Faringitis


Compártelo

faringitis dolor de garganta

¿Qué es la faringitis?

La faringitis es la inflamación en la zona de la faringe. Se trata de una de las enfermedades que afectan de manera más común al área de la nariz, garganta y el oído.

La faringitis puede ser de dos tipos, aguda o crónica.

Si es aguda, suele aparecer por infecciones en la mayoría de los casos que son virus y muy rara vez puede aparecer por bacterias. Es bastante común que se afecten las mucosas nasales y de la laringe.

Cuando la faringitis es crónica es debido a que se irrita la zona de la faringe de manera persistente y frecuente. Esta enfermedad puede ser ocasionada por diversos desencadenantes tales como fumar tabaco, agentes tóxicos en el ambiente, uso de aire acondicionado, beber alcohol, padecer alergias, tener trastornos metabólicos tales como la diabetes mellitus o incluso por cambios hormonales tales como el hipotiroidismo o la menopausia.

La faringitis aguda, suele iniciar de manera repentina y también suele venir acompañada de otros síntomas como dolores de garganta (conoce remedios para el dolor de garganta), cuando la faringitis está siendo provocada por algún tipo de virus que la haga ser una faringitis viral, se presenta además con dolor de cabeza y con fiebre. En dicho caso, el tratamiento es dependiendo de los síntomas que cada paciente manifieste para poder curar de la manera adecuada.

La faringitis crónica es la que muestra muchos más síntomas que se suelen desarrollar de manera principal por un contacto muy cercano o prolongado de la mucosa faríngea con ciertos agentes irritantes. Los síntomas más típicos de este tipo de faringitis son tales como la inflamación de la mucosa con sensación de sequedad y un constante carraspeo. Toser y expulsar una mucosidad que pueda ir acompañada de una tos irritante en extremo, así como la presencia de una sensación de tener un cuerpo extraño en la zona de la garganta.

Cuando existe un cuadro de faringitis crónica, el primer tratamiento para erradicarla es eliminar el factor alérgico que se encarga de desencadenar esta enfermedad una vez que se ha logrado identificar. Acto seguido, se recomienda tomar otras medidas tales como la creación de ambientes más húmedos, mucho menos cargados, sin polvo y también la aplicación de vahos.

Tal vez, te puede interesar conocer más recomendaciones y remedios caseros para la faringitis.

 

Vídeo del Dr. Bueno de Medicina Clara donde te habla y da consejos sobre la faringitis
 

¿Cuáles son las causas de la faringitis?

Las más frecuentes causas suelen ser por infecciones, en las cuales destacan algunos virus y determinadas bacterias, pero también pueden existir razones no infecciosas por las que pueda presentarse esta dolencia, como lo son mecanismos químicos o incluso inmunológicos.

Cuando hay causas bacterianas de faringitis que es en la mayoría de los casos, es porque son producidas por los bethamolíticos estreptococos de tipo A, sobre todo en la población infantil, además de que este segmento son portadores asintomáticos.

En dichos casos, la afectación de la faringe es bastante florida e imprescindible resulta el uso de antibióticos para su adecuada resolución.

Otro de los microorganismos que se encuentra implicado en este grupo son los estreptococos de tipo disgalactiae los cuales pertenecen a los betahemolíticos de grupos G y C, los cuales son unos gérmenes que presentan ciertas peculiaridades.

Por una parte, están implicadas las complicaciones viscerales que son importantes tales como el síndrome de Lemierre, en casos que no son tratados con los antibióticos adecuados en donde se causa una trombosis por la vena yugular y un absceso en algunos órganos tales como el hígado y el pulmón.

Por otra parte, Neisseria es un germen que se transmite por contagio sexual por lo que la población de dicho germen suele afectar a individuos que tienen una vida sexual activa, o sea, con individuos a partir de la adolescencia.

Cuando la faringitis se presenta debido a causas virales, es porque los virus son la causa más común para producir una infección y los implicados suelen ser los adenovirus, los cuales provocan un cuadro febril de adenopatías y faringoamigdalitis sumamente dolorosas.

En otro porcentaje también alto se suele ver envuelto el virus tan frecuente de la gripe. En los últimos años, se ha descrito un repunte en la incidencia de faringitis y otros cuadros respiratorios por virus tales como el sincitial respiratorio. Cabe mencionar también que la faringoamigdalitis ocasionada por el virus de Epstein Barr, que está en forma de mononucleosis, en algunos casos es indistinguible de la faringitis bacteriana.

La faringitis también puede presentarse por causas no infecciosas, aunque con una repercusión y porcentaje mucho mejor que en los casos anteriormente mencionados, es importante explicar aún este grupo de faringitis ya que se presenta más comúnmente en adultos y en casos en los que el proceso se prolonga y no suele ceder ante antibióticos ya que su origen existe en el reflujo gastroesofágico.

En otros casos, existen algunas limitaciones de las defensas, algún déficit de vitaminas, etc. que puedan generar una notable inflamación que se cronifique y suela ser bastante molesta, además de que no suele mejorar con los tratamientos más recetados. Pueden manifestarse algunos linfomas de esa manera.

Finalmente, la última de las causas, pero no la menos importante, es a causa del tabaquismo, esto es porque debido a esto, el tabaco suele ser protagonista de inflamaciones crónicas que persisten y también el tabaco suele ser el responsable de ocasionar un deterioro en los mecanismos de defensa en el organismo y por lo tanto, facilita sobremanera la aparición de infecciones en el área respiratoria.

 

Síntomas de la faringitis

El más típico síntoma es el dolor en la garganta, pero según sea el origen de esta condición van a existir variables determinadas en la manifestación de los síntomas, los cuales se pueden acompañar de las siguientes formas:

  • Cuando la faringitis es de origen vírico, además del dolor de garganta suele aparecer congestión nasal (conoce remedios para la congestión nasal), así como mucosidad, dolor de cabeza, tos, décimas de fiebre, ronquera o dolores musculares.
  • Si la faringitis es de origen bacteriano ya sea por los temidos estreptococos u otra bacteria alojada, los síntomas suelen ser muy importantes para detectarla ya que se comienza con un brusco cuadro de escalofríos, fiebre alta, dolores de articulaciones y musculares, dificultad para tragar, dolor de garganta, inflamación de paladar y pueden presentarse ganglios en el cuello. Se puede confundir con una gripe debido a la fiebre (descubre remedios para la fiebre) y a la intensidad del cuadro clínico, pero junto con el enrojecimiento de la garganta pueden aparecer una importante mucosidad de color blanco que recubra las amígdalas como pus blanco que en casos menos frecuentes se ocasionan también por virus.

 

Tipos de Faringitis

tipos de faringitisComo te hemos citado al principio, puede ser de dos tipos, aguda o crónica:

Faringitis aguda

Inicia de manera brusca y es persistente por varios días. Suele ser a raíz de infecciones virales, aunque con frecuencia se le asocia también además de virus, a bacterias. Hay varios subtipos de faringitis aguda:

Amigdalitis

Las ocasionadas por virus pueden presentar una coloración de tono rojo intenso justamente en la pared de la faringe, con dolor de garganta y fiebre. Las que son producidas a causa de las bacterias, comienzan por una elevada fiebre, malestar en general y las amígdalas se ven sumamente engrosadas y de un tono rojo intenso, además de estar recubiertas por pequeños puntos de pus blanca.
Tal vez, te puede interesar conocer más sobre la amigdalitis o anginas.

Difusa

Este tipo de faringitis puede iniciar a manera de catarro. El paciente va a presentar síntomas de fiebre baja, escozor, dolor al deglutir y dolor de oído.

Edema de campanilla

Suele aparecer de forma súbita y usualmente se le relaciona con la ingesta de alimentos que sean irritantes, o bien con distintos agentes de alergias. La campanilla se torna muy engrosada e incrementa también en longitud además de adquirir un tono brillante. Se trata de una situación que necesita tratamiento de manera urgente ya que si se deja evolucionar puede llegar a tapar por completo la entrada de aire a las vías respiratorias y ocasionar una asfixia inminente.

Faringitis crónica

La infección suele permanecer durante varias semanas. La pared que recubre la faringe se torna de un color rojo violeta. Usualmente se debe a ciertos irritantes tóxicos tales como el alcohol o el tabaco, también por factores ambientales tales como humedad o sequedad intensas, contaminación atmosférica y más y también es debido a otras enfermedades tales como la diabetes, las dislipemias o el reflujo gástrico.

Atrófica

La pared de la faringe suele aparecer mucho más delgada lo que da lugar a un fuerte dolor en la garganta, la presencia de escozor, sensación de tener un cuerpo extraño y más. Se asocia también a tóxicos y al envejecimiento natural del organismo.

Hipertrófica

Esta es causada por que existe una inflamación de la mucosa en la faringe, se presenta pérdida de apetito y dolor. Es bastante característico el dolor al tragar saliva, el cual desaparece cuando el paciente consume sus alimentos.
Se debe de considerar que los pacientes con faringitis crónica son sumamente propensos a desarrollar un carcinoma faríngeo. Los virus respiratorios suelen causar una faringitis de tipo moderado que se asocia a la obstrucción nasal, la afonía y la tos.
La infección por bacterias suele aparecer con adenopatías que son la inflamación de los ganglios linfáticos y con fiebres intensas. Una de las bacterias que suele ocasionar la faringitis es la que está asociada con la gonorrea. Lo más común en dicho caso es la presentación asintomática del problema o bien, unos síntomas sumamente discretos tales como fiebre baja y un dolor leve en la garganta.

 

Diagnóstico de la faringitis

El diagnóstico para la faringitis aguda es fundamentado con la historia clínica y la exploración de la cavidad bucal del paciente.

La presentación de manera súbita del cuadro, así como sus características clínicas tales como malestar general, fiebre, dolor cervical, mal aliento, etc., hacen que se sospeche de un cuadro combinado de faringo-amigdalitis de tipo agudo.

En algunos casos es sumamente útil hacer algunas pruebas de laboratorio tales como la velocidad de sedimentación globular, el hemograma, o la determinación de los niveles de antiestreptolisinas.

Cuando existe una determinada sospecha de que la faringitis es ocasionada por agentes infecciosos, es necesario realizar un frotis faríngeo para que se pueda cultivar el exudado de la faringe. Dicha prueba permite que se puedan determinar los gérmenes que están encargándose de ocasionar la infección.

Si además de esto, se realiza un antibiograma, podrá conocerse más a fondo la sensibilidad de dichos gérmenes con relación al tratamiento antibiótico.

 

Tratamiento de la faringitis

Una vez que se obtuvo su diagnóstico, el cual debe estar fundamentado en la historia clínica, así como en la debida exploración del paciente.

Generalmente se curan con unas medidas de control, como si tuviéramos una gripe o catarro, en otros casos (la bacteriana) requieren de un tratamiento antibióticos, acompañados de antiinflamatorios dependiendo el caso y la gravedad de este.

 

Prevención de la faringitis

Para poder evitar esta inflamación tan molesta en la faringe, se debe evitar en primer lugar, el contacto con diversos agentes que puedan encargarse de ocasionar una lesión en la mucosa faríngea, tales como lo son el alcohol, las comidas muy calientes y el tabaco.

Para prevenir esta condición también es muy importante mantener bajo control las enfermedades que puedan favorecer a su aparición tales como lo son las dislipemias o la diabetes mellitus.

Debe de limitarse también el contacto con las secreciones faríngeas por medio del uso de guantes por parte del dentista, realizar un lavado de manos y también evitar compartir utensilios para comer o tazas y vasos con personas enfermas.

Además, hay una vacuna que se ha realizado para combatir el virus de la gripa, la cual también previene las infecciones bacterianas.

Tomar ciertas precauciones al tener relaciones sexuales es también de gran importancia para no adquirir una faringitis por sífilis o por gonorrea.

Para lograr prevenir los casos de faringitis irritativa ya sea por reflujo gastroesofágico se pondrán en marcha las medidas que se suelen conocer para este fin que son la prohibición de comidas grasosas, picantes o copiosas, la ingesta de bebidas gaseosas, de cafeína, ni alcohol.

Prescindir también del consumo de chocolates y de menta, así como evitar recostarse hasta que hayan pasado dos horas tras cada comida, mantener el cabecero elevado 10 centímetro más.

Para prevenir esta inflamación en los casos de infección, es fundamental para evitar que se desarrollen sus complicaciones. En dicho sentido, la incidencia de la fiebre reumática en la actualidad es reducida ya que el tratamiento está adecuado principalmente a infecciones bacterianas.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 

Te puede interesar conocer sobre:

 

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 Comentarios en “Faringitis

  • julio antonio

    muy importante estos aportes que recibimos de ustedes sobre la medicina natural, que nos permite solucionar de forma preventiva nuestra salud y para bien de los mas necesitados.gracias muchas gracis siempre estaremos agradecidos.

  • LUISA

    HOLA QUE TAL LA VERDAD MIS RESPETOS PARA QUIEN REALIZO ESTA PAGINA ESTA SUPER BIEN EXPLICADO ASI PUEDO APRENDER MAS EN LO QUE ESTOY ESTUDIANDO MEDICINA NATURAL MUCHISIMAS GRACIAS!