MundoAsistencial RSS twitter Google Plus facebook Youtube subscripción por email

Cuidando la autoestima del enfermo de Alzheimer

cuidando persona con alzheimerEs muy común que los adultos mayores tengan una autoestima baja, ya sea por soledad, enfermedad, falta de recursos económicos y problemas familiares. Ahora imagine a una persona con todo esto, más la enfermedad de Alzheimer. La baja autoestima y depresión suelen acompañar al paciente y es aquí donde la familia juega un papel importante para no dejarlo caer en ese círculo que sólo empeorará su situación.

Este es un aspecto fundamental que ayudará tanto a la familia como al enfermo en este penoso proceso del Alzheimer, porque hay que recordar que la enfermedad no se cura, sólo se controla con las nuevas terapias que inhiben el deterioro cognitivo como es el caso de la memantina de Merz, la cual apoya a los pacientes a tener una mejor calidad de vida, permitiéndoles incluso una gran autonomía para acciones cotidianas como comer, ir al baño y vestirse. Además de devolverles a los pacientes un grado de auto-determinación y consecuentemente una gran sensación de autoestima.

Aunado a esto es importante que la familia maneje otros aspectos como:

Higiene diaria

- No se sorprende si en las etapas iniciales de la enfermedad, el paciente muestra resistencia a bañarse. Su pérdida de autoestima y falta de privacidad son sentimientos encontrados que lo hacen reacio al aseo. Sin embargo, siguiéndose una rutina bien orientada, lejos de ser estresante para él, el baño le resulta terapéutico y benéfico. Es importante respetar en lo posible su autoestima.

- En el caso de pacientes hombres, el lucir perfectamente rasurados es de gran ayuda.

- Su higiene dental es esencial para evitar infecciones bucales. El aseo de boca y lengua y el mantener su prótesis limpia (según sea el caso) y bien ajustada, le ayuda a conservar sin deterioro su buena digestión.

- Es recomendable mantener el cabello corto (más no raparlo porque afecta enormemente su autoestima y puede causarle mayor confusión al no reconocerse físicamente), es de gran ayuda tanto para el paciente como para sus familiares al representar menos complicación en su aseo diario.

- El aseo de las manos y el mantenerle sus uñas cortas y limpias evitará que se lastime asimismo, que no cree bacterias y que sea rechazado por gente que lo rodea. Lo mismo es indicado para las uñas de los dedos de los pies.

- Recordarle que siempre lleve un pañuelo desechable en el bolsillo para conservar el aseo de su nariz.

El vestir

- Es de suma importancia mantener al paciente lo mejor presentado posible. Esto también es de gran ayuda para mantener su autoestima.

- Escoger su ropa haciéndolo para él menos complicado. Escribir su nombre en su ropa, le ayudará a conservar su identidad.

- Es recomendable utilizar prendas de vestir en tonos pastel por ser, en cierta forma, más sedantes para el paciente.

- La utilización de zapatos sin agujetas como tenis o mocasines harán más fácil su preparación al vestirse.

- Las prendas de vestir que compliquen sus movimientos o habilidad física al vestirse, es conveniente desecharlas y suplirlas por prendas con cierres sencillos.

- Según las diferentes estaciones del año, se recomienda el uso de prendas con las cuales el paciente se sienta cómodo y no padezca de demasiado frío o calor.

Orientación y comunicación

- La orientación del paciente en tiempo-espacio es clave para su tranquilidad anímica.

- Conversar con él o ella y mantenerlo informado acerca de las actividades de la casa, es importante que se haga día con día para conservarlo en contacto con la realidad.

- Así mismo, se recomienda el uso de un pizarrón donde además se anoten recados o recordatorios dirigidos a él como: la hora de tomar la medicina, hora de acostarse, o llevar a cabo sus actividades fisiológicas.

- Es recomendable que el paciente use un reloj de manecillas con números grandes para mantenerlo consciente del tiempo.

- Así mismo, es importante mantener un espejo en su cuarto para que tenga un constante contacto con la realidad y su persona, así como rodearlo de fotos de familiares que de cierta forma le hagan recordar momentos pasados.

- medida que avanza el deterioro de la enfermedad, la comunicación con el paciente se hace más complicada. Las expresiones faciales, gestos, actitudes y contacto físico por parte de la familia, le ayudan enormemente más que mil palabras, expresándole alegría indicaciones y paciencia, o simplemente cariño.

Estas son algunas recomendaciones que la familia puede poner en práctica para que el enfermo de Alzheimer se sienta seguro y su autoestima no esté tan baja, como la de la gente que lo rodea.

Fuente: informanet

Comparte el conocimientoShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0
Etiquetas:


Escribe una respuesta


MundoAsistencial se reserva el derecho de moderar los comentarios. Los comentarios que utilizen palabras soeces, insultos, ataques directos, descalificativos y spam serán eliminados.