Tipos de Anorexia 6


Compártelo

tipos anorexia


La Anorexia es un trastorno alimenticio de origen psicosomático mediante el que se alteran los patrones de la realidad distorsionando la relación con la comida.

Esta enfermedad se popularizó en gran medida en la década de los noventa, pues hasta entonces no se había profundizado en las causas o factores desencadenantes que pudieran inducir a una persona a la inanición a veces hasta puntos extremos que comprometen la salud y la propia vida.

Hoy en día la anorexia es una enfermedad profundamente estudiada y se conoce que existen diferentes grados, tipos y subtipos que interfieren en la intensidad de los síntomas manifestados y en la posibilidad de recaída.

En un principio la enfermedad estaba asociada con la adolescencia, pero actualmente se sabe que personas de todas las edades (en su mayoría mujeres) pueden padecerla y en los casos más severos puede hacerse crónica intercalando periodos de reminiscencia y remisión como sucede en los casos de adicciones sometiendo al individuo a una montaña rusa emocional de recuperación y recaídas de las que resulta muy difícil evadirse.

 

Cuantos tipos de anorexia existen

dibujo sobre anorexia

La anorexia nerviosa

Es el tipo más extendido de anorexia que hasta ahora se ha considerado como estándar, y consiste básicamente en tener una percepción alterada de la realidad y del propio cuerpo que induce a la persona a pensar que necesita verse más delgada para encajar socialmente o ser apreciada, normalmente quienes presentan esta patología son personas inseguras y que no están conformes con su propia imagen, somatizando esa insatisfacción mediante la privación de comida y otros estímulos placenteros relacionados con la sociabilización, pues por lo general con el paso del tiempo, estas personas tienden a aislarse y a evitar situaciones comprometidas que pudieran desvelar su situación, como por ejemplo, comer públicamente en compañía de otras personas como familiares o amigos que pudiesen detectar anomalías en el comportamiento que levantaran sospechas sobre su condición.

En la anorexia se pueden distinguir varios tipos o manifestaciones de la enfermedad que en ocasiones pueden llegar a combinarse.

La anorexia restrictiva

Es la más frecuente y se produce como consecuencia de las restricción calórica permanente que conlleva una pérdida de peso progresiva situando a la persona muy por debajo de su índice de masa corporal (IMC) saludable para su estatura y constitución física.

En los estados iniciales de la enfermedad este trastorno puede pasar desapercibido porque la persona comienza introduciendo pequeños cambios en su rutina de comidas que no son muy significativos o evidentes, como por ejemplo, saltarse una comida o sustituirla por un aperitivo o suplemento.

Con el paso del tiempo, esta conducta puede agravarse hasta llegar a la inanición parcial o toral, mediante la cual la persona se niega a comer casi de todo a excepción de lo que considera básico para la subsistencia poniendo en grave peligro su salud e integridad física, pues generalmente los efectos secundarios se revierten al volver a la alimentación normal, pero cuando se llega a un estado crítico, los daños ocasionados pueden dejar secuelas permanentes aún incluso cuando se detenga el estado privativo de comida.

La anorexia purgativa

Lleva un paso más allá la restricción alimentaria y la acompaña de peligrosos suplementos coadyuvantes para producir efectos rápidos, como los laxantes para incrementar proceso de evacuación, diuréticos para aumentar el volumen de la orina y sesiones extenuantes de ejercicios con el consiguiente riesgo asociado de padecer disfunciones o fallos renales, hepáticos y problemas cardíacos.

Como la anorexia es una enfermedad psicológica no existe un patrón establecido de personas candidatas a padecerla ni condicionantes físicos que puedan resultar susceptibles de provocarlas, pues estadísticamente sólo se ha podido comprobar que es una enfermedad mucho más frecuente en las mujeres que en los hombres y que la edad de riesgo se sitúa en la adolescencia, aunque también puede afectar a otras edades situadas por debajo de los cuarenta años.

En cuanto a los patrones psicológicos se han podido distinguir varias constantes que parecen inducir a su desarrollo como la auto-exigencia, perfeccionismo, inseguridad, inestabilidad en el hogar etc. Dependiendo del desencadenante la persona somatizará la restricción alimenticia de una manera o de otra y en este punto, se han establecido dos patrones básicos de anorexia.

Anorexia sacrificante

Puede producirse a raíz de una acontecimiento desagradable dentro del núcleo familiar que puede otorgar un mayor nivel de autonomía al individuo, o una gran responsabilidad que le genere estrés y le induzca a querer restringirlo mediante formas extremas de alimentación.

La anorexia abstinente

Es un subtipo de anorexia mucho más complejo de tratar porque produce un fuerte estímulo psicológico de su aplicación que resulta adictivo para quien lo parece, pues la inanición prolongada puede aumentar la producción de ciertas hormonas vinculadas al placer que generen estímulos similares a los de ciertas drogas que inducen a los afectados a incrementar los espacios de tiempo en los ayunos y a continuar reduciendo las dosis de alimentos para mantener los niveles de “bienestar”.

Otro efecto psicológico adictivamente peligroso que presentan este tipo de pacientes es la satisfacción mediante el autocontrol y en este punto, lo que produce placer no es una reacción física ante la falta de comida, si no una gratificación emocional derivada del control exhaustivo de una de las funciones más básicas del cuerpo y cuya restricción resulta complicado para la mayoría de las personas, por lo que quienes padecen este tipo de Anorexia tienden a sentirse superiores y dueños absolutos de su propio cuerpo.

 

Vídeo sobre la anorexia y sus tipos

Cualquier tipo de anorexia es muy negativa para la vida y salud de quien la padece, donde la gran mayoría de personas que la sufren padecen una imagen distorsionada de sí mismos, tienen una baja autoestima, constantemente se auto evalúan su apariencia física y peso, pueden aislarse y sufrir depresión.

Para que una persona afectada recupere su vida normal y salud, es importante que tenga la ayuda de un especialista, apoyo familiar y que ofrezca una colaboración absoluta y sincera.

Como primera medida uno debe aceptar que tiene un problema, decir que por lo general, a los que sufren de bulimia les es más fácil reconocerlo que quienes padecen de esta enfermedad dado que al hacer dietas estrictas o no comer, les suele generar cierta satisfacción.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 voto, media: 4,43 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 Comentarios en “Tipos de Anorexia