Liposucción


cirugía de liposucción
La liposucción, o también denominada lipoescultura, es un tratamiento de belleza de tipo quirúrgico que se utiliza para eliminar la grasa depositada en diversas zonas del cuerpo, tales como: mejillas , cuello, brazos , mamas, abdomen, nalgas, caderas, muslos, rodillas y tobillos.

De manera secundaria, la liposucción, al eliminar grasa, puede ser utilizada para tratar la celulitis.

La liposucción básicamente se basa en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula que va realizando túneles y que se conecta a una bomba que genera vacío, la cánula atraviesa la piel en zonas previamente marcadas.

Esta técnica fue inventada por el ginecólogo, Giorgio Fischer, en 1974; pero fue el cirujano francés Gerard Yves Illouz, quien en 1977 fue el primero en utilizarla para fines estéticos.

En los inicios esta intervención requería anestesia general, se empleaban cánulas de gran diámetro y solamente se podía realizar en las zonas más profundas de la grasa. Todo esto implicaba que esta intervención fuera bastante pesada y traumática para el paciente, el cual tenía que pasar varios días ingresado. Actualmente esta técnica ha avanzado mucho, las intervenciones se realizan con anestesia local, las cánulas son de un diámetro pequeño y se puede aplicar en zonas superficiales.

Ahora es una técnica de bajo riesgo, la intervención suele durar unas pocas horas, donde una vez finalizada la operación se coloca una prenda compresiva que se debe llevar durante unas semanas, que ayuda a la piel a ajustarse a su nuevo contorno corporal.

Es normal que en las zonas tratadas aparezcan inflamaciones y hematomas, los cuales irán desapareciendo.

No es un tratamiento aconsejable para tratar la obesidad, de hecho los mejores resultados se obtienen en personas con un exceso de peso que no supere el 30 %, que tengan una piel bien elástica, con buen tono muscular general, y obviamente, con exceso de grasa localizada.

Además, está contraindicada en pacientes que tengan el sistema inmune debilitado, con diabetes, afecciones coronarias, vasculares en general y cardiacas, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Tipos de liposucción

Bajo el mismo principio y base se pueden encontrar varias técnicas de liposucción:

  • Liposucción tradicional.
  • Liposucción por aire comprimido.
  • Liposucción ultrasónica.
  • Liposucción húmeda.
  • Liposucción por motor eléctrico.
  • Liposucción tumescente.
  • Liposucción laser.
  • Liposucción superhúmeda.

Complicaciones y riesgos de la liposucción

Es una técnica muy segura, siempre que sea realizada por profesionales y con los medios adecuados, pero como toda intervención quirúrgica tiene sus riesgos y complicaciones.

Algunas de las posibles complicaciones pueden ser: infecciones, hemorragias, complicaciones asociadas con la anestesia, daños en la piel o nervios, pérdida excesiva de líquidos, trombosis venosa, edema pulmonar, infarto cardíaco, quemaduras por fricción, coágulos de sangre y grasa, … .

Vídeo sobre la liposucción

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *