Realizar ejercicio o actividades cotidianas reduce el riesgo de sufrir Alzheimer


Compártelo

persona mayor realizando ejercicio físico
Estudio publicado en la revista Neurology de la Academia Americana de Neurología, indica que la realización de ejercicio físico diario a parte de aportar beneficios a nuestro cuerpo y calidad de vida, podría reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer, incluso en personas mayores de 80 años.

El estudio ha sido realizado por la Rush University Medical Center de Chicago, en la investigación los investigadores hicieron un seguimiento de la actividad física durante 10 días a 716 personas mayores con una media de edad de 82 años, donde se les colocó en la muñeca unos sensores que guardaban la información sobre cualquier actividad física que pudieran realizar, como jugar a las cartas, lavar los platos, cocinar, mover su propia silla de ruedas,… . Ninguno de los participantes poseía algún tipo de demencia o Alzheimer.

Se observó que en los siguientes tres años y medio, 71 de ellos desarrollaron Alzheimer, donde los participantes que fueron menos activos tenían más de doble, concretamente un 2.3, de probabilidades de desarrollar Alzheimer respecto al grupo de personas más activas.

El estudio señala que la realización de ejercicio como la práctica de actividades cotidianas (limpiar, lavar, cocinar,…) sobre todo para las personas que por motivos de edad o salud ya no pueden realizar ejercicio físico, pueden beneficiar y estar relacionadas con el tener un riesgo menor de sufrir Alzheimer.

Quizás también te interese conocer sobre:
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *