Los casos de siete drogadictos que ayudaron a entender mejor el Parkinson


heroina
En los años setenta, Barry Kidston un estudiante químico de Massachusetts, sintió curiosidad por las drogas duras y quiso experimentar con ellas. Montó un laboratorio en el sótano de la casa de sus padres y fue capaz de sintetizar MPPP, un opiáceo similar a la heroína.

Después de varios meses sintetizando la droga y administrándosela por vía intravenosa sin ningún incidente reseñable, algo salió mal. Barry acortó los pasos de fabricación de la MPPP y al consumirla, tuvo una sensación de ardor, y tres días más tarde ingresó en un hospital con síntomas de disminución severa de los movimientos, temblores, mutismo y sensibilidad alterada.

Los médicos, después de varios intentos infructuosos por mejorar su estado, lograron mejorar su estado al ver que sus síntomas eran muy similares a la enfermedad de Parkinson y le administraron levodopa (medicación habitual y usada en pacientes afectados de Parkinson).

El National Institute of Health fue informado sobre este caso tan excepcional y un equipo fue a casa de Barry para investigar y analizar la MPPP defectuosa, fue probada en ratones, los cuales presentaron síntomas similares en un par de horas de su administración.

Barry con el tiempo desarrolló tolerancia a la Levodopa y siguió consumiendo drogas. Unos 18 meses después murió de una sobredosis de cocaína. En la autopsia que se le realizó, se observó una gran destrucción de las neuronas de la sustancia negra que usan la dopamina como neurotransmisor.

En 1982, seis jóvenes de California, ingresaron al hospital con síntomas muy parecidos al Parkinson. Los médicos estaban desconcertados dado que los pacientes eran demasiado jóvenes para tener la enfermedad de Parkinson. Más tarde se supo que estos pacientes habían tomado una heroína sintética que un traficante de drogas local había fabricado en su garaje. Investigaron la droga y resultó no ser heroína sino MPPP. Los investigadores recordaron el caso de Barry Kidston y cotejaron ambas drogas. El análisis reveló una sustancia nueva, la MPTP, la cual se considera la sustancia responsable.

Estos dos incidentes separados, han permitido descubrir el MPTP, el cual ha supuesto un gran avance en la lucha contra la enfermedad de Parkinson. Ha demostrado tanto en primates como en el caso de Barry Kidston que destruye sustancia negra y que el Parkinson no tiene porque ser siempre de origen hereditario, puede ser producido por agentes o sustancias externas.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando...
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Los casos de siete drogadictos que ayudaron a entender mejor el Parkinson

  • JENNIFER

    EN LA ESQUINA DE MI CAS SE DROGA UNOS PIBES PERO LLAMAS A LA POLICIA
    Y NO HACEN NADA SE DROGAN CON LOS PIBES AHORA ESTAN PERO GRACIAS A MIS
    PERROS NO ROBA ADOPTA UN PERRO DE LA CALLE PORFAVOR SIENTOS Y SIENTOS SE ESTAN MURIENDO SI VOS NO LOS ADOPTA YO LOS ADOPTO O CONSIGO UN LUGAR PARA ELLOS LOS AMO
    CHAU QUE LA PASEN BIEN CHAUUUUUUUUUUUUUUUU