

4. Los vendajes para inmovilizar la zona son parte habitual para el tratamiento de las torceduras, pues evitan el desplazamiento de la zona afectada y la preserva de nuevas lesiones, roces o rasguños. En los casos de rotura es necesario escayolar el miembro afectado por un tiempo superior al vendaje que se emplea para las torceduras simples.

5. La rehabilitación puede ser necesaria en los casos en que el traumatismo haya sido severo y suele realizarse en centros especializados por fisioterapeutas y personal cualificado. En los casos menos graves se pueden prescribir tablas de ejercicio que el propio paciente realizará en su casa por sus propios medios.

6. Colocar el miembro afectado lo más alto posible o la altura del corazón ayuda a detener el traumatismo en el momento del impacto hasta que sea inmovilizado con las herramientas adecuadas procurando moverlo lo menos posible.

7. Las intervenciones quirúrgicas están reservadas para los casos más graves cuando el traumatismo ha sido de carácter tan severo que producirá secuelas permanentes afectando a la movilidad.

8. Realizar ejercicios de calentamiento antes de una sesión deportiva reducirá significativamente el riesgo de lesiones y torceduras durante su práctica.

9. Los estiramientos al concluir el entrenamiento deportivo contribuirá en la misma medida que el punto anterior evitando la congestión de las articulaciones tras el esfuerzo.

10. Utilizar la indumentaria deportiva adecuada salvaguardará las zonas susceptibles de lesiones protegiéndola de los impactos.

Comparte el conocimientoShare on Facebook0Tweet about this on Twitter1Share on Google+0

Etiquetas: ,


Escribe una respuesta


MundoAsistencial se reserva el derecho de moderar los comentarios. Los comentarios que utilizen palabras soeces, insultos, ataques directos, descalificativos y spam serán eliminados.