¿Es inevitable ganar peso con la edad?


persona aumenta peso
Con la edad las necesidades calóricas disminuyen, por lo que es más fácil ganar peso. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Harvard publicado en el New England Journal of Medicine en junio de 2011 señala que no sólo el número de calorías de la dieta influye a la hora de ganar peso con la edad. Hay una serie de factores relacionados con el estilo de vida que son fundamentales también.

El estudio incluyó a más de 100.000 hombres y mujeres que se encontraban en buen estado de salud y no obesos. Sus hábitos de peso, la dieta y el estilo de vida fueron monitorizados durante 20 años. El promedio de ganancia de peso fue de aproximadamente de 1 kg por cada 4 años.

Lo que más sorprendió a los investigadores fue que algunos alimentos concretos, como las patatas, las patatas fritas y las carnes rojas, daban lugar a un aumento de peso mayor. Las bebidas alcohólicas y los zumos de fruta azucarados demostraron ser responsables de los mayores aumentos de peso debido a su alto contenido calórico. Sin embargo, otros alimentos como las verduras, los frutos secos y las frutas producían un aumento de peso mucho menor.

Pero el estilo de vida resultó definitivo como factor determinante en el aumento de peso. La actividad física es fundamental para mantener el peso bajo control. Se demostró que limitar el tiempo frente al televisor y dormir entre 6 y 8 horas influye en el consumo de energía y en el gasto calórico. La ganancia de peso fue mayor entre aquellas personas que dormían menos de 6 horas o más de 8, y menor entre quienes dormían de 6 a 8 horas por noche.

Así, ganar peso con la edad resultó ser una mezcla de factores más allá del número de años que se cumplan. Como ya sabíamos, una dieta moderada y un estilo de vida activo son las claves que nos pueden ayudar a envejecer con más salud y menos peso.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando...
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.