Varices


Compártelo

varices

¿Qué son?

Se conoce como varices (várice en sigular) o arañitas, a la inflamación de las venas cuando estas se retuercen y pueden verse muy notoriamente bajo la piel. Aparecen con frecuencia en las piernas pero esta inflamación de venas puede formarse en distintas áreas del cuerpo.

Al principio causan muy pocos síntomas, estas son un problema común que causa dolor de intensidad moderada y leve, llagas, coágulos sanguíneos y diversos problemas.

Las venas como tal son vasos de sangre que transportan dicho líquido de los tejidos corporales al corazón para después la sangre llena de oxígeno se bombee por todo el cuerpo a través de las arterias. De las arterias pasa a los capilares desde los cuales da el oxígeno a los tejidos corporales. Para después regresar al corazón para recoger más oxígeno.

Las venas cuentan con válvulas que funcionan en un sentido y hacen que la sangre pueda circular hasta el corazón, si estas válvulas se dañan o debilitan, la sangre puede acumularse en las venas o devolverse. Lo provoca que las venas se hinchen y esto puede ocasionar las varices.

De acuerdo con la organización de la salud, las varices son dilataciones de las venas que resultan tortuosas. Estas venas resultan por la pérdida de capacidad de mantener el flujo de la sangre y este vital líquido se estanca en ellas, ocasionando una imposibilidad de establecer el regreso eficaz de la sangre al corazón y causan un dolor excesivo.

Cuando este problema no es tratado, puede tornarse un asunto más delicado y desembocar en una flebitis (conoce sobre la flebitis), esto sucede cuando las piernas están muy hinchadas, y pueden formarse peligrosos coágulos sanguíneos.

Vídeo del doctor Bueno donde te cuenta sobre las varices, como remediarlas, por qué aparecen y cómo se curan entre más cosas
 

Clasificación y tipos en los problemas de insuficiencia venosa

Aunque las varices se puedan manifestar en distintas maneras, esta patología puede clasificarse en varios tipos que van a servir para reconocerla en cada paciente, entre algunos de sus principales destacamos:

Telangiectasias

varices telangiectasias en la caraA este tipo de várices se les conoce como araña venenosa, haciendo alusión a las venitas más pequeñas y superficiales que aparecen en la piel, que a diferencia de las varices, solo son un problema meramente estético sin afectar la salud. Son de color violeta o azul y parecen telarañas pequeñas. Regularmente aparecen en los muslos, especialmente en las mujeres.

Las venas se dilatan debido a que no circula bien la sangre y generalmente, se presentan con pesadez, dolor o ardor. Usualmente aparecen por factores hereditarios, no obstante pueden brotar por embarazos, partos, envejecimiento, cambios hormonales, etc.

Insuficiencia Venosa Crónica

insuficiencia venosa crónica IVCEsta patología sucede cuando las venas con mayor profundidad de la pierna, son las que se involucran en este problema circulatorio y presentan problemas para regresar la sangre al corazón. Las venas siempre están llenas de sangre.

Esta prologada afección sucede a la obstrucción parcial de las venas que puede presentar úlceras que se pueden sanar con tratamiento y con dificultad pero tienden a reaparecer.

La tromboflebitis

tromboflebitis en piernaEsta complicación varicosa se define como la presencia de coágulos sanguíneos o trombos en las venas por el flujo tan lento de la sangre. Esta patología puede comprometer algunas partes o la totalidad de la pierna. Existe el peligro cuando un coagulo migra hacia la circulación de los pulmones, entonces sucede un grave atrofiamiento respiratorio.

Cuando se presenta este problema las señales suelen ser un enrojecimiento de la piel, hinchazón, picazón, un dolor ardiente y sensibilidad en la vena.

Varices esofágicas

varices esofágicasEsta variante se trata de venas que se dilatan de forma anormal y que están localizadas en la última parte del esófago, por las cuales circula la sangre que en su estado normal debería pasar por el hígado. Al dilatarse como producto de la dificultad que el hígado dañado ofrece al paso de la sangre ocasiona otros problemas colaterales.

El principal es el riesgo de rotura, un fenómeno que sucede cuando la presión de la variz en el interior supera la resistencia de la pared. Existe una hemorragia que habitualmente es muy abundante y provoca una complicación delicada, de tal forma que es muy posible morir por esta causa. El crecimiento y desarrollo de las varices esofágicas es gradual, así que cerca de la mitad de pacientes que padecen cirrosis cuentan con varices al momento del diagnóstico.

>>Aquí puedes conocer mucho más sobre las varices esofágicas<<

Varices vulvares

varices vulvaresEste tipo se presentan de forma común en el periodo de gestación, pues el cuerpo sufre cambios relevantes. En cuanto a las varices vulvares se producen porque al estar embarazada, el cuerpo incrementa la aparición de flujo vaginal para que funcione como tapón mucoso que proteja al feto de enfermedades y gérmenes. Este método de protección causa una dilatación evidente de los vasos sanguíneos alrededor de la vulva.

Se forman en tonos azules conocidas como varices vulvares, debido al congestionamiento de los vasos sanguíneos en la zona vaginal y el periné. Las varices aparecen de forma frecuente por los cambios corporales producto del embarazo y suelen presentarse a partir de las 20 semanas.

Se pueden identificar por ciertas sensaciones de molestia o dolor dentro del área vaginal. Algunos estudios confirman un componente genético muy fuerte en la aparición de las varices vulvares que son permanecer de pie por mucho tiempo o el padecimiento de obesidad.

>>Aquí puedes saber más sobre las varices vulvares<<

Varices testiculares o varicocele

varicocele - varices testículosLas testiculares son producto de la dilatación de las venas del escroto las cuales drenan la sangre proveniente de los testículos. Un hombre sin problemas, debe mantener un flujo normal de sangre de los testículos por medio de una arteria para después avanzar hacia afuera a través de una red de venas que desemboca en una vena mayor.

La dirección del flujo sanguíneo debe ser siempre hacia arriba para llegar al corazón. Esto hace que la sangre no regrese a los testículos. Pero si existe una falla, el flujo inverso afectará las venas pequeñas que están alrededor de los testículos para dar lugar a las varices testiculares. Es más común en hombres de entre 20 y 30 años.

Como síntoma se puede presentar un dolor punzante ubicado en los genitales masculinos, que aparece tanto si se está en reposo o de pie. El dolor puede agravarse si se realiza algún esfuerzo.

Este problema es una de las principales causas de infertilidad en hombres. Aunque la relación no es clara, numerosas investigaciones apuntan a que el aumento de la temperatura afecta los genitales y la producción de espermas fértiles, pues disminuyen en cantidad y movimiento.

>>Aquí puedes saber mucho más sobre las varices varicocele o testiculares<<

 

¿Cuáles son las causas de las varices?

Son ocasionadas por la presencia de válvulas lesionadas o débiles.

Como anteriormente explicamos, después de que las arterias llevan sangre rica de oxígeno proveniente del corazón a todo el cuerpo, las venas deben re iniciar el proceso. Es un proceso más complicado debido a la fuerza de gravedad que las venas de las piernas deben vencer para subir la sangre hasta el corazón.

En las venas las válvulas funcionan en solo una dirección y se abren para dejar pasar la sangre para cerrarse al paso y evitar que se devuelva. Cuando las válvulas se lesionan o debilitan, es cuando sucede un regreso de la sangre y se acumula en las venas.

Cuando esto ocurre las venas tienden a hincharse y con el tiempo, a perder la elasticidad volviéndose como una goma gastada por el uso. Aquí es cuando se hacen más anchas y alargadas por lo cual las válvulas se separan. Al separarse la sangre puede devolverse por medio de las mismas válvulas por lo que se ensanchan y retuercen.

 

Factores de riesgo

Hay algunos factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de padecer esta enfermedad y entre ellos están:

  • El embarazo.
  • La edad avanzada.
  • El género (afecta más a las mujeres que a los hombres).
  • La falta de movimiento.
  • Antecedentes en la familia.
  • La obesidad o sobrepeso.

 

Síntomas de las varices

Además del evidente daño estético que causan, pueden dar lugar a distintos síntomas y que afectan de diferentes formas a quien las padece.

Entre los síntomas más comunes según aumenta el grado de la enfermedad son:

  • Red venosa a la vista. Regularmente las varices se pueden apreciar en la parte exterior de los muslos, sobre todo detrás de las rodillas al principio sin mostrar
    otros síntomas.
  • Cansancio y pesadez en las piernas. Especialmente cuando la persona pasa mucho tiempo de pie sin moverse. Esto sucede porque la sangre se acumula en las venas de las piernas al no tener circulación. Los síntomas normalmente mejoran al recostarse y alzar las piernas recargándolas en la pared, hacer ejercicio o caminar.
  • Molestia. La intensidad es variable, según el nivel de avance que tenga la patología en cada persona. Por lo regular se ubica en los trayectos de venas afectadas, sobre todo en los tobillos, muslos y pantorrillas. Puede comenzar con un roce o un golpe leve para desencadenarse el dolor.
  • Calambres. Estos ocurren especialmente por la noche.
  • Hormigueos. Suceden principalmente cuando las piernas duran mucho tiempo manteniendo la misma postura, como cuando la persona labora en una oficina, va al cine, o realiza un viaje largo y permanece sentada por mucho tiempo.
  • Calor y picores en las piernas. Sobre todo en el dorso del pie o en tobillos. Se debe evitar rascar el área afectada porque está sumamente sensible y pueden aparecer heridas fácilmente, al ser una piel más débil debido a la circulación mala, el provocar una herida es motivo de infección fácil.
  • Edema o hinchazón. En los tobillos y pies según avance el padecimiento van a aparecer al acumularse el líquido sanguíneo. Al comienzo se reducirá alzando las piernas, o guardando reposo y al levantarse en las mañanas, pero la molestia se volverá más persistente hasta llegar a ser compañera perpetua. Con el avance de la enfermedad eso asciende por las piernas.
  • Cambio de color en la piel. Aparecen manchas de tonos violetas gracias a la salida de glóbulos rojos de las venas que acumulan sangre debajo de la piel. Esta sangre acumulada causa un deterioro de piel y grasa, causando inflamación y provocando que la zona quede endurecida y con mucho dolor.
  • Venas torcidas. Cuando el deterioro de las venas afectadas va aumentando, se van alargando y dilatando, por este motivo tienen que acoplarse al espacio del que disponen ensanchándose y haciéndose de forma curva.
  • Úlceras. Aparecen normalmente cerca del área de los tobillos, y más frecuentemente en la parte interna de estos. Resultan muy dolorosas y su curación es muy complicada porque se infectan fácilmente y esto aumenta la dificultad en el proceso curativo. Muchas veces se ocasionan por lesiones gracias a que la persona se rasca, solo algunas aparecen de manera espontánea.

 

Diagnóstico

diagnosticos para varicePara diagnosticar esta patología, se basa principalmente en responder preguntas que el médico realiza al paciente y en la exploