Hipotensión


Compártelo

hipotensión arterial

¿Qué es la Hipotensión?

Se conoce como hipotensión arterial a la caída de la presión arterial debajo de los niveles normales. En casos extremos, puede poner en riesgo la vida del paciente por lo que es necesario mantenerla bajo control.

Hipotensión es un nombre técnico para hablar de la baja presión arterial, la cual sucede cuando los latidos del corazón van a un ritmo más lento de los indicios saludables y habituales.

Esto puede suponer un peligro ya que el cerebro, corazón y demás órganos no están recibiendo el oxígeno que necesitan para su correcto funcionamiento.

Las causas de la presión arterial baja son muy variables, pues van desde una simple deshidratación a trastornos quirúrgicos o médicos delicados.

Se puede tratar pero es meramente un síntoma de otro padecimiento, por lo que conviene hacer un análisis para conocer sus causas y combatir el problema correctamente, de raíz.

Vídeo donde el doctor Enrique de la Morena en esRadio te cuenta sobre la hipotensión y problemas de salud que puede conllevar (empieza a partir del minuto y treinta y cinco segundos 1:35)
 

¿Cuáles son las causas de la hipotensión arterial?

Existen dos fases de la hipotensión, la primera fase es la primaria y en este caso el padecimiento puede ser hereditario y el paciente puede presentar una presión arterial permanentemente baja.

Es la forma más normal y frecuente que suele afectar a mujeres en edad joven y de complexión física delgada. En algunas ocasiones la hipotensión en fase primaria no produce síntomas por lo que resulta inocuo.

Incluso en los casos de hipotensión primaria inocua, funciona como protección contra enfermedades causadas por la presión alta tales como el riesgo de arterioesclerosis, enfermedades cardíacas coronarias, infarto de miocardio, enfermedades periféricas, etc.

La otra fase es la hipotensión secundaria, la cual consiste en padecer una presión arterial baja en consecuencia de otra enfermedad o reacción química.

Enfermedades que podrían causar hipotensión:

  • Hipotiroidismo.
  • Enfermedad de Addison.
  • Enfermedades cardíacas (como trastornos del ritmo, insuficiencia cardíaca, pericarditis, por ejemplo).
  • Hiponatremia (falta de sal).
  • Insuficiencia del lóbulo anterior de la hipófisis.
  • Guardar cama por un periodo largo de tiempo.
  • Hipovolemia.

Fármacos que podrían causar hipotensión:

  • Fármacos coronarios (en el caso de angina de pecho, como espráis de nitritos).
  • Diuréticos.
  • Antiarrítmicos.
  • Psicótropos.
  • Vasodilatadores.
  • Antihipertensores.

 

Síntomas de la hipotensión

algunos síntomas de la hipotensiónEn algunos casos, puede ser sólo un síntoma de una enfermedad más grave, especialmente cuando se manifiesta repentinamente o con los siguientes síntomas:

 

¿Cuándo es necesario consultar a un médico?

Cuando ésta no manifiesta problemas graves no es necesaria la atención médica exhaustiva.

Si el paciente se siente bien probablemente deberá tener únicamente las revisiones médicas rutinarias porque los síntomas tales como mareos pueden considerarse un problema menor que pudo ser causado por pasar prolongado tiempo al sol, pararse rápidamente, deshidratarse o haber tomado un baño caliente.

En estos casos el problema se enfatiza en la velocidad en que la presión baja y no a cuanto haya bajado.

Aun en las situaciones mencionadas, es necesario consultar a un profesional para descartar cualquier otra problemática. Si los síntomas son frecuentes es una buena opción llevar un registro de cuando y como suceden.

 

Tipos de hipotensión

Como en párrafos anteriores comentamos a grandes rasgos, existen varios tipos de hipotensión arterial, específicamente son tres:

Hipotensión mediada neuralmente (NMH)

Este tipo es la que se presenta cuando la sangre se acumula en la parte inferior del cuerpo y suele afectar a personas que pasan mucho tiempo de pie. Esto afecta a adultos jóvenes y a niños en su mayoría.

Hipotensión por pérdida sanguínea

Este tipo es causado debido a una pérdida de grandes cantidades de sangre de forma repentina, puede ser tras sufrir algún accidente en que el paciente tuvo una herida de gravedad, por una infección o por una reacción alérgica muy fuerte.

Hipotensión ortostática

La ortostática es la que se produce cuando se da un cambio inesperado en la postura del cuerpo, tal y como nos incorporamos rápidamente de estar descansando.

Se considera cuando la sangre se acumula en la parte inferior del cuerpo al pararse o sentarse rápidamente.

Durante un breve periodo el cerebro recibirá menos aporte de sangre lo que puede detonar mareos o lipotimia en casos más delicados.

Usualmente ocurre cuando después de comer se realizan movimientos bruscos, y suele afectar más a los adultos mayores o a los que sufren de la enfermedad de Parkinson.

Meramente se enfoca en la postura del cuerpo y al cambiarla repentinamente cuando la sangre estaba acumulada en un área del cuerpo.

Este tipo de presión arterial baja usualmente se produce en conjunto con la hipotensión secundaria, no obstante en algunos casos el origen del malestar es un problema circulatorio.

Posibles detonantes de la hipotensión ortostática:

  • Venas con varices (varicosis).
  • Daños de las neuronas cerebrales.
  • Trastornos del sistema nervioso autónomo, ocasionado por diabetes (saber sobre la diabetes mellitus).
  • Hipotensión secundaria.
  • Síndrome postrombótico después de una trombosis venosa profunda.

 

¿Cómo se diagnóstica la hipotensión arterial?

diagnóstico de la hipotensión arterialSu diagnóstico es sencillo, pues basta con que el paciente acuda al médico y responda algunas preguntas básicas en las que detalle los síntomas que ha manifestado y con qué frecuencia.

El médico va a realizar una entrevista con preguntas generales y particulares para determinar si existe la hipotensión y cuál es la causa que lo detona para proceder a aplicar el tratamiento que sea pertinente.

La entrevista tiene como objetivo confirmar el diagnóstico de hipotensión arterial, encontrar la causa que la origina y descartar otros padecimientos.

  • ¿Cuánto tiempo duran? Si ha perdido el conocimiento, ¿cuánto tiempo tardó en recuperarse?
  • ¿Cómo son de intensos los malestares? ¿Dificultan su vida cotidiana, llega a desmayarse?
  • ¿Padece enfermedades del corazón, diabetes, epilepsia?
  • ¿Toma medicamentos? ¿Consume alcohol, tabaco u otras drogas?
  • ¿Cuándo suceden los síntomas y en qué momento, por la mañana, por la noche, al incorporarse?
  • ¿Con qué frecuencia aparecen? ¿Los relaciona usted con alguna actividad?

Después de realizada la entrevista, el médico determinará que se hagan algunas pruebas para hacer un diagnóstico más preciso.

Las pruebas que se realizan para el diagnóstico son las siguientes:

Electrocardiograma

Este estudio es básico para mantener un monitoreo del ritmo cardíaco y así anticiparse a la presencia de alteraciones en el ritmo cardíaco para prevenir infartos al miocardio. El electrocardiograma puede mostrar también si hay niveles de toxicidad o alguna alteración metabólica.

Test de la mesa basculante

Esta prueba es esencial para la valoración y diagnóstico de una hipotensión arterial, consiste en cambiar de postura a un paciente midiendo el nivel de respuesta cardiovascular ante el cambio de tensión. Se mide recostando al paciente en una mesa por un determinado tiempo y posteriormente inclinarlo en diversas posturas.

Hemocultivos y niveles reactivos de proteína

Estas pruebas son esencialmente para revelar la presencia de un agente infeccioso. Solo se indican en caso de que se sospeche que hay una infección por algún síntoma tal como la fiebre.

Electroencefalograma

Este estudio es para determinar si hay una enfermedad epiléptica. Se sospecha de un cuadro epiléptico cuando la persona, después del desmayo dura unos minutos en recobrar el conocimiento y volver en sí. La pérdida de control de las habilidades motrices o la presencia de convulsiones son también indicios muy claros para identificarla.

Análisis de sangre y orina

Estos estudios son muy básicos pero también indispensables pues se debe partir de lo general a lo particular y el primer paso es comprobar que el cuerpo se encuentre en buenas condiciones en un panorama general. Se presenta una atención enfocada a analizar los niveles de glucosa y al nivel de sales minerales. Los pacientes con diabetes suelen presentar cuadros de mareos y episodios de hipotensión.

 

Tratamiento de la hipotensión

Todo dependerá de la frecuencia e intensidad de los síntomas y principalmente el diagnóstico de la causa subyacente si es que la hay.

En caso que no se presente como síntoma de una enfermedad más grave, no requiere mayor atención médica que las revisiones rutinarias. Sin embargo si los síntomas son muy fueres y frecuentes, el paciente deberá ser atendido con los fármacos correspondientes.

Si en los estudios realizados se detectó una enfermedad subyacente, debe de tratarse de forma directa el problema original como el médico profesional lo indique.

Medicaciones para tratar la hipotensión

Generalmente se usan los fludrocortisone, que se sintetizan de mineralocorticoide y sirven para aumentar el volumen de la sangre, lo cual incrementa la sensibilidad de los vasos sanguíneos y los nervios pueden hacer una mejor vasoconstricción. La dosis debe ser siempre la que el médico señale.

Los posibles efectos secundarios de ingerir este fármaco son tales como dolor de cabeza, insuficiencia cardíaca, arritmias o hipertensión arterial, que es el efecto contrario de la hipotensión.

El midodrine vasopresor, también es un medicamento muy recurrido para su tratamiento, específicamente de la hipotensión ortostática neurogénica. Incrementa la presión arterial y disminuye los mareos. Los principales efectos secundarios son hipertensión supina.

Un midodrine selectivo que se especializa en el área periférica sirve como un estimulante directo de los receptores y ocasiona una vasoconstricción con aumento en la presión arterial. Existe una relación de la dosis en que se consume la sustancia con el aumento de la presión arterial.

Razón por la cual si se consume en exceso los efectos para la salud pueden ser nocivos e incluir problemas tales como piloerección y aumento de sensaciones.

También se pueden utilizar medicamentos que funcionen como inhibidores de la colinesterasa para lograr mejorar la neurotransmisión en las neuronas. Mientras que este camino se activa, la droga va a ir mejorando la resistencia de la presión ortostática en la parte periférica de la hipotensión y en su totalidad.

Sin manifestar riesgo de presentar hipertensión arterial. No obstante, si puede incluir efectos nocivos tras su consumo tales como cólico abdominal, diarrea, entre otros.

En algunos casos, se puede utilizar tratamientos combinados como terapia para reforzar los beneficios de distintos fármacos. Los que se utilizan suelen ser los que contienen midodrine y alcaloides que se ha demostrado que poseen un efecto de aumento en la presión arterial.

Este medicamento se suele combinar con fármacos que contienen yohimbine, que sirve para regular la presión arterial y mejorarla en pacientes que presentan incidentes de hipotensión periférica.

 

Prevención y recomendaciones a tener en cuenta

Los pacientes que la padecen deben limitar su consumo de alcohol así como el consumo de comidas ricas en carbohidratos, en caso de que le suceda hipotensión de sobremesa.

Es importante también mantener una buena hidratación porque la ingesta de líquidos aumenta el volumen de sangre en las venas y favorece a la correcta circulación de esta.

El sodio también es un factor importante que es de gran ayuda para aumentar los niveles de presión arterial, se puede ingerir agregando más sal a la comida que la que se añade de costumbre o incluso tomar tablillas de sal, que vienen como un suplemento médico bajo la forma de sodio.

Si se ingiere el sodio de esta manera, es importante que se haga siempre bajo la supervisión médica para evitar problemas eventuales de salud cardiaca.

Otro factor de gran trascendencia es la inclusión de actividad física constante en la rutina cotidiana, un programa que se centre en mejorar las maniobras físicas sería una gran opción para evitar la aparición de hipotensión ortostática, ya que numerosos estudios han comprobado que resulta benéfico para combatirla.

También consiste en cambiar de posición o postura de forma constante y ejercitar y fortalecer los músculos del abdomen y las extremidades.

En resumen, entre algunos de los consejos que ya hemos mencionado en este artículo, cabe resaltar que los más importantes a seguir para poder prevenir la presencia de hipotensión o mitigar los síntomas que la acompañan:

Son tales como incrementar al máximo la ingesta de líquidos como agua, té o café, así como comer azucares, frutos secos, refrescos de cola y alimentos con sodio. También resulta viable hacer ejercicio físico leve.

Tal vez, te puede interesar de conocer remedios caseros para la hipotensión, donde poder conocer más recomendaciones, consejos y remedios que pueden ser de ayuda para subir la presión arterial.

Quizás también te interese conocer sobre:
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Hipotensión

  • Susana

    Gracias por la información benéfica que aportan.
    Tengo 67 años, 1,49 cm de estatura y pero 56 kgr. Cuál es la presión ideal . Normalmente no como mucho, poca grasa, pero genero colesterol y triglicéridos. Voy a chequeos médicos pero tengo duda de mi presión arterial alta, bajo y ritmos cardíacos.

    • Mundo Autor

      Gracias Susana, los valores adecuados se mueven por:

      Óptima < 120 presión arterial sistólica (mmHg) < 80 presión arterial diastólica (mmHg) Normal < 130 presión arterial sistólica (mmHg) < 85 presión arterial diastólica (mmHg) Normal alta 130 - 139 presión arterial sistólica (mmHg) 85 – 90 presión arterial diastólica (mmHg)