La importancia del ejercicio en las personas diabéticas


hombre en bicicleta
El ejercicio es una parte fundamental de la gestión de la diabetes y el mejor tratamiento. El ejercicio ayuda a controlar el azúcar en la sangre, cuando los músculos utilizan más glucosa y el cuerpo se vuelve más sensible a la insulina.

El ejercicio también ayuda a prevenir y minimizar las complicaciones comunes en la diabetes, como problemas cardíacos, presión arterial alta y trastornos circulatorios. Todos los diabéticos deben incluir un programa de ejercicio regular como parte de su plan de gestión en general.

El ejercicio para los diabéticos

Las dos formas más comunes de la diabetes se conocen como tipo 1 y tipo 2. La diabetes tipo 1, también conocida como diabetes del adolescente, difiere de la de tipo 2 en la que el cuerpo deja de producir insulina por completo. La diabetes tipo 2 generalmente se diagnostica en adultos mayores y se produce cuando el cuerpo deja de producir suficiente insulina o el individuo se vuelve resistente a su propia insulina.

Con cualquiera de las formas de la diabetes, perdemos nuestra capacidad de utilizar adecuada-mente el azúcar. Los niveles de azúcar en la sangre aumenta debido a la dificultad del cuerpo en el transporte de azúcar a las células y fuera de la corriente sanguínea. Hay varias maneras para reducir los niveles de azúcar en sangre, incluyendo el ejercicio, dieta y medicamentos.

El ejercicio es una parte muy importante de la gestión de la diabetes de tipo 1 y diabéticos tipo 2. Para el diabético tipo 1, el ejercicio regular ayuda a mantener la sensibilidad a la insulina, ayuda a prevenir la acumulación de exceso de peso, y aumenta la utilización de la glucosa por los músculos, con lo que los niveles de azúcar en la sangre bajan. Aunque actualmente no hay manera de prevenir la diabetes tipo 1, puede ser posible prevenir la diabetes Tipo 2.

El ejercicio no sólo ayuda en el manejo de la diabetes, cuando hay reducción de los niveles de azúcar en la sangre, ayuda a mantener la sensibilidad a la insulina y también ayuda a minimizar muchas de las complicaciones que pueden surgir en una persona diabética. Los estudios han demostrado que caminar durante 30 minutos por día puede disminuir sustancialmente la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2.

Es importante llevar un control sobre nuestras rutinas de ejercicios. Si quieres tomártelo más en serio y llevar un control que te haga avanzar más seguro y mejor, te recomiendo que le eches un vistazo a estos relojes Garmin donde te comentamos algunas de sus bondades..

Los diabéticos tienden a desarrollar problemas de circulación y el ejercicio sin duda puede ayudar a disminuir la presión arterial y mejorar la circulación en todo el cuerpo. Dado que los individuos con diabetes tienden a tener un flujo sanguíneo deficiente a sus extremidades inferiores y los pies, y tener una mejor circulación es de gran beneficio.

Hay algunos riesgos asociados con el ejercicio, pero los beneficios potenciales superan con creces los riesgos. Dado que el ejercicio hace más bajos los niveles de azúcar en la sangre, las personas con diabetes deben medir su azúcar en la sangre antes y después del ejercicio. Debido a que su cuerpo utiliza más azúcar durante el ejercicio y te hace más sensible a la insulina, hay un riesgo de que la azúcar en la sangre baje demasiado, causando hipoglucemia.

En el ejercicio es importante que los demás sepan que usted es diabético. Se les debe informar que hacer en caso de hipoglucemia. Siempre debe llevar caramelos o jugo de fruta para tratar los niveles bajos de azúcar en la sangre en caso de producirse.

Durante y después de las sesiones de ejercicio, debe prestar mucha atención a cómo se siente desde el latido rápido del corazón, aumento de la sudoración, sensación de debilidad, o el hambre puede ser señal de que sus niveles de azúcar en la sangre, se están convirtiendo demasiado bajos

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 voto, media: 3,00 de 5)
Cargando...
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *