Conjuntivitis


Compártelo

ojo con conjuntivitis

¿Qué es la conjuntivitis?

Hay dos órganos del cuerpo que están expuestos, la piel y los ojos; de estos últimos se encuentra expuesta la conjuntiva, esta es una mucosa en forma de membrana que cubre al globo ocular, esta membrana es transparente y su función es la de servir de capa lubricante que permita un correcto deslizamiento de los parpados sobre el globo del ojo.

Al estar expuesta a las condiciones ambientales, la conjuntiva suele sufrir conjuntivitis que es la inflación de la mucosa, esta enfermedad puede durar distintas cantidades de tiempo, pues puede ser desde días hasta meses e inclusive años.

La duración de la conjuntivitis depende de varios factores; como número uno es el cuidado que se tenga, como segundo factor es la causa de la conjuntivitis, y como tercer factor importante es si se toma o no un tratamiento contra la enfermedad.

 

Causas de la conjuntivitis

Las causas principales de la conjuntivitis son virus, bacterias o alergias.

La bacteria principal que es causa de conjuntivitis es la clamidia. En cuanto a agentes a los que la gente puede ser alérgica son varios, algunos de ellos son el polvo, el moho e inclusive el polen, aunque no son los únicos pues en caso de las alergias suelen variar de una persona a otra; otro factor que puede provocarla son los rayos ultras violetas, por lo que el problema quizá pueda solucionarse utilizando gafas.

Otra causa posible son ciertas enfermedades como la gripe o el sarampión; también la exposición a químicos como champo o jabones para rostro pueden causarla.

Un factor que también es importante mencionar ya que suele ser muy común es el uso prolongado de lentes de contacto. Sin embargo, es de suma importancia consultar a algún especialista con el fin de determinar concretamente cual es la causa de la conjuntivitis del paciente en cuestión, esto para poder determinar el tratamiento indicado para solucionar el problema del paciente.

Esta información es importante de tomar en cuenta; a los recién nacidos les puede afectar la conjuntivitis debido a la exposición a alguna bacteria durante el parto; de no ser atendida inmediatamente el recién nacido podría perder la visión; es por eso importante asegurarse de que la conjuntiva del recién nacido se encuentre sana.

 

Tipos de conjuntivitis

Anteriormente se analizó que las causas de la conjuntivitis son muy variadas, para que tanto el médico como el paciente puedan identificar más fácilmente la clase de conjuntivitis que se está tratando, se ha dividido en tres tipos principales, siendo estos divididos por la causa de la afección; los tipos de conjuntivitis son alérgica, bacteriana y la vírica.

  • La conjuntivitis alérgica es aquella que es provocada por la interacción de la conjuntiva con algún agente externo como el polen, la caspa, moho, u algún otro agente al que el paciente en cuestión sea alérgico. Este tipo se lleva debido a que el cuerpo humano libera, al entrar en contacto con el alérgeno, histamina lo que resulta en que las venas de la conjuntica se inflamen. Las alergias suelen ser hereditarias, por lo que es importante revisar el historial clínico de los familiares con el fin de determinar si este tipo de conjuntivitis puede ser la causa de las molestias. Este tipo de conjuntivitis suele agravarse cuando los agentes abundan en el ambiente, es por esto que el paciente debe seguir todas las indicaciones y los consejos que su médico le indique, de esto se hablara más adelante.
  • La conjuntivitis bacteriana es el tipo más frecuente, los síntomas suelen comenzar en uno de los ojos, pues este es el que contrae a la bacteria, mientras que, con el tiempo, la bacteria pasa al otro ojo; es importante tener esto en cuenta porque inclusive si solo uno de los ojos es el que causa molestias es recomendable asistir al médico. También es importante mencionar que este tipo es muy contagioso por lo que se debe tener cuidado en cuanto a la convivencia diaria con otras personas, ya que se podrían contagiar de la bacteria que el paciente tenga.
  • La conjuntivitis vírica es la más peligrosa de los tres tipos; comencemos abarcando el hecho de que es altamente contagiosa por lo que debe ser tratada con cuidado. La manera en que se contagia este tipo de conjuntivitis es por el contacto con personas infectadas, o también en albercas. Este tipo de conjuntivitis es casi imperceptible durante el periodo en que el virus se desarrolla, que oscila entre 7 y 14 días.

Síntomas de la conjuntivitis

dibujo sobre la conjuntivitis en el ojo
Los síntomas que identifican una conjuntivitis son principalmente: una visión borrosa, dolor o comezón en los ojos, lagrimeo, molestias o dolor al estar expuesto a luz, sensación de tener basura en el ojo y el enrojecimiento de los ojos.

Pero si bien todos estos son síntomas se recomienda altamente buscar asistencia médica cuando el enrojecimiento es intenso; cuando el paciente esta consciente de que su sistema inmunológico está débil debido a medicamentos o algunas otras enfermedades.

También es importante asistir al médico cuando el paciente ya se encuentre en tratamiento y la enfermedad no cese. Cuando la visión es borrosa o cuando los ojos son muy sensibles a la luz; esto es debido a que estos síntomas suelen indicar que la enfermedad está en una etapa avanzada o es una conjuntivitis viral.

Cuando el paciente está en tratamiento, pero la conjuntivitis solo avanza en vez de presentar mejoras es muy importante que el paciente asista con su médico, pues el medicamento que se le ha dado puede no ser el indicado, e inclusive el paciente podría ser alérgico a ese medicamento.

 

Diagnóstico

El diagnóstico de la conjuntivitis es relativamente sencillo, pues para el médico vasta el identificar los síntomas ya mencionados, en conjunto con un reconocimiento oftalmológico; este último con el fin de identificar que no se trate de alguna otra enfermedad.

En caso de que los síntomas sean demasiado graves, o muestren una conjuntivitis irregular, se procesada a tomar una muestra de la conjuntiva con el fin de analizarla y poder identificar concretamente el virus o bacteria que sean la causa de la enfermedad.

También se suele tomar en cuenta el historial médico de familiares de generaciones anteriores, pues la causa de la conjuntivitis puede ser una reacción alérgica, y estas suelen ser hereditarias.

 

Tratamientos

aplicando gotas en los ojos a un hombre
En cuanto a los tratamientos para aliviarla se hace una distinción principal dependiendo del tipo de conjuntivitis que afecte al paciente; en cuanto a las alérgicas y a las virales suelen curarse por sí mismas siempre y cuando se tenga una higiene muy estricta, el tratamiento suele basarse en lavar los ojos con suero fisiológico y aplicando una compresa indicada por el médico en cada uno de los ojos.

Para la conjuntivitis bacteriana se suele prescribir antibióticos en forma de gotas o de pomadas. Pero ahora hablaremos con profundidad de los tratamientos para cada tipo determinado de conjuntivitis.

Comencemos hablando de la conjuntivitis más peligrosa, la viral; si bien esta conjuntivitis en su primera etapa suele curarse por sí misma y sus afecciones no son muy graves, cuando este tipo de conjuntivitis se extiende a más de 2 semanas provoca muchas complicaciones en el paciente; es por esto que se le considera el tipo de conjuntivitis más peligroso, pues suele dejarse desarrollar debido a que no causa muchas molestias.

Para curar este tipo de conjuntivitis se suele recurrir a compresas que sirven para aliviar la resequedad en los ojos, y para aliviar la hinchazón que se sufra; con el fin de hidratar también se suelen utilizar lágrimas artificiales. En los casos más graves el médico suele prescribir el uso de medicamentos antivirales, los virus más comunes que hacen recurrir a estos medicamentos son el herpes simple y la varicela. Es necesario tener en cuenta que los antibióticos son prácticamente inservibles en estos casos, por lo que el paciente debe tener cuidado de que los medicamentos que se prescriben sean a cordel al tipo de conjuntivitis diagnosticado.
El tratamiento para curar la conjuntivitis bacteriana se basa principalmente en el uso de antibióticos; la finalidad de estos es reducir la duración de la enfermedad y discutir las posibilidades de contagio. Los antibióticos que se usan suelen venir en dos tipos de presentaciones, en gotas o en pomadas, el uso de cada una se define con la gravedad de la conjuntivitis, así como con el tipo de antibiótico que se prescriba.

Con el fin de disminuir las molestias causados por la conjuntivitis se suelen usar lágrimas artificiales y compresas frías, es importante tener en cuenta que el uso de estos últimos solo disminuye los síntomas, de ninguna manera ayudan a curar la conjuntivitis bacteriana. Ahora bien, hay ocasiones en las que la conjuntivitis bacteriana puede llegar a curarse sola, sin la necesidad de un tratamiento, sin llegar a graves complicaciones; pero es de suma importancia que la decisión de tomar o no un tratamiento se tome en conjunto entre el paciente y el médico.

La conjuntivitis alérgica tiene tres principales tratamientos. El primero de ellos es eliminar la exposición al agente que cause la alergia, sin embargo, este tratamiento es bastante difícil de llevar a cabo pues por lo general se requiere la espera a que termine determinada época en la que el alérgeno ya no abunde en el ambiente, por ejemplo, en el caso del polen el paciente debe esperar hasta que finalice la primavera para poder eliminar por completo la exposición al polen.

El segundo tratamiento consiste en usar medicamentos en presentación de gotas, que sirven para inhibir la histamina producida por la reacción alérgica(antihistamínicos) y otros que alivian a las venas que se ubican en los ojos (vasoconstrictores tópicos); recalcamos que el uso de este tipo de medicamentos debe estar monitoreado por un médico especialista, pues varios de ellos requieren receta médica; además de que de ser usadas de manera incorrecta pueden aumentar los daños provocados a los ojos.

El tercer tratamiento es utilizado cuando la conjuntivitis es causada por un largo tiempo de uso de lentes de contacto; el tratamiento consiste en dejar de usar los lentes por algún tiempo, pero también puede ser necesario el uso de una combinación de medicamentos que sirvan para mejorar los síntomas.

 

Prevención

Es una enfermedad bastante contagiosa por lo que la prevención es un paso muy importante si se quieren evitar las molestias causadas por esta enfermedad.

Como se analizó anteriormente las causas de la conjuntivitis son varias; así que se podría hacer una lista de la mediadas de prevención que deben tenerse en cada caso sin embargo esto no sería practico en la vida diaria. Sin embargo, las siguientes medidas son generales, y ayudan en gran medida a prevenir la conjuntivitis.

Las almohadas son una región donde bacterias y virus suelen encontrar un ambiente propicio para su supervivencia debido al calor otorgado por el apoyo de la cabeza, esto en conjunto con el hecho de que durante las horas de sueño están en contacto practicante directo con los ojos; es por estas razones que es de suma importancia el cambiar constantemente las fundas de las almohadas.

Las mujeres suelen usar maquillaje en los ojos, es muy importante que los cosméticos no se compartan y sean reemplazados constantemente. Así mismo también debe evitarse el compartir toallas o pañuelos con la demás gente, y también deben lavarse contantemente.

Algo que debe tenerse en cuenta seriamente es el no tallarse los ojos con las manos si estas no han sido desinfectadas o no se han lavado, esto lleva a la recomendación de lavarse las manos con frecuencia pues son las que están siempre en contacto directo con objetos del ambiente, así e es fácil que se encuentren con virus o bacterias.

Y en el caso de que el paciente use lentes de contacto es importante tener en cuenta que la manipulación de estos debe ser rigurosamente higiénica, así como también se deben limpiar de manera correcta y constante con el fin de evitar posibles contagios, también es importante que los lentes de contacto no se usen por más tiempo del que se ha indicado.

Conoce más en remedios caseros para la conjuntivitis.

Quizás también te interese conocer sobre:
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 Comentarios en “Conjuntivitis