Cáncer de testículos


Compártelo

cáncer testicular o de testículos
El cáncer de testículos o testicular, como su nombre lo dice se origina en los testículos y las principales responsables de su aparición son las glándulas reproductoras que se encuentran en el escroto.

La función principal de los testículos es la producción de los espermatozoides y de secretar las hormonas sexuales en el hombre; se forman de diversos tipos de células con distintas y especificas funciones cada una. Una de las más importantes son las células germinales, las cuales logran su maduración en la pubertad, transformándose en espermatozoides.

Estás células son muy importantes, ya que después de este proceso se pueden crear tumores (conoce más sobre los tumores) por ello si nombre es denominado como tumores de células germinales pues a partir de ellas es que aparece.

El margen estadístico que se ha encontrado es que aparece entre los hombres de 15 a 35 años, pasando esta etapa de la vida es muy improbable que se presente dejando solo un 1 % de probabilidades de padecerlo al rebasar los 35 años.

A comparación de los años 90´s el número de muertes por cáncer testicular ha ido en aumento considerablemente sin saber el por qué en nuestros días se ha vuelto tan común padecerlo. No hay en concreto una razón por la que esta enfermedad se desarrolle, pues no existe un patrón de hombres que lo padezcan, aunque se han podido establecer algunos factores de riesgo que se relacionan a los pacientes que padecen cáncer de testículo.

En el proceso en que el embrión se desarrolla los testículos bajan hasta el escroto, pero en algunos casos esto pasa después del nacimiento del bebé a lo que se le denomina criptorquidia y este tipo de niños son los que corren el mayor riesgo de desarrollar este padecimiento de cáncer testicular.

La recomendación según los expertos es extirpar los testículos que se encuentran en el abdomen y que por esta razón no bajan naturalmente; se recomienda como una forma de prevenir.

Vídeo donde el Dr. Luis A. Pacora Camargo nos habla sobre el cáncer testicular
 

Causas del cáncer de testículos

Otra de las principales causas es la genética, pues la mayoría de los varones que han sufrido de cáncer de testículo tienen en su historia de familia una persona que padeció también de estos tumores.

Se tiene registrado que de 1 a 3 por ciento de los enfermos, algún pariente cercano lo tuvo también. Siendo los hijos, hermanos o nietos los que tienen la mayor probabilidad de hasta 10 veces el riego de padecerlo.

El ambiente es otro de los factores, pues los hombres que están constantemente expuestos a productos químicos, cambios de temperaturas drásticas de frío a calor tienen un riesgo latente, pero no hay estudios que sustenten que eso se asocie al padecimiento.

Los hombres de piel blanca con los más propensos para padecer cáncer de testículo a comparación de los afroamericanos o asiáticos sin saber aún las causas de esto.

 

Síntomas del cáncer de testículos o testicular

testículos cáncerEl principal síntoma es detectar una bola o bulto en el testículo indoloro por lo regular y aumentará la molestia poco a poco hasta volverse un dolor constante y progresivo.

También existe la posibilidad de que el dolor testicular aparezca repentinamente por alguna infección.

En ocasiones no existe dolor pero el testículo aumenta su tamaño y genera una sensación de que este pesa más.

En ocasiones la presencia del tumor ocasiona el aumento de las mamas por el aumento de los niveles de hormonas llamadas gonadotropinas coriónicas, presentándose también un dolor en abdomen y espalda.

 

Tipos

Existe dos tipos de cáncer testicular: el seminomas y el no seminomas.

  • Seminoma: Es un cáncer que se desarrolla de forma lenta que muestra sus primeros síntomas de aparición entre la edad de 30 y 40 años y solo aparece en el área de los testículos pero rápidamente se extiende a los ganglios linfáticos, mostrando estos tumores mayor sensibilidad a la radioterapia.
  • No seminomas: Se extiende rápidamente al igual que su crecimiento es mayor que el anterior.

