Semana 15 de embarazo


Compártelo

semana 15 embarazo
En la semana 15, su bebé estira sus piernas y forma las curvas en los codos. Su bebé se está haciendo bastante grande, tanto que ya se pueden sentir muchos de sus movimientos.

En esta semana de embarazo su bebé es aproximadamente del tamaño de una pequeña manzana o naranja. Sus huesos siguen creciendo y alargándose. Mientras cada vez se parece más a un bebé, su piel sigue siendo fina y translúcida con venas visibles.

medida del bebé en semana 15 embarazo

tamaño del bebé en la semana 15

A su bebé también le está empezando a crecer lanugo, un pelo muy fino. Va a seguir creciendo hasta alrededor de la semana gestacional 26 del embarazo (que es la semana 28 de su embarazo).

 

Como se encuentra la embarazada en esta semana 15

Su vientre crece día a día a medida que su bebé al que le queda mucho camino por crecer se hace más grande. Si usted no ha comprado los pantalones de maternidad, seguro está pensando en rodar los botones de los suyos porque le quedan estrechos.

En su 15 semana de embarazo, el útero está en medio del hueso púbico y su ombligo. Usted puede sentir las contracciones de Braxton Hicks.

Estas contracciones indoloras y aleatorias suelen ocurrir a modo de que su cuerpo está haciendo un calentamiento para el gran acontecimiento del nacimiento. Si usted tiene más de cinco por hora, y vienen a un ritmo constante, o si están acompañadas de calambres o dolores de espalda intensos, llame al médico.

Embarazada nos cuentas sobre las contracciones de Braxton Hicks y cómo diferenciarlas de las contracciones del parto.

A medida que su vientre crece, sus órganos internos están cambiando de posiciones para hacer espacio para su bebé. Esto significa que en vez de hacer comidas grandes es preferible que haga varias más pequeñas.

Debido al espacio de su barriga, es posible que tenga acidez estomacal, indigestión y flatulencia. Su flujo de sangre ha aumentado para proporcionar los nutrientes (esto significa que hará más viajes al baño de los que quisiera hacer). También puede notar que usted está reteniendo líquido.

Se ha dejado algo últimamente, tropezó sin tener obstáculos, olvida fechas. Algunos cambios que se están produciendo en su cuerpo pueden explicar el porqué de su torpeza repentina:

La primera razón es posible. Tropezar es algo normal a  medida que su vientre crece hacia afuera, todo su centro de gravedad cambia. Después de caminar a la perfección desde hace años, su cuerpo ahora tiene que realinear a sí misma constantemente para mantenerlo en posición vertical.

Mientras que su bebé está bien protegido en su vientre, caerse no sería bueno para ninguno de los dos. Opte por zapatos deportivos o planos en lugar de tacones altos. Suba las escaleras lentamente. Y sea consciente de sus movimientos para evitar cualquier caída grave.

Retención de líquido: Otra de las razones que usted puede pensar que sea la causa de la pérdida de su mente y sus movimiento -su sensación de agarre puede ser diferente porque está reteniendo agua. Sus dedos hinchados pueden hacer que sea más difícil de recoger algo. (Piense en lo difícil que es agarrar algo con guantes empolvados.)

Articulaciones sueltas: Para que en su vientre se pueda albergar el crecimiento de su bebé, la piel, los músculos y las articulaciones se estiran y aflojan. Una hormona del embarazo, apropiadamente llamada relaxina, provoca este cambio. Al igual que hay que tener en cuenta el cambio de centro de gravedad, recuerde que sus músculos no son tan fuertes como antes, tómelo con calma.

Fatiga: “Todos sabemos que no estamos en nuestro mejor momento cuando estamos cansados‌‌“. “Durante el embarazo su cuerpo se encuentra bajo una gran cantidad de estrés, pero es difícil dedicar tiempo a una hora más de sueño, que es realmente lo que necesita. Así que no es de extrañar que su constante estado de cansancio pueda no tenerla tan equilibrada como en los días previos al embarazo.

Sin embargo, si usted se encuentra demasiado torpe, informe a su médico. Puede haber algo más en juego que la laxitud de las articulaciones y la falta de sueño.

Usted puede estar ahora experimentando el síntoma del embarazo más emocionante, puede comenzar a sentir una agitación en el útero.

Embarazada nos cuesta su experiencia y como se encuentra en estas semanas 15 y 16
 

Dolor de espalda en el embarazo

El dolor lumbar o malestar es un síntoma común del embarazo para muchas mujeres. A medida que el aumento de peso y las hormonas aflojan las articulaciones para acomodar el tamaño de su bebé, muchas mujeres se quejan de dolores, fatiga o incluso dolor de moderado a severo en la espalda baja.

Te cito algunos vídeos donde enseñan ejercicios para prevenir y ayudar a evitar los dolores de espalda en el embarazo:

 

Como debe actuar el padre en esta semana 15 del embarazo

Muchas mujeres sienten que  es su mejor momento durante las próximas semanas de embarazo. Las náuseas del embarazo están disminuyendo, el cerebro de su pareja ya no puede funcionar en su nivel óptimo.

Su pareja podría estar en el medio de una frase y olvidar por completo lo que iba a decir, o se convierte en muy olvidadiza como dejarse las llaves, monedero, u otras cosas.

A pesar de que la mayoría de las mujeres entienden que este pensamiento confuso viene del caos hormonal que están experimentando en su cuerpo, puede ser algo extraño para aquellas que pasen el día dándole vueltas a las cosas y que ahora están luchando para recordar las cosas más simples.

Si usted puede ayudarla a evitar situaciones que la hagan sentir “menos inteligente”  estará realmente ayudando a hacer algo positivo para ella. Ella le necesita para ayudar a que se sienta mejor, no para recordarle que ella está olvidándose de todo.

Una advertencia: Esto puede ser sólo el comienzo, sin embargo, una vez que nazca su bebé, será probable que duerman poco y se puede convertir en una falta de memoria u olvidos común, así que no la juzgue.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *