MundoAsistencial RSS twitter Google Plus facebook Youtube subscripción por email

¿Hipertensión? Consejos para comer sanamente fuera de casa

comedor de un restaurante
La presión arterial alta es una enfermedad a la que se le debe prestar la debida atención. Si tu salud se ha visto afectada por la hipertensión, es posible que te sientas confundido o hasta un poco triste pues tu rutina diaria podría dar un giro drástico. Cambiar tu estilo de vida en cuanto a la alimentación es un buen comienzo para mejorar tu salud

La alimentación es uno de los rubros más importantes que debes cuidar. Y es que tú puedes ayudarte al cambiar este aspecto de tu vida. Como sabes, una dieta desbalanceada está íntimamente ligada con la obesidad y la presión alta. Este padecimiento no necesariamente es mortal si se toman las medidas adecuadas, que en este caso sería el cambio de estilo de vida y la ingesta de medicamentos.

Comer sanamente fuera de casa

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta el paciente con hipertensión arterial, es la alimentación. Existe la idea generalizada de que únicamente se puede comer bien dentro de casa, pero también puedes cuidar de tu salud fuera de tu hogar. De esta forma tendrás la oportunidad de descubrir alimentos sumamente nutritivos sin que tengas la necesidad de prepararlos.

Come de todo, pero con moderación

Lo primero que debes saber es que no tienes que dejar de comer todo lo que te gusta. Puedes de degustar pescado, carnes blancas (pollo sin piel), requesón, yogurt con bajo contenido graso, leche semidescremada o desnatada. Las frutas y verduras frescas también son esenciales en esta clase de dieta, así que procura comer siete de ellas al día.

Partiendo de la premisa anterior, existen lugares como ciertos restaurantes, que ofrecen en sus cartas algunos platillos especiales para personas con hipertensión o diabetes. Cuando acudas a uno de estos lugares, pregunta a la persona que te atiende si cuentan con este tipo de menús. En caso contrario, solicita que tu alimento no contenga mucha grasa ni sodio. Otro tip que puede serte de utilidad es que si el plato de entrada es mayor a lo que deseas, puedes ordenar que te sirvan una porción más pequeña. En caso de que no termines tus alimentos pide que te la pongan para llevar, así la podrás comer al día siguiente. También puedes pedir un aperitivo a manera de entrada.

Qué ordenar

Tu plan de alimentación debe seguir una línea de responsabilidad, es decir, no caer en los excesos. Las siguientes opciones te darán una idea de cómo tener una dieta balanceada cuando te hallas fuera de casa.

Aperitivo: Éstos los puedes combinar con verduras, frutas o pescado. Un claro ejemplo de ello es la verdura picada cruda, compota de frutas frescas, o bien, coctel de camarones. En este último, procura usar jugo de limón en lugar de la salsa del coctel.

Sopa: Regularmente la sopa o el caldo de jitomates contienen sodio. Por su parte, las cremas, sopas de mariscos, purés y algunas sopas de frutas tienen mucha crema y yema de huevos. Opta mejor por las ensaladas y la fruta.

Ensalada: En el caso de las ensaladas, éstas deben ser de preferencia de lechuga o espinacas, con el aderezo a un lado. Algunas de ellas contienen un alto contenido en grasa, colesterol y calorías, como la ensalada César y la ensalada griega. La ensalada del chef es otro platillo que también porta un índice alto de las sustancias ya mencionadas.

Pan: Da preferencia a los panes o palitos tostados. Puedes agregar mermelada, un poco de miel o jalea, los cuales son bajos en grasa y proporcionan pocas calorías cuando se consumen esporádicamente. Ten cuidado con las galletas pues algunas variedades son altas en sodio.

Para acompañar al platillo: Las papas al horno o hervidas, así como las verduras al vapor, arroz o frutas secas son mucho mejores que las papas fritas, los aros de cebolla o la ensalada con mayonesa. Igualmente, pide que no usen mantequilla ni margarina para preparar las verduras o el arroz.

Entrada: El pollo a la parrilla, el pescado cocinado con limón o los trozos de carne de res al horno son buenas opciones de entradas ya que contienen poca grasa. Evita la costilla de res, la ternera empanizada, los camarones estofados o el pollo frito, pues son productos con mucha grasa. Si optas por la pasta, fíjate que contenga salsa roja o almejas. No órdenes la pasta con carne o queso, o con salsas blancas combinadas con tocino, crema, huevo o mantequilla.

Postre: Puedes elegir de entre esta gama de postres: fruta fresca, fruta cocida con especias o pastel simple con puré de fruta.

Alcohol: En grandes dosis, esta clase de bebidas aumenta la presión arterial. No es necesario que lo elimines de tu lista, solamente basta con que limites su ingesta a una bebida al día si eres mujer u hombre de talla pequeña y dos bebidas si eres de talla promedio o grande.

Como acabas de ver, la hipertensión no quiere decir que te prives de ciertos alimentos, lo importante es que sepas cómo llevar a cabo una dieta balanceada con responsabilidad.

Fuente: RadioContempo

Comparte el conocimientoShare on Facebook0Tweet about this on Twitter1Share on Google+0

Etiquetas: , , ,


Escribe una respuesta


MundoAsistencial se reserva el derecho de moderar los comentarios. Los comentarios que utilizen palabras soeces, insultos, ataques directos, descalificativos y spam serán eliminados.