 

Diagnóstico y prevención del cáncer testicular

diagnóstico cáncer testicularComo ya lo hemos comentado, no existe una causa que esté 100% comprobada y por tanto no existe forma de prevención ante este tipo de cáncer, pero según la SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica) una forma de prevenir sería que se efectuara el paciente la orquidopexia que es una operación, la cual consiste en bajar el testículo al escroto y fijarlo de esa forma se estará previniendo en los niños el futuro desarrollo del cáncer cuando ya sean adolescentes o adultos.

Es importante acudir al médico para una revisión a detalles. Este tocará los testículos para observar si existe inflamación, dolor o exceso de sensibilidad, observará el tamaño de ambos y si hubiese presencia de protuberancia.

También hará una inspección a detalle del abdomen del paciente, los ganglios linfáticos y diversas partes del cuerpo para detectar las zonas donde pudiese estar el posible cáncer.

Por lo regular los resultados de la examinación médica, siendo este caso o el de encontrar algún otro de los síntomas anteriores el medico dará el siguiente paso que será mandar a realizar pruebas que arrojarán resultados más específicos y poder identificar la presencia o no de cáncer.

Una ecografía testicular es el primer estudio que ser realiza por lo regular si el medico cree que el paciente pudiese ser candidato para supuesto padecimiento de cáncer testicular.

La prueba se realiza usando ondas sonoras que se transforman en imágenes brincándonos así la oportunidad de poder ver los órganos internos. Un instrumento en forma de vara llamado transductor será el encargado de emitir las ondas sonoras y así ir recogiendo los ecos cuando rebotan en los órganos internos y poder de esta manera observarlo en la pantalla del ordenador.

Este estudio facilitará la detección, si el abultamiento es sólido, mayor será la probabilidad de padecer cáncer a lo que el médico recomendará una cirugía para extirpar dicho tumor o recomendará la realización de más pruebas de laboratorio para tener la seguridad.

Esta ecografía es sencilla de realizar, además de segura; consiste en acostarse sobre una mesa o cama y un médico o enfermero pasará el transductor por encima del escroto, rosando ligeramente la piel y para que esto ocurra con mayor facilidad se aplica gel como una forma de lubricar y facilitar el deslizamiento del aparato.

Los análisis de sangre son otra de las pruebas que pueden ayudar a la detección de cáncer testicular, pues de padecerlo se segregan niveles altos de algunas proteínas de nombre marcadores tumorales como por ejemplo la alfafetoproteina o la gonadotropina ciriónica humana. Si este tipo de marcadores tumorales aparece en la sangre sin duda existe un tumor testicular.

En la mayoría de los padecimientos de cáncer, una forma de diagnosticarlo es la extracción de un pequeño corte del tumor para así poder verlo desde un microscopio y así poder ver el resultado de la existencia células cancerosas o no; lo que comúnmente conocemos como biopsia.

Pero una biopsia en raras ocasiones se realiza en un tumor de testículo pues el riego de que el cáncer se propaga será mayor; por ellos las dos pruebas anteriores son más recomendables que el medico las analice determine la presencia de cáncer para así poder ordenar la extirpación en su totalidad del tumor lo más rápido posible.

Una extirpación de tumor testicular o orquiectomia inguinal radical se realiza haciendo una incisión por la parte de arriba del área pública y de ahí sacar todo el tumor acompañado del testículo y el cordón espermático pues este cordón al ser el dotador de sangre ayudaría a que el cáncer se siguiera propagando, de ahí la importancia de sacarlo.

Al concluir el tumor se envía al laboratorio y ahí un médico especializado para la detección de enfermedades en laboratorio (patólogo) lo analizará cortando un pequeño pedazo de tumor para verlo en el microscopio y si encuentra presencia de cáncer lo reportará al médico explicando a detalles la extensión del cáncer, su tipo y demás datos importantes.

 

Posibles secuelas y complicaciones

Las posibles secuelas o complicaciones que deja un cáncer testicular son:

Se puede extender a otras partes del cuerpo como los pulmones, abdomen, columna vertebral, riñones; al igual que pueden presentarse sangrados o infecciones después de la cirugía o esterilidad.

La esterilidad se da en el caso de ser extirpados los 2 testículos, pero siempre ha solución, así que si en un futuro se desea tener hijos se debe platicar con el médico para que él pueda sugerir guardar su semen.

Este padecimiento es sin duda uno de los más complicados para los hombres ya que además del dolor y las síntomas que se viven durante el proceso de detección y después en el tratamiento para la eliminación de este cáncer de testículos.

La autoestima se siente seriamente dañada por sentirse incompletos o que su vida sexual ya no será la misma, por lo que es recomendable acudir a un especialista que los ayude a poder incorporarse a su vida normal sin ningún problema.

El cáncer de testículo si es detectado a tiempo se podrá terminar con él, prevenir que se propague y así salvar la vida, por ello la importancia de una revisión constante para poder detectar cualquier cambio inmediatamente y así poder realizar el tratamiento adecuado.

En su mayoría el cáncer de testículo es curable si se detecta a tiempo y por lo general es el propio paciente el que se da cuenta que lo tienen.

Ante esto los médicos recomiendan que la mejor arma para su detección es la autoexploración una vez al mes de una forma rápida y sencilla que no quitará mucho tiempo pero que podría salvar la vida y detectar a tiempo alguna protuberancia o dolor testicular o en si algo extraño.

La forma adecuada para realizar la auto exploración es bajo la ducha con agua tibia a caliente ya que es cuando el escroto toma una posición más relajada y es en este momento de relajación cuando se debe tocar de manera suave cada uno de los testículos y deslizando las yemas de los dedos por ellos en busca de alguna protuberancia, se deben comparar ambos en forma y tamaño; de tal manera que si se detecta aumento de tamaño o de peso en ellos se debe acudir de inmediato al médico.

 

Mitos

  1. Es un mito que los hombres que se realizan la vasectomía están más o menos propensos a padecer cáncer testicular, esta práctica no tiene nada que ver con la aparición de tumor o tumores.
  1. Un hombre que pasó por un cáncer testicular y que solo conserva un testículo debe tener y llevar una vida normal pues el testículo que quedó cumple con las funciones y necesidades como si estuvieran los 2 y la fertilidad es la misma, por lo que es un mito que haya problemas sexuales con la existencia de solo uno. El medico deberá comprobar mediante un análisis que todo marche correctamente, de no ser así proporcionará un tratamiento.
  1. Por lo regular si se han perdido ambos testículos se deberá tomar un tratamiento basado en hormonas como la testosterona que se fabrica en los testículos. Será infértil pero no afectará su vida sexual llevándola de manera normal y placentera.
  1. La ausencia de libido y falta de eyaculación así como problemas de erección también son un mito, pues estos no se ven para nada afectados.
  1. Si tu padre lo tuvo, tú lo tendrás; no necesariamente, pues no existe ninguna prueba de que el cáncer testicular sea hereditario, se tiene registrados más casos de hermanos que de padres e hijos que lo padecen.
  1. Otro mito es la ropa interior que se utiliza; la ropa interior no tiene nada que ver en el padecimiento o aparición de cáncer de testículo, ajustada o no, la ropa interior ni lo evita, ni lo provoca.
  1. Utilizar la bicicleta tampoco es algo que sea riesgoso o hace propenso a un hombre para padecer cáncer de testículos.

La importancia de la revisión mensual de los testículos se debe convertir en un hábito y en una cultura entre los varones en edades de entre 15 y 40 años, realiza la revisión para vigilar que todo se encuentre bien y al mínimo cambio o síntoma se debe acudir a su médico de cabecera, el cual indicará que es lo que se debe hacer y el tratamiento a seguir.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando…
 

Te puede interesar conocer sobre:

 

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *