Cáncer de Vejiga


Compártelo

cancer de vejiga
El cáncer de vejiga forma parte de los tipos de cáncer más comunes de España (ocupa el cuarto en número de detecciones anuales), lamentablemente. Para cualquier tipo de enfermedad, es clave la información, seas o no una persona que padezca la enfermedad, sea el cáncer o cualquier otra.

Los tipos de cáncer más comunes son los de mama, próstata, pulmón, vejiga y colorretal.

Antes de hablar a fondo del cáncer de vejiga, que es de lo que hablaremos, debemos tener claro qué es el cáncer.

 

¿Qué es el cáncer?

El cáncer puede aparecer en casi cualquier parte del cuerpo humano. Se produce cuando el conjunto de células de un tejido crece sin control.

En condiciones normales, los tejidos crean células conforme las van necesitando, por ejemplo, cuando éstas mueren, se generan nuevas. El cáncer se origina cuando éstas células se generan o dividen sin ningún control, generando lo que conocemos como tumores.

Los tumores cancerosos, que son los que originan el cáncer, son malignos, es decir, que se pueden contagiar a otros tejidos.

Existen más de 100 tipos de cáncer, aunque comúnmente se les nombra con el órgano o tejido en donde aparecen, como éste que hablaremos, cáncer de vejiga.

Además, existen muchas categorías de cáncer, entre ellos están: carcinoma, sarcoma, leucemia, linfoma, mieloma múltiple, melanoma, tumor de cerebro y de médula espinal, entre otros.

En sí, comprender el cáncer es relativamente sencillo, lo que no lo es tanto, es comprenderlo en cada uno de sus categorías y, sobre todo, cómo actúa en cada órgano donde va apareciendo.

 

¿Qué es el cáncer de vejiga?

Siguiendo con la definición de cáncer, el cáncer de vejiga es el crecimiento o división de células sin control que se produce en la vejiga. El crecimiento desmedido e incontrolado de células se convierte en un tumor maligno, invadiendo otras partes del cuerpo.

La vejiga es un órgano hueco ubicado en la pelvis con paredes musculares flexibles. Su principal función es almacenar la orina antes de que sea expulsada del cuerpo. La orina es producida por los riñones y luego llevada a la vejiga a través de tubos llamados ‘uréteres’. Al orinar, los músculos de la vejiga se contraen forzando la salida de la origina de la vejiga a través de un conducto llamado uretra.

La pared de la vejiga tiene varias capas que se componen de distintos tipos de células.

La mayoría de los cánceres de vejiga comienzan en la capa más interna de la vejiga, que se llama ‘urotelio o epitelio de transición’. A medida que el cáncer crece hacia las demás capaz de la pared de la vejiga, el cáncer se reproduce y se hace más difícil su tratamiento.

Con el tiempo, el cáncer se reproduce fuera de la vejiga y se contagia a los órganos vecinos. Podría diseminarse a los ganglios linfáticos cercanos, e incluso, como hemos dicho, a otras partes del cuerpo.

Si el cáncer de vejiga se propaga, a menudo va primero a los ganglios linfáticos distantes, los huesos, los pulmones y el hígado.

 

 

Datos sobre el cáncer de vejiga que deberías conocer

Para comprender mejor el artículo y la visión sobre el cáncer de vejiga, es mejor ver un poco de números, esto te ayudará mucho, créenos:

  • 9 de cada 10 personas que padecen cáncer de vejiga, tienen más de 55 años de edad.
  • Es el cuarto tipo de cáncer detectado en España, noveno a nivel mundial.
  • Un fumador tiene 3 veces más de probabilidades de contraerlo, respecto de los no fumadores.
  • Representa el 3,3% de los cánceres detectados en España.
  • El 65% de los enfermos de cáncer de vejiga viven en Europa, Canadá y Estados Unidos.
  • Es un tipo de cáncer más común en los hombres: 3,3 hombres por cada mujer.
  • Hay 12,200 casos anuales de cáncer de vejiga en España, representando el 11% de cánceres detectados en hombres y 2,4% en mujeres.
  • Del 70 al 75% de los cánceres de vejiga tienen origen en el consumo de tabaco.
  • Un 20% de los enfermos lo contraen por cuestiones ambientales en el trabajo.

Por tanto, podemos decir que el enfermo de cáncer de vejiga vive en Europa, tiene entre 55-70 años de edad, es fumador, y es hombre. Si no es fumador, trabaja en ambientes químicos dañinos, quizá al pulmón, pues ambos cánceres están relacionados.

 

Los síntomas del cáncer de vejiga

dibujo acción de orinarObviamente, no por estar dentro de la población afectada típicamente, deberías ir a revisarte, sino, como cualquier enfermedad, por la sintomatología que presentes. Es clave saber los síntomas para que el diagnóstico de tu médico sea lo más acertado posible, y que pueda ser detectado en una fase temprana.

Aquí tienes los síntomas del cáncer de vejiga, toma nota y analízalos bien:

Sangre en la orina

Es el síntoma más claro, y más cuando hay suficiente sangre para cambiar totalmente el color de la orina, aunque la cantidad varía mucho en cada persona y el tiempo que la persona lleva padeciendo la enfermedad.

Puede aparecer con algunas manchas un día y desaparecer por semanas e incluso meses, pero si es cáncer de vejiga, volverá a aparecer, es un síntoma presente en el 75% de los enfermos con éste tipo de cáncer.

La presencia de sangre en la orina no significa el padecimiento de cáncer de vejiga, sino de alguna infección urinaria o alguna otra enfermedad. En cualquier caso, debes acudir a un médico para evaluar éste síntoma.

Cambios en los hábitos urinarios o síntomas de irritación

En ocasiones el cáncer de vejiga provoca cambios en los hábitos de micción como:

  • Orinar con más frecuencia de lo habitual.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Necesidad de orinar inmediatamente, aunque la vejiga no esté llena.

Es probable que éstos síntomas sean causados por otro tipo de afección, o por problemas de próstata, lo que es vital de todos modos que un médico te examine para determinar el problema.

Tenesmo vesical

Básicamente, es la necesidad de orinar sin poder lograrlo.

Si a éstos síntomas mencionados, padeces los siguientes, debes acudir cuanto antes a tu médico:

  • No poder orinar.
  • Dolor en un lado de la espalda baja.
  • Pérdida de apetito y peso.
  • Hinchazón en los pies.
  • Dolor en los huesos.

Eso sí, no concluyas nada, si padeces más de un síntoma de los arriba mencionados, acude cuanto antes a un médico, será el único que pueda decirte con certeza el origen de los síntomas y su posible tratamiento, pues en ocasiones sencillamente son síntomas de infecciones urinarias o parecidas.

 

¿Cómo se diagnostica el cáncer de vejiga?

ilustración sobre el cancer de vejigaObviamente, el único capaz de decirte claramente un diagnóstico, positivo o negativo, es un especialista, en éste caso un oncólogo, y luego de analizar el historial clínico del paciente y de un examen físico, y de enviarte a realizar unas pruebas para elaborar el diagnóstico.

Un examen físico brindará información sobre posibles signos de tumores malignos en la vejiga u otros problemas de salud. El médico podría examinar el recto y la vagina para palpar físicamente un tumor de vejiga, determinar el tamaño y saber si se ha propagado, y de ser así, a dónde y qué tanto.

Si el médico descubre cosas anormales, enviará al paciente a pruebas de laboratorio, como un análisis e la orina, y recomendarle un urólogo para realizar pruebas más específicas y dictaminar un diagnóstico y tratamiento.

Hay distintas técnicas de diagnóstico, te mencionamos algunas.

La cistoscopia

El médico examina el interior de la uretra y la vejiga con un cistoscopio, es decir, un tubo estrecho que contiene un sistema de cámara e iluminación que se inserta en la vejiga a través de la uretra. El cistoscopio también es capaz de recoger muestras de células para su posterior análisis (una biopsia).

Las cistoscopias normalmente se llevan a cabo con anestesia local, pero pueden realizarse, si es necesario, con anestesia general. La cistoscopia con anestesia local puede realizarse en prácticamente cualquier consultorio clínico.

Pruebas de imagen

Además de apoyar en el diagnóstico del cáncer, las siguientes pruebas de imagen pueden revelar hasta qué punto el cáncer se ha diseminado dentro del cuerpo. Las pruebas más usadas son:

  • Pyelogram: se inyecta un contraste en la vejiga, que delinea los órganos de la vejiga y vecinos, haciendo visibles los tumores en radiografías.
  • Tomografía computarizada (TC): Consiste en rayos X especializados que ayudan a determinar la forma, tamaño y posición de los tumores que podrían estar en la vejiga, riñones, etc.
  • Ultrasonido: Es una ecografía que se usa para determinar el tamaño y alcance de los tumores presentes en la vejiga y órganos cercanos.

Análisis de orina

Consiste en someter a distintas pruebas la orina del paciente.

  • Citología: detecta células cancerosas.
  • Cultivo de orina: la muestra de la orina se coloca en un medio de crecimiento bacteriana. Las bacterias pueden ser luego identificadas y el paciente puede ser diagnosticado con una infección urinaria o un cáncer.
  • Prueba de marcadores tumorales: se examina la muestra para las sustancias que son liberadas por las células del cáncer. Éste análisis se realiza junto con la citología de orina.

Biopsia

Como hemos dicho antes, las pruebas de biopsia de vejiga pueden hacerse durante una cistoscopia. Si el cáncer está presente, una biopsia puede establecer el grado del cáncer y el alcance de su invasión. Aunque hay más formas de hacer una biopsia que la de una cistoscopia.

Pruebas finales

Si en las pruebas anteriores el médico encuentra signos de cáncer, encargará pruebas finales para corroborarlo y descubrir tres cosas: el estado del cáncer (con una tomografía), a qué órganos ha llegado la tumoración y si ha llegado a los ganglios linfáticos.

 

El tratamiento a un cáncer de vejiga

De acuerdo al estadio del cáncer de vejiga, el médico elegirá el tratamiento adecuado. Se tomarán en cuenta factores como edad, sexo, salud física, y sobre todo, el nivel y etapa del cáncer.

La cirugía es el tratamiento más utilizado para todas las etapas del cáncer de vejiga. Éstas son las cirugías más utilizadas:

  • Etapa 0 y 1: Extirpar el tumor mediante cistoscopia o resección transuretral.
  • Etapa 2: En ésta etapa, el cáncer llega al músculo de la vejiga, y es muy probable que el tumor produzca metástasis. Hay distintos tratamientos: cistectomía radical, quimio radioterapia, resección transuretral, adyuvacia o neoadyuvacia.
  • Etapa 3: Normalmente se usan los mismos tratamientos que en la etapa 2, pero de forma más profunda.
  • Etapa 4: En ésta etapa, el tumor ya ha llegado a la pared de la pelvis o el abdomen, ganglios linfáticos e incluso otros órganos. No suele recurrirse a la cirugía porque no garantiza para nada la curación. Se recurre normalmente a la quimioterapia, radioterapia, cistectomía o inmunoterapia.

 

¿Cómo prevenir el cáncer de vejiga?

Se ha encontrado una serie de factores de riesgo en la mayoría de los pacientes que contraen ésta enfermedad. Son los siguientes:

  • El tabaco: evita el tabaco, la mayoría de los que padecen cáncer de vejiga son fumadores.
  • La edad: la gran mayoría de casos aparecen en personas mayores a 40 años.
  • Exposición laboral: Si trabajas en las industrias aromáticas, textiles, del cuero, caucho, pinturas y colorantes, puedes contraerla, aunque no fumes.
  • La raza: Los blancos tienen muchas más posibilidades de padecerlo.
  • Inflamación crónica de la vejiga: Si padeces infecciones urinarias de forma frecuente, aumentas el riesgo de contraerlo.

Algunos consejos para prevenir el cáncer de vejiga son:

  • Bebe agua constantemente (la cantidad recomendada para tu edad, peso y estatura).
  • Mantén una dieta variada en frutas y verduras.
  • Modera el alcohol.
  • Evita el tabaco.
  • Evita o modera el consumo de alimentos con grasas saturadas.
  • Haz ejercicio.

En general, una dieta balanceada y con los cuidados normales como el ejercicio, beber agua, y no abusar de ciertas bebidas, es la mejor forma de prevenir el cáncer de vejiga, y también muchas enfermedades.

 

Consejos finales

Luego de ésta guía sobre el cáncer de vejiga, esperamos que tengas información suficiente para analizar tus síntomas, o conocer cómo prevenirlo, y si eres una persona con los factores de riesgo.

De cualquier forma, ante cualquier inquietud, acude de inmediato al especialista, que son los oncólogos y urólogos, solamente ellos podrán tratar tu sintomatología, los exámenes y posibles tratamientos, nadie más podrá hacerlo, así que no dudes en acudir a ellos.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 voto, media: 4,75 de 5)
Cargando…
 

Te puede interesar conocer sobre:

 

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *