La soledad aumenta la presión sanguínea en las personas mayores


persona mayor sola
Resultados de un estudio realizado en el Centro de Neurociencias Cognitivas y Sociales de la Universidad de Chicago demuestran que la soledad puede añadir 30 puntos a una lectura de presión san­guínea para los adultos de más de 50 años de edad.

“El mensaje con el que debemos quedarnos es que los sentimientos de soledad son un riesgo para la salud y, mientras más sola esté una persona, más alta será su presión sanguínea. Y sabemos que la hipertensión arte­rial tiene todo tipo de consecuencias negativas», afir­mó la científica investigadora líder del proyecto Louise Hawkley.

Los hallazgos publicados en la revista Psychology and Aging se obtuvieron a partir de la aplicación de cues­tionarios estándares para determinar el nivel de soledad percibido de cada participante, además de otros facto­res de riesgo psicosociales y cardiovasculares entre personas de 50 a 68 años.

Se encontró que las personas mayores solitarias tenían lecturas de presión sanguínea que eran hasta 30 puntos más altas que las de los demás, incluso después de tomar en cuenta estados emocionales negati­vos como la tristeza, el estrés o la hostilidad.

Algo que ha llamado la atención es la “especificidad” de la soledad como factor de cambio en las mediciones más que otros factores como la depresión o la rabia.

Si la soledad puede aumentar la presión sanguínea, entonces la solución parece fácil, fortalecer las relaciones existentes y crear nuevas. Pero expertos que han estudiado la soledad, señalan que normalmente no es tan sencillo, ya que las relaciones sociales son difíciles de sostener conforme se tienen más años.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando…
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *