Comidas menos recomendables para los niños


grasas y comida rapida
El problema de sobrepeso y/o de obesidad en los niños y en los adolescentes en el mundo occidental es realmente alarmante. De hecho es un problema de salud en muchos países desarrollados o en vías de desarrollo, donde los hábitos de alimentación y la oferta de comidas supera la demanda.

Muchos padres y familias están preocupados por esta tendencia, por eso es necesario aconsejarles con certezas sobre los tipos de alimentos que hacen que los niños padezcan de obesidad y/o sobre peso desde edades muy tempranas como el primer año de vida. Niños menores de cinco con gran cantidad de masa corporal, que ya comienzan a tener problemas en sus balances nutricionales y en sus huesos producto del sobrepeso y la obesidad que padecen, en cuanto llegan a la escuela se suman los conflictos psicológicos que padecen muchos de los niños obesos.

¿Qué deben hacer los padres? Pues claro que lo obvio, comer mejor, más saludable, aunque también es cierto que nuestros hijos frecuentan lugares donde la comida que se oferta es provocadora de obesidad, o que los habituamos a rutinas en la alimentación nada saludables.

A estos platos muchas personas los identifican con la frase: «ataque del corazón al plato».

Comidas no recomendadas

–       Los dulces industriales y las pastas con quesos muy pesados y de muchas calorías, así como salsas con grasas, saborizantes y azúcar en grandes proporciones. Muchos restaurantes y cafeterías de comida rápida presentan muchas calorías en grasas, lo que son totalmente no recomendables, con un solo plato se pueden consumir más de 1900 calorías con alto contenido de sodio. Un cambio es posible.

–       Las quesadillas con arroz a la mexicana, tampoco son nada recomendables, el nivel de calorías es de 1120 calorías. Y hablo sobre todo las consumidas en la calle. Por eso es importante conocer qué comidas le compramos a los niños cuando salimos con ellos o cuando están solos. Busque opciones con calorías, grasas en bajas proporciones, o hágalos en casa.

–       Las rositas o palomitas de maíz en cualquiera de sus variantes empacadas para microondas tiene alto contenido de calorías, grasas y mucho más de sodio. Aun más las que se acompañan de otros ingredientes como la mantequilla y otros sabores. Por lo tanto no es para nada recomendable su consumo. Busque otras variantes de palomitas de maíz en el mercado o retírelas de sus hábitos alimentarios. Habitúe a sus hijos a otras formas de comer maíz, asado, molido, en tamales, en tortillas que no sean fritas, etc. son preferibles.

–       Las hamburguesas industriales, incluidas las marcas prestigiosas de comida rápida, para nada son recomendables. El contenido de calorías y de sodio es alto. Evite que se convierta en hábito o en una tradición comer o visitar regularmente estos sitios. Si quieren que coma hamburguesas prepáreselas usted, áselas, y consúmalas con vegetales y frutas.

En general los hábitos los adquieren en la familia, en las escuelas y como imitación o producto de la moda y de las grandes campañas publicitarias. Todos estos alimentos de comida rápida, que son dañinos cuando se consumen más de dos o tres veces al mes, se pueden elaborar en casa y en vez de freír, asar; en vez de sodas, zumos naturales; en vez de salsas y quesos muy calóricos o grasos buscar variantes en el mercado más saludables.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando...
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.