Osteosarcoma


Compártelo

osteosarcoma o cáncer de huesos

¿Qué es el Osteosarcoma?

Se conoce como osteosarcoma (también conocido como cáncer de huesos) a la enfermedad producida por células cancerosas en tejidos óseos.

El osteosarcoma es un tumor maligno que destruye el tejido óseo en estado sano y progresivamente lo debilita. Se origina en las partes más blandas de las células óseas que producen el hueso nuevo. Las células malignas se van extendiendo por el hueso hasta deteriorarlo y destruirlo por completo.

Cabe resaltar que no todos los tumores en la parte ósea son cancerosos o destruyen el tejido sano del hueso, también existen tumores benignos los cuales se presentan con mayor frecuencia que los malignos. Ambos tipos de tumores pueden aumentar de tamaño y afectar el tejido óseo sano de alguna manera. Por si puede ser de tu interés aquí puedes conocer más sobre los tumores.

Cuando el cáncer se prolifera y se origina en los huesos se conoce como cáncer primario, el osteosarcoma es el más frecuente tumor primario óseo sólido

Están los osteosarcomas secundarios los cuales se producen asociados con alguna enfermedad preexistente del hueso, como pueden ser la osteomielitis crónica, enfermedad de Paget, infartos óseos, lesiones óseas benignas.

Vídeo de EfeSalud donde el Dr. José Antonio López te cuenta sobre el cáncer de huesos
 

¿Cuáles son las causas del osteosarcoma?

En la mayoría de los casos, su origen es desconocido aún pero según estudios científicos realizados por diversas asociaciones contra el cáncer, han llegado a la conclusión que el osteosarcoma puede aparecer de manera esporádica.

Un factor de riesgo que se ha comprobado que aumenta las posibilidades de padecerlo es la exposición a rayos x u otro tipo de radiaciones tales como la radioterapia.

Si el paciente ha recibido lo mencionado en un hueso, tiene mayor probabilidad de que en esa zona aparezca un cuadro de osteosarcoma. Si el paciente recibió también un tratamiento con quimioterapia, el riesgo va en aumento.

Hasta el momento, no existe evidencia de que haya una conexión genética que pueda vincular el tumor con otras enfermedades, a excepción de los niños ya que este sector de la población resulta más susceptible a presentar esta patología debido a que cuando sucede el proceso del crecimiento, los huesos producen más células para que se lleve a cabo el estiramiento óseo y el desarrollo de hueso nuevo, y son estas células las que tienden a tener riesgo de convertirse en cancerosas.

Si se ha encontrado un tumor benigno en la parte ósea o algún cuadro de fibrosis en cualquier hueso sin recibir la atención pertinente, el problema puede evolucionar hasta convertirse en un osteosarcoma.

 

Síntomas del cáncer de huesos o osteosarcoma

Los síntomas pueden variar pero todo dependerá de donde se ubique el tumor. Los signos generales y más frecuentes que se presentan ante un problema de osteosarcoma son los siguientes:

  • Cojera.
  • Dolor en los huesos ya sea cuando se está en movimiento, mientras se descansa o cuando se levantan objetos.
  • Limitación del movimiento de las articulaciones.
  • Enrojecimiento.
  • Inflamación.
  • Fracturas de huesos.

Como comentamos anteriormente, los síntomas pueden tener cierta variación ya que en algunos casos puede pasar desapercibido porque puede que el dolor se presente de forma intensa, persistente e incapacitante o puede que sea más sutil y confundible con los dolores normales de crecimiento por el estiramiento de los huesos.

Es imprescindible estar atento a todos los síntomas y ante cualquier indicio recurrir a la opinión de un profesional. Otra de las señales, si el osteosarcoma se da en una extremidad, es que el brazo o la pierna afectados se ve de tamaño más pequeño que el brazo o la pierna opuestos.

Consulte también a su médico si el dolor e inflamación es un problema crónico y repentino o si el malestar está ocasionando problemas de gravedad, al grado en que el paciente se tenga que incapacitar de sus actividades cotidianas.

 

Tipos de cáncer óseo

El osteosarcoma es un tipo de cáncer que se presenta en los huesos, pero no es el único. Existen tres tipos de cáncer óseo que son los que se presentan con más frecuencia y son los siguientes:

  • Osteosarcoma, que es el tipo de cáncer en el que nos centramos es el cual se origina en el tejido osteoide del hueso. Dicho tumor se presenta más comúnmente en el húmero o en la rodilla.
  • Condrosarcoma, este tipo de cáncer, se desarrolla en el tejido de cartílago. El condrosarcoma sucede más frecuencia en la pelvis y en la parte superior del hombro y de la pierna. El condrosarcoma es el inicio del cáncer óseo en algunos casos, y si se convierte en tumor ya se le clasifica como osteosarcoma.
  • Edwin, los tumores de la familia del sarcoma de Edwin, pueden originarse de ambos modos, ya sea en el hueso o en el tejido blando como el músculo, la grasa, vaso sanguíneos o la parte fibrosa. Se cree que este tipo de tumores se originan a partir de tejido nervioso inmaduro o en la parte blanda. Se presenta con mayor frecuencia en la pelvis, la columna vertebral, los brazos y las piernas.

 

Diagnóstico del Osteosarcoma

diagnóstico y radiografías de cáncer en los huesosLas pruebas de diagnóstico se encaminan a conocer que tanta extensión de hueso abarca y el tipo de tumor al que se estarán enfrentando por lo que será necesario realizar algunas pruebas de imagen que puedan mostrar claramente el alojamiento del osteosarcoma o una biopsia directamente en la lesión para analizar el tejido y certificar que grado y qué tipo de osteosarcoma está presente.

También se hacen análisis de sangre pero no son tan específicos como las pruebas anteriormente mencionadas. Solo aparece si hay niveles elevados de sustancias tales como el lactato deshidrogenasa o la fosfatasa alcalina para en conjunto apoyar su diagnóstico.

El osteosarcoma ya sea en por un caso primario o secundario, deberá diagnosticarse mediante otra prueba que es la radiografía.

Puede realizarse también una resonancia magnética o tomografía computarizada para hacer más preciso el diagnóstico y poder conocer más detalladamente la cantidad de hueso que ha sido afectada y comprobar si ha habido evolución o retroceso con el tratamiento que se ha decidido aplicar.

A continuación explicaremos más a detalle las pruebas más comunes que existen para detectarlo y en qué consisten.

Pruebas

Para diagnosticar el cáncer de hueso, el médico profesional deberá realizar una entrevista con el paciente para hacer algunas preguntas relacionadas con los antecedentes clínicos propios del paciente o de su familia.

El especialista va a continuar la revisión realizando un examen físico y ordenar algunas pruebas de laboratorio para aumentar la precisión del diagnóstico para de esta manera proceder a tomar las medidas de tratamiento adecuadas.

Las pruebas más comunes para detectar el osteosarcoma son las siguientes:

  • Los rayos X y sus variantes: Los rayos X dan la oportunidad de que el especialista conozca de una manera gráfica la ubicación, forma y tamaño del tumor óseo.Este tipo de pruebas van desde la radiografía que es la más común, y muy útil pero no muestra muchos detalles por lo que si en la realización de una radiografía el médico tiene alguna duda de que exista una formación maligna.Va a proceder a ordenar un estudio de rayos X más especializado en el que se muestre más visibilidad del problema, especialmente si el paciente padece dolores repentinos, inusuales y persistentes.Una variante de los rayos X es la tomografía computarizada, la cual consiste en una serie de imágenes a detalle de las partes internas de la zona afectada y se toman de diversos ángulos.Otra variante es la resonancia magnética que consiste en la utilización de un imán potente que se conecta a una computadora para crear imágenes a detalla de algunas partes internas del cuerpo.Una variante más de los rayos X es la tomografía por emisión de positrones la cual consiste en que una pequeña cantidad de glucosa radioactiva se introduzca al cuerpo en la vena. Por medio de un escáner se formará la imagen computarizada a gran detalle de las partes internas del cuerpo en las que se inyectó la glucosa.Este método es muy acercado debido a que las células con cáncer utilizan y se adhieren más a la glucosa que las células normales. Otro método de diagnóstico en el que se utilizan los rayos X es en el angiograma, el cual consiste en usar los rayos X para ver a través de los vasos sanguíneos.
  • Biopsia: consiste en extraer una muestra del tejido con problemas o el tejido tumoral óseo para analizarlo a detalle y determinar si hay cáncer en él. El cirujano puede hacer la biopsia con una aguja o por medio de una incisión.Este tipo de muestras se realiza normalmente por un oncólogo ortopédico y son posteriormente analizadas por un patólogo, el cual se encargará de detectar la enfermedad por medio del estudio de las células vistas en un microscopio.Este método suele ser el más certero para la confirmación de la presencia de un osteosarcoma pero también puede resultar ser el más invasivo ya que se tiene contacto directo con el tumor óseo.
  • Análisis de sangre: con este tipo de estudio se determina que tanta concentración existe de una enzima (conocer sobre las enzimas) presente en el cáncer óseo conocida como fosfatasa alcalina. Hay una gran cantidad de dicha enzima en la sangre cuando es el caso de que las células que se encargan de formar el tejido óseo nuevo se encuentran muy activas.Es muy normal encontrar estas concentraciones tan altas de la enzima en niños y adolescentes ya que están en crecimiento por lo que no es un identificador confiable de la presencia de cáncer pero puede dar la primera alarma.

 

Tratamiento para el osteosarcoma o cáncer de huesos

El tratamiento que se lleva a cabo ante el diagnóstico confirmado de un cáncer óseo se definirá por la extensión y el tipo del tumor.

Usualmente se realiza un tratamiento en el que se combina el uso de radioterapia, quimioterapia y cirugía para combatir el cáncer.

El tratamiento que se decide dar en caso de haber detectado un osteosarcoma, de los más eficientes es hacer una cirugía combinada de una serie de quimioterapias, el osteosarcoma no es muy vulnerable a las radiaciones por lo que la radioterapia no es una medida muy frecuente para combatir este tipo de tumores.

 

Pronóstico después de osteosarcoma

Los avanzados tratamientos de esta enfermedad han permitido que cada vez más aumente la posibilidad de supervivencia en pacientes así como la mejora de su calidad de vida, logrando así que después de aproximadamente 5 años de tratamiento la mayoría de los pacientes libren este padecimiento.

Aunque el osteosarcoma es más común en niños y adolescentes, en caso de presentarse en una persona adulta el pronóstico empeora, por lo que es imprescindible recibir atención inmediata en caso de presentar algún síntoma.

Si los huesos recibieron radioterapia, es más probable que tengan un pronóstico menos favorable que aquellos que no han sido sometidos a radiaciones.

 

Prevención del osteosarcoma

En casi todos los casos de osteosarcoma, se presentan de manera espontánea, sin que haya una relación genética de la enfermedad con la familia por lo que generalmente se desconoce su origen.

Como anteriormente comentamos, hay pocos indicios que lleven a concluir sus causas, pero entre ellos se encuentra la exposición a radiación previa como rayos X.

Situación que aumenta el riesgo de padecer un cáncer óseo en la zona en la que se sometió a radiación. Si dicho tratamiento se combinó con quimioterapias el caso tiene aún más posibilidades de convertirse en osteosarcoma.

Otro de los factores de riesgo es dejar que los tumores benignos evolucionen hasta convertirse malignos, por lo que las recomendaciones para prevenir dicha enfermedad, al desconocer concretamente las causas son llevar una alimentación balanceada y hacer ejercicio con frecuencia para tener un estado de salud óptimo.

Y por supuesto, no dejar de lado las constantes visitas al médico, especialmente si se ha presentado alguno de los síntomas mencionados, se detectó la presencia de un tumor o si ha habido alguna lesión de hueso mal atendida o expuesta a radiaciones.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando…
 

Te puede interesar conocer sobre:

imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *