MundoAsistencial RSS twitter Google Plus facebook Youtube subscripción por email

Remedios caseros para las torceduras

torcedura de tobillo
TORCEDURAS

Las lesiones o torceduras pueden ser algo que si no se cuidan de la manera correcta, pueden derivar a una serie de problemas que llevarán a lesiones duraderas. Una torcedura, suele aparecer cuando se tiene una actividad física en exceso o también por una caída. Se debe decir que existen diferentes tipos de torceduras y es que si esta es leve en tan sólo segundos puedes seguir con tus labores, pero si está es más seria puede llegar a dejar sin mover la zona que te torciste.

Las torceduras generalmente aparecen en los tobillos y es que conforme cualquier movimiento de nuestro pie, puede causar un mayor malestar. Existen una serie de pomadas que pueden dar un alivio a las torceduras, pero no terminan de curarnos del todo; esto se debe que las propiedades que contienen estás pomadas, no tienen todos los componentes necesarios para tener una mayor mejoría.

Las torceduras siempre han sido parte de los remedios caseros, debido a que desde hace mucho tiempo la herbolaria, ayuda a las personas que sufren torceduras. De igual forma, hay personas que se dedican a curar los huesos, pero estos pueden ser riesgoso si la persona no tiene los conocimientos adecuados y es qué no cualquiera puede llegar a curar o acomodar los huesos.

CAUSAS DE LAS TORCEDURAS

Entre las principales causas de las torceduras, podemos encontrar algunas que te sorprenderán y es que si no tenemos una serie de cuidados para las partes de nuestro cuerpo, esto puede detonar una sensibilidad a nuestros huesos y por lo mismo, el cuidado tendrá que ser mayor del esperado para estas partes dañadas.

Mal calentamiento: Para todos aquellos que están acostumbrados a hacer ejercicio sin tener un calentamiento previo, se encuentran expuestos a padecer una serie de torceduras y por eso mismo, necesitamos realizar un calentamiento de mínimo 5 minutos. Esto también ayudara a que si padecemos torceduras, no sea tan fuerte de cómo se esperaba.

Caídas: Las caídas también nos dejan expuestos a padecer una serie de torceduras, principalmente cuando esta provoca que tengamos que sostener nuestros brazos y piernas. No obstante, debemos decir que al caer, puede existir la posibilidad de padecer un esguince de primer grado y si este se cuida mal, causar una serie de problemas.

Movimientos bruscos: Al tener un movimiento inesperado, esto puede causar una torcedura de forma inmediata. En estos casos puede aparecer en las piernas y también en los brazos. Todo dependerá de cuidar el movimiento de nuestro cuerpo, sin embargo, muchas personas descuidan este tipo de torceduras.

REMEDIOS CASEROS PARA LAS TORCEDURAS

Entre los remedios caseros para las torceduras, podemos encontrar una serie de remedios antiguos que ayudarán para dar una mejora a nuestro cuerpo. Debemos resaltar que este tipo de remedios no son ingeridos, al contrario, deben colocarse en la zona donde tuvimos la torcedura y con esto, se intentara reducir el malestar.

Hielo, elevación, compresión y reposo: Posiblemente el mejor remedio casero para las torceduras. Aplicando hielo en la zona de la torcedura ayudará a reducir esta inflamación. Aplica hielo durante 15 minutos, luego eleva el pie, preferiblemente por encima de tu corazón, esto ayudará a reducir la inflamación dado que si tenemos el pie en el suelo la sangre se acumula en esa zona. Aplica una compresión con una venda elástica (nunca tiene que quedar apretada que corte la circulación) y reposar.

Bolsa de hielo con algodón: para bajar la hinchazón que se tenga en la zona afectada, debemos resaltar que el hielo ayuda para evitar que al querer caminar o mover la parte afectada, no sea tan dolorosa. Por eso mismo, es recomendable poner una serie de algodones a nuestro alrededor y debemos dejar el hielo por un lapso máximo de 15 minutos. Una vez esto, podremos poner un trapo para volver a calentar la zona afectada.

Agua con sal y hierbas: El agua caliente, siempre ha resultado una gran opción para las torceduras y agregándole sal, menta y hierba buena, ayudara a nuestra torcedura a sanar. Esto se debe a que al combinar la sal con las hierbas, hará que se disminuya la hinchazón que se tenga en la región de la torcedura.

Cebolla hervida: Es necesario hervir varias rodajas de cebolla para luego que se encuentren calientes (no ardiendo), se coloquen en nuestra zona afectada y envolverlas con una venda. Después de esto se dejara por 6 horas, para después lavar con agua caliente la región afectada.

Arcilla verde: La arcilla verde tiene propiedades curativas para las torceduras y esguinces. Cada día al irse a dormir aplicar una mezcla de arcilla verde con agua (que quede una pasta) en la zona y poner una venda o media para que aguante. Al día siguiente al levantarse quítate esta pasta de arcilla verde, lavándote con agua (a ratos agua fría, y a ratos agua caliente).

Comparte el conocimientoShare on Facebook0Tweet about this on Twitter1Share on Google+0

Etiquetas: ,


Escribe una respuesta


MundoAsistencial se reserva el derecho de moderar los comentarios. Los comentarios que utilizen palabras soeces, insultos, ataques directos, descalificativos y spam serán eliminados.