Varices anales 2


Compártelo

variz anal

¿Qué son las varices anales?

En la zona del ano, en la que suelen salir las varices anales, suelen encontrarse arterias y venas hemorroidales que son las que hacen que se formen dichas varices. Estás van por toda la zona del tracto digestivo y el canal anal.

Todas las venas del cuerpo, cuentan con unas válvulas, esas válvulas son las que consiguen que la sangre pueda correr por el cuerpo, incluso en contra de la gravedad.

Un buen ejemplo de esto, son las venas de los pies, que llevan todo el tiempo la sangre hacia la parte superior del cuerpo. Evidentemente, esto lo hacen contra la gravedad y son las válvulas de las venas las que consiguen empujar la sangre hacia arriba.

Cuando las venas comienzan a enfermarse, estas válvulas dejan de funcionar y es cuando comienza a quedar la sangre atascada. Aquí, es dónde surgen las varices, ya que la sangre queda congestionada en la zona.

En las venas anales, no se encuentran estas válvulas de arrastre como pasa con el resto del cuerpo, por lo que es mucho más probable que aparezca un estancamiento en esta zona. Cualquier aumento de la presión puede hacer que toda esa zona quede completamente congestionada y es aquí donde apareces las varices hemorroidales o varices anales.

En este caso, solo son dilataciones de las venas de la zona del ano, que están acompañadas de una dilatación e incluso puede verse sangrado.

Este tipo de hemorroides (aquí puedes conocer sobre las hemorroides o almorranas) se clasifican en dos grupos. Se pueden encontrar las hemorroides internas, que son las que se encuentran en el recto y por otro lado las externas, que son las que se encuentran en la cavidad final del ano.

Además de esto, las varices anales se colocan en 4 grados diferentes:

  1. Las hemorroides grado 1. Este tipo de hemorroides son las que no pasan a través del ano.
  1. Hemorroides grado 2. Este tipo de hemorroides son las que si pasan por el ano durante la evacuación de heces y no vuelven a su posición normal.
  1. Hemorroides grado 3. Este tipo de hemorroides solamente se pueden reducir después de las evacuaciones por medio de la reducción manual.
  1. Hemorroides grado 4. Este tipo de hemorroides no se logran reducir y en la mayoría de las ocasiones son muy dolorosas.
    Cuándo las varices anales son externas, se pueden reconocer de una forma muy clara y cuando se inflaman causan dolor.

 

¿Cuales son las causas de las varices en la zona anal?

factores riesgo y causas de las varices analesAunque no es una dolencia que todo el mundo dice tener, es una de las más comunes y se estima que la mitad de la población con más de 50 años, sufre este tipo de problemas.

Los factores de riesgo que pueden hacer que aparezca son:

  • Estreñimiento (descubre remedios naturales para el estreñimiento).
  • Hacer mucho esfuerzo cuando se está en el baño.
  • Problemas de obesidad.
  • Diarrea que no se puede curar.
  • Retener las heces mucho más tiempo del adecuado o no defecar cuando ya se tienen muchas ganas.
  • Muchas fibras en la dieta.
  • Embarazo.
  • Mantener sexo anal.
  • Tener antecedentes en la familia que hayan tenido estos problemas.
  • Fumar.
  • Tener cirrosis.
  • Las personas que están largos periodos de tiempo sentadas en el inodoro, también suelen tener problemas de hemorroides (conoce remedios para las hemorroides).
  • Evacuar en una posición inadecuada. Aunque todos pensamos que la mejor forma de evacuar es sentados como lo hacemos en occidente, en realidad la mejor forma es hacerlo de forma totalmente agachada.

 

Síntomas de las hemorroides o varices anales

No todas las varices son sintomáticas; algunas no se notan hasta que ya crecen demasiado y otras hasta que se comienza a ver sangre alrededor de las heces.

La sangre en este tipo de hemorroides se presenta por medio de una pequeña cantidad de sangre alrededor de las heces, sangre en el papel higiénico o algunas gotas de sangre en la taza del inodoro.

Cuando se tienen problemas de estreñimiento y se necesita hacer un gran esfuerzo para poder evacuar, se genera un colapso en la hemorroide y sale fuera del ano. Estas hemorroides son de nivel 3 y 4. Normalmente, las varices anales en este punto causan mucha comezón e irritación.

En los casos de las hemorroides externas, la mayoría de las personas sienten dolor o sangrado intenso cuando van al baño o cuando se sientan. Estas personas, tienden a soltar un poco de prurito. Este tipo de hemorroides externas son visibles y muy palpables.

Cabe destacar que el sangrado anal, no siempre se debe a un problema de varices anales, por lo que se debe acudir al médico siempre que se tenga cualquier tipo de sangrado. Otras enfermedades o dolencias que pueden hacer que se produzca un sangrado son: cáncer de recto, problemas diverticulares, infecciones, fisuras anales.

Aunque el sangrado que se produce cuando se tienen problemas de varices anales no es muy fuerte, es cierto que si se produce de forma frecuente se pueden llegar a producir una anemia en la persona (por si es de interés, aquí puede conocer sobre la anemia).

¿Puede una variz anal llegar a convertirse en un cáncer?

No, esto no pasa nunca, ni siquiera en las varices de grado 4. Sin embargo, en un primer momento antes de acudir al médico, puede que la persona vea síntomas similares y se alarme.

Cualquier tipo de sangrado anal debe ser observado por un médico.

 

Diagnóstico de las varices anales

Para poder hacer un diagnóstico de las hemorroides anales externas, basta con hacer un examen físico y se verán.

Sin embargo, para poder realizar un examen anal con las varices internas, si se debe hacer un tacto rectal y además una anoscopia por medio de la cual el médico visualizará el recto.

Cuando el paciente lleva un tiempo sangrando y se haya visto una variz anal externa, igualmente se recomienda al paciente realizar otras posibles causas por medio de una colonoscopia.

 

Tratamientos para la variz anal

tratamientos para las varices analesLas personas que sufren problemas de varices anales y quieren aliviar en cierto modo el dolor que sienten, pueden ayudarse de asientos de agua tibia, que es uno de los métodos más eficaces para poder aliviar dichos síntomas.

En el caso de las mujeres embarazadas, se pueden colocar compresas tibias y evitar usar papel a la hora de limpiarse. Para esto se debe usar un bidet.

El tratamiento para los pacientes que tienen problemas de estreñimiento se hace por medio de laxantes. Estos laxantes ayudan a que el paciente no tenga que hacer tanto esfuerzo a la hora de ir al baño.

Los médicos, recomiendan pomadas contra las varices anales. Estás cremas sirven como lubricantes y contienen una especie de formula calmante en la fórmula.

Este tipo de cremas no son un tratamiento y normalmente se usan solo de forma temporal. Los corticoides en supositorios, también son una de las mejores opciones; pero esta solo se debe usar cuando hay mucho dolor. No se deben usar durante más de una semana.

La dieta también debe ser mejorada en su totalidad por las personas que sufren varices anales. Las mejores dietas son las ricas en fibra, que hacen que los sangrados sean muy inferiores y además, se podrá aliviar la comezón de los mismos.

Las personas que tienen síntomas de comenzó, dejan de comer alimentos picantes, sin embargo no hay nada que asegure que los alimentos picantes van a empeorar dichos síntomas. Cada persona debe ser evaluada y preguntar a su médico si puede o no consumir picante.

Si las hemorroides son pequeñas, el proceso es ambulatorio y se puede hacer con anestesia local por medio de una incisión. Lo que se hace en este proceso es retirar los coágulos de la zona y con esto se alivian los síntomas en un 90%.

Tratamiendo de escleroterapia, este tratamiento es una de las más simples, ya que solo se coloca una inyección al paciente y por medio de ella, se causa necrosis a la variz anal. Por último se puede realizar una ligadura con láser.

Si estás técnicas sencillas no surten efecto y la variz se hace grande, el siguiente paso es realizar una cirugía llamada hemorroidectomía.

Otra de las opciones es la llamada THD (Transanal haemorrhoidal dearterialization). Por medio de esta técnica que fue realizada por primera vez en 1995 y que se ha ido perfeccionando, se consigue eliminar al 100% los problemas con las varices anales. Lo que se hace es introducir una pequeña aguja y se intenta saturar la arteria para reducir el flujo de sangre que existe en la zona. Como llega menos sangre al lugar, estas se secan.

Es una de las técnicas más seguras porque el flujo de sangre que se pierde es muy bajo y no tiene riesgo de cortes profundos, ya que no se realiza ningún corte. Además, el índice de que vuelvan a aparecer es muy bajo. En un plazo máximo de dos días, el paciente puede volver a si trabajo normal y en una semana puede estar completamente recuperado.

Aunque aún es un método muy nuevo, la mayoría de las personas que han llevado a cabo este proceso han quedado satisfechas. Los expertos creen que es una técnica que va a causar una nueva revolución en los tratamientos de varices anales.

 

Y sobre las varices, en el siguiente enlace >>GUÍA VARICES<< podrás conocer sobre ellas, sus tipos, clasificación, síntomas, tratamientos, entre más información por si puede serte de utilidad de conocer.

Quizás también te interese conocer sobre:
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Varices anales

  • Félix

    Buenas tardes, desde hace bastantes años tengo varices en el ano, más bien externas. Según el Médico, en la parte superior una y en la parte inferior otra. En muchas ocasiones no me dan problemas. Pero más bien me dan más problemas en los últimos años. Muchas veces al hacer de vientre, me duele bastante, y después se pasa el dolor. Pero últimamente me duele y en ocasiones sangro un poco. Es sangre roja, y casi siempre está en el final de las heces. He preguntado hoy mismo al Médico, que si se pueden quitar o quemar. Y, me ha dicho que ninguna de las dos cosas. Que me receta una pomada con corticoides durante 2 semanas, y 2 veces al día. Además de tomar 3 pastillas diarias de fabroven 60 cápsulas por vía oral. Como no estoy muy conforme con el Médico, me gustaría saber vuestra opinión. De antemano os doy las gracias de todo corazón. Recibir un abrazo, Félix.

    • Mundo Autor

      Hola Félix, siento no poder ayudar, no estoy facultado para dar diagnóstico y tratamiento, si que en mi modesta opinión, si uno no está muy convencido con el diagnóstico de su doctor, es bueno tener otra valoración por otro profesional, tienes más que ganar (si ve solución a este problema que el otro doctor no observó) que a perder (en el peor de los casos te daría el mimo diagnóstico que el otro doctor, pero por lo menos habrías salido de dudas).
      A parte de las pastillas y pomadas, hay más tratamientos como la escleroterapia, hemorroidectomía, THD, … en el artículo se citan, un profesional tendría que valorar si es adecuado alguna de ellas para tu condición.

      Desear que mejores bien pronto de este tema, abrazos