Planifica tus metas para perder peso


adelgazar
Unas metas bien planificadas pueden ayudarte a convertir tus ideas en realidades. Planificar de antemano los objetivos de pérdida de peso puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Si son realistas y están bien planteados, te ayudarán a mantenerte enfocado y animado para lograr un estilo de vida más saludable.

Pero no todos los objetivos de pérdida de peso son útiles. Proponerse perder 5 kilos a la semana puede desanimarte rápidamente. Aunque está muy bien pensar a lo grande, esta serie de consejos te ayudará a plantearte metas factibles que te ayudarán a alcanzar tus sueños.

1. Márcate objetivos cuantificables

Debes poder medir los objetivos que te propongas. “Caminar todos los días” no es lo mismo que concretar hasta dónde vas a ir caminando, durante cuánto tiempo, cuántos días a la semana y a qué hora.
Anota tus objetivos y revísalos cada semana para ver lo que funcionó y lo que no. Basándote en los resultados, planifica los objetivos para la semana siguiente.

2. Concéntrate en lo que es posible y relevante para ti

Establece metas que estén dentro de tus capacidades y que tengan en cuenta tus limitaciones. Considera tu nivel de condición física personal, problemas de salud, disponibilidad de tiempo y motivación. Adaptar tus expectativas a tu situación concreta te ayuda a establecer metas alcanzables.

3. Piensa en el tiempo

Elige una fecha de inicio para comenzar a perder peso. Asegúrate de anticiparte a las circunstancias de la vida que puedan constituir un obstáculo para tus planes, como las exigencias del trabajo, las vacaciones o la vida en pareja. Puede que tengas que resolver algunas cuestiones antes de comenzar.
Establece metas a corto y largo plazo. Las metas a corto plazo mantendrán tu compromiso día a día, mientras que las metas a largo plazo mantendrán viva tu motivación. Tus objetivos a corto plazo son los peldaños que te conducen hacia tu objetivo a largo plazo.

4. Plan de contratiempos

Los reveses son una parte natural del cambio de hábitos. Todo el que ha logrado con éxito incluir cambios en su vida ha experimentado un retroceso en alguna ocasión. Identificar posibles obstáculos, una comida con los amigos o una fiesta en la oficina, por ejemplo, te puede ayudar a no caer en tentaciones.

5. Ajusta tus metas

A medida que avanzas en tu plan de pérdida de peso tendrás que ir modificando tus metas. Poco a poco verás que puedes asumir retos mayores y que necesitas ajustar tus objetivos para adaptarte mejor a tu nuevo estilo de vida.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando...
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.