Segundo trimestre de embarazo


Compártelo

bebé en el segundo trimestre de embarazo
El segundo trimestre de embarazo es el periodo comprendido entre la semana 13 y la 28 y es muy importante en de desarrollo del bebé pues es la etapa en el que a diario hay constantes cambios crecimiento en feto.

Si ya estás en el segundo trimestre del embarazo seguramente tu médico ha pedido que te realices la segunda ecografía para poder conocer el sexo de tu bebé y así planear su nombre y decorar su habitación, buscar su ropa y demás cosas lindas en torno a si será niño o niña.

Para este tiempo el feto ya puede comunicarse contigo a través de movimientos sensoriales lo cual comienza a fomentar el vínculo madre e hijo.

 

Cambios físicos de la madre en el segundo trimestre de embarazo

En este trimestre es donde se comienzan a hacer notar los cambios físicos en la mamá, pues la panza comienza a elevarse para hacer notar un vientre abultado.

Comienza a notarse el aumento de peso y el ensanchamiento de las caderas y lo más hermoso es que es el momento en el que comienzas a sentir los movimientos de tu hijo.

Ya no será necesario decir que estás embarazada, pues a simple vista todos lo notarán, la panza va creciendo y todos podrán ver que es el resultado de un bebé formándose en tu vientre preparándose para salir en unos meses al mundo.

 

Vídeo sobre el segundo trimestre de embarazo

Embarazada de segundo trimestre que comparte su experiencia en esta etapa
 

Síntomas que experimenta la madre en el segundo trimestre del embarazo

Además de observar el crecimiento constante de tu abdomen y sentir las pataditas de tu bebé, en esta etapa puede que también experimentes contracciones aisladas las cuales son totalmente normales en especial si realizas actividad física o te encuentras en constante estrés, por lo que debes de regular tu actividad física, evitando levantar cosas pesadas y tratar de relajarte.

En la consulta médica de rutina puedes comentarle al ginecólogo sobre estas contracciones y el podrá realizar una valoración para descartar problemas urinarios.

En este periodo la mayoría de las mujeres le dice adiós a las náuseas y vómitos pero ahora el problema será el estreñimiento ocasionado por las hormonas que disminuyen la actividad intestinal.

Te sentirás sedienta todo el tiempo, por lo que es recomendable beber entre 2 o 3 litros al día y no retener orina, es decir acudir inmediatamente al baño cuando se sienta ganas de orinar, pues de no ser así el riesgo de contraer infecciones urinarias aumenta además que el esfuerzo de retener la orina puede ocasionarnos contracciones.

En este período ocurre en la sangre un aumento considerable de agua que diluye los glóbulos rojos causando lo que se denomina anemia fisiológica en algunas mujeres.

Será el médico quien decida que tratamiento se debe seguir. Es importante recalcar que no es una enfermedad que ponga en peligro al bebé o a la madre, todo mejorará con una dieta adecuada o el consumo de complejos vitamínicos, ácido fólico o hierro.

Se deberá aplicar la vacuna antitetánica o la denominada doble (difteria y tétanos) que ayudarán a darle defensas tanto a la mamá como al bebé.

Para esta etapa del embarazo se debe haber aumentado un aproximado de 4 kilogramos tomando en cuenta el peso que se tenía al momento de quedar embarazada.

Los parámetros establecidos de aumento de peso en mujeres embarazadas es de kilo a kilo y medio cada mes.

Otros síntomas que aparecen en este período son la hinchazón de los pies, adormecimiento de brazos al acostarte, aparición de varices (conoce sobre ellas) y los problemas para conciliar el sueño por los cambios hormonales y por no poder encontrar una postura adecuada para descansar. Se recomienda dormir de lado pues es la posición más cómoda tanto para ti como para el bebé.

Las visitas al ginecólogo o médico que se eligió para vigilar el proceso de embarazo deberán ser mensuales a partir del segundo trimestre.

 

Cambios en el bebé durante el segundo trimestre embarazo

Vídeo animación sobre el desarrollo del bebé en este segundo trimestre

El ginecólogo deberá realizar una ecografía para poder ir monitoreando el crecimiento del bebé y la ubicación de la placenta y deberá también llevar un registro de esto y saber la posición en que se encuentra el feto.

Tu bebé podrá abrir sus ojos al llegar la semana 20 pero no puede ver aun, será hasta el inicio del tercer trimestre cuando pueda hacerlo.

Es en esta etapa que tu bebé comienza a escuchar y es un excelente momento para hablarle, tanto tú como las personas más cercanas como papá, abuelos, tíos, amigos, etc.

También es buen momento de ponerle música de diferentes ritmos, suave si quieres que se relaje o por las noches o con ritmos más alegres durante el día para que esté activo. Sentirás sus movimientos o su quietud según el tipo de música que le pongas.

Estimularlo de esta manera ha demostrado que los bebés nacen más despiertos y aprenden más fácilmente los nuevos conocimientos, además que desarrollan un apego muy especial con las personas que le hablaron durante su estancia en el vientre materno.

Se formarán también las huellas digitales de las manos y pies, en ese orden y es cuando podemos ver que el feto empuña la mano o se chupa el dedo.

En este tiempo también es cuando un fino bello comienza a recubrir a todo tu bebé una sustancia parecida al cebo está en toda la piel de tu pequeño, además de tener una apariencia floja y rugosa.

Al cumplirse el tercer trimestre de embarazo todo esto comenzará a desaparecer, pues la piel se ha vuelto más firme y ya no es necesario que la proteja, quedará solo en los pliegues de las extremidades restos de esta sustancia blanquecina.

Para este tiempo tu bebé ya tiene todos sus órganos formados y se puede decir que ya es un bebé totalmente formado aunque le falta tiempo para salir, pues aun no podría sobrevivir fuera de ti.

En este periodo la posición en que el bebé está puede de diversas formas por ejemplo de cabeza, atravesado, de nalgas, etc. Esto se debe a que en este trimestre se mueve mucho pues hay mucho espacio para desplazarse, teniendo en cuanta también la actividad intrauterina de cada uno.

Estos movimientos constantes que él hace son una forma de practicar para el momento en que esté fuera y por tanto es la forma en que fortalece sus músculos.

 

Pruebas en el segundo trimestre

Es normal que tu médico pida que se repitan todos las pruebas realizadas anteriormente como análisis de orina, colesterol, triglicéridos, creatinina, anticuerpos de la toxoplasmosis, ecografía, glucosa en sangre y los niveles de hierro en sangre.

Los análisis de orina son muy importantes porque por medio de ellos podrán llevar un control de esta para determinar si se está sufriendo de preeclampsia que es el aumento de la tensión arterial y que ocasiona problemas graves en el embarazo, también se puede observar si se tiene alguna infección de las vías urinarias o problemas diabéticos.

 

Cuidados que se deben tener

barriga de mujer embarazada de dos trimestres
En este trimestre aun puedes realizar las tareas habituales, ya sea de trabajo o sociales, viajar, hacer ejercicio como aquagym que al realizar los ejercicios en el agua hacen que sea más delicado pero a la vez efectivo o gimnasia localizada que protegerá a tu bebito o caminar, pues ayudará a que no se hinchen los pies a ganar más resistencia y condición física para cuando tu bebé está más grande y por supuesto pese más.

Debes cuidar el exceso de sobre peso al momento de cargar cosas, como las bolsas del súper o cargar niños o bultos grandes, el excederte en este tipo de cargas puede ocasionar que sientas contracciones y dicho esfuerzo sería contra producente para la gestación.

Obviamente debes alejarte del alcohol y el tabaco pues afecta tanta a madre como bebé pues se filtra a través de la placenta.

Evita tomar cualquier medicamento por auto medicación, si tu médico no lo ha ordenado, no lo tomes pues podrías ocasionar un daño irreversible al bebé.

AL finalizar este segundo trimestre te sentirás con la panza pesada lo cual es normal, pues el bebé ha crecido en su tamaño y por ello también sentirás molestias en la
cintura o ganas constantes de orinar, pues estará apretando tu vejiga.

Todos estos síntomas serán constantes, puedes comentarlo a tu médico para que te indique que hacer y así sentirte más tranquila sobre todo si eres mamá primeriza.

No olvides que cualquier duda o síntoma que te preocupe, debes consultarla con él, de ahí la importancia de elegir a médico que te proporcione la confianza y profesionalismo durante todo el proceso de crecimiento de tu bebé.

Es recomendable tener su teléfono a la mano para cualquier duda o complicación y un número extra en caso de que por algún motivo no puedas localizarlo y te ayuden a estar bien tú y tu bebé mientras él llega a atenderte.

Es recomendable que entre la semana 30 y 32 se comiencen a tomar los cursos de psicoprofilaxis para prepárate para el momento del parto. Consúltalo con tu doctor y si el da luz verde para esto puedes comenzar. En caso de que seas mamá primeriza deberás esperar a que tu médico valore el momento indicado.

En estos cursos podrás conocer y relacionarte con otras futuras mamás, podrás preguntar dudas, generar empatía y contar por el proceso que estás pasando con la seguridad de que entenderán a la perfección el periodo por el que estás cruzando.

Sin duda alguna una hermosa experiencia que ayudará a preparar tu cuerpo para la aventura que vivirás al llegar el momento del parto y un lindo lazo de amistad que se creará entre las otras futuras mamás que te acompañen al curso.

 

Puedes encontrar más información seleccionando cada una de las semanas que pertenecen en este 2do trimestre de embarazo:

Sigue con el siguiente trimestre, ya puedes saber sobre el tercer trimestre de embarazo. Se acerca el momento, su llegada cada vez más cerca!

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *