Semana 31 de embarazo


Compártelo

semana 31 embarazo
Seguimos con nuestro apasionante recorrido semana a semana por el embarazo, esta vez, le toca el turno a la semana 31 del embarazo.

Empieza la cuenta atrás, se acerca el momento y si el parto no se adelanta dentro de 9 semanas aproximadamente nacerá tu bebé.

Ahora tu barriga tiene un tamaño bastante considerable y aunque este volumen tiene una serie de ventajas, también tiene una serie de desventajas: por una parte puedes lucir tu ropa de embarazada con orgullo, pero también a la hora de dormir se te hace más incómodo seguramente.

Tu bebé ya crece a un ritmo acelerado y gana terreno en tu estómago conforme el espacio que te queda, por lo que a partir de ahora lo más recomendable es que sigas estrictamente una dieta sana con 5 o 6 comidas al día menos abundantes para que te sientas menos pesada y hagas la digestión más fácilmente.

A continuación te explicamos todo lo que sucede en la semana 31.

 

Cambios en el bebé en la semana 31 del embarazo

tamaño bebé semana 31Tu bebé ya mide aproximadamente unos 41 centímetros y pesa poco más de kilo y medio. Sin embargo, durante las próximas semanas duplicará su peso.

Aunque todavía no puede respirar fuera, los pulmones ya están prácticamente formados. El esqueleto se encuentra en pleno crecimiento mientras los huesos siguen almacenando fósforo, calcio y hierro.

Ahora también puede girar la cabecita para distinguir luz entre la oscuridad y además los riñones ya son completamente funcionales, eliminando alrededor de medio litro al día de orina.

 

Cambios en la mamá en la semana 31 de gestación

mujer embarazada de 31 semanas

embarazada de 31 semanas

A partir de ahora puede que sientas las conocidas contracciones de Braxton Hicks que duran de 30 a 60 segundos aproximadamente y son irregulares.

Lo más probable es que surjan al cambiar la posición, pero esto será totalmente normal porque tu cuerpo se prepara para el parto.

En este momento son indoloras y poco frecuentes. Si por cualquier causa son dolorosas o presentas síntomas como dolor abdominal fuerte o cólicos menstruales, será mejor que llames a tu ginecólogo.

Como ya te hemos comentado en la semana anterior lo mejor es que realices unas 5 o 6 comidas al día en pequeñas cantidades para que realices mejor la digestión y disminuyas los ardores en el estómago. Con esta pauta podrás combatir también la retención de los líquidos.

Es posible que ahora notes también la salida de calostro en los pezones, ya que tus pechos han empezado a formar leche. A partir de este momento el dormir es más complicado, por lo que nuestro consejo es que cojas todas las almohadas que tengas en casa para acomodarte lo más que puedas.

¡Ten paciencia! Ya queda poco…

Vídeo donde mujer embarazada de 31 semanas, te cuenta su experiencia en esta semana
 

Las emociones de la mamá en la semana 31 de embarazo

A partir de este momento puede que cambie el pH en el flujo vaginal, por lo que existe cierta tendencia a desarrollarse infecciones por hongos como es la candidiasis.

Este es un hongo que está en la vagina naturalmente y que no es perjudicial mientras los niveles están controlados. Sin embargo, si el pH cambia puede tender a multiplicarse, lo que puede generar síntomas como ardor y picor en la zona.

Para que mantengas la candidiasis a raya procura tener siempre la vulva seca y limpia, además de utilizar braguitas de algodón y salva slip no transpirables. Utiliza jabones neutros para la zona íntima y no se te ocurra iniciar un tratamiento sin la debida prescripción médica.

Es posible que ahora también se produzca un aumento en el flujo sanguíneo con hinchazón y edemas que pueden molestar cuando practicas relaciones sexuales. Esto desaparece justo después del parto.

Para evitar estas molestias no permanezcas mucho tiempo en una misma posición, ni sentada ni de pie y utiliza medias elásticas de comprensión. Si pierdes sangre o ves manchas consulta rápidamente a tu médico.

Lo más probable es que pienses mucho en que se acerca el parto y seguramente sueñes con este momento frecuentemente. Leer sobre el parto te ayudará a vivir esta experiencia con más tranquilidad.

 

Curiosidades en la semana 31

Las molestias típicas en esta etapa tan avanzada pueden que te hagan sentir incómoda cuando debes realizar tu trabajo en el puesto de siempre.

Si debes permanecer con la misma posición durante mucho tiempo es probable que te moleste la espalda y sientas las piernas cansadas.

Para aliviar las molestias apoya alternativamente sobre un objeto con poca altura de cada pie y procura doblar las rodillas para que la espalda descargue después de tanto tiempo de pie.

Si tienes que permanecer mucho tiempo en tu trabajo sentada procura levantarte cada media hora a la vez que mueves piernas y brazos.

Mueve los tobillos para que mejore el retorno venoso y apoya recta la espalda en el respaldo del asiento que tengas. Recuerda también que los ejercicios contribuyen a disminuir la rigidez muscular y el malestar.

 

Pruebas diagnósticas en la semana 31 de embarazo

ecografia bebé de 31 semanas

ecografía 4d semana 31

Entre esta semana y la 34 te harán la ecografía que sirve para repasar la morfología de tu bebé y cuantificar la cantidad de líquido amniótico en el tercer trimestre, además de estimar el peso de tu bebé, algo que no suele acertar los ginecólogos.

Aunque cada mujer y cada bebé es un mundo, estos cambios son los principales en la semana 31. No dejes de informarte acerca de cada semana hasta que llegue el momento de tener a tu bebé en tus brazos.

Estar informada te ayudará a saber cómo enfrentar el parto, aunque sea como sea, sin duda alguna será uno de los días más felices de tu vida. ¡Disfruta tu embarazo!

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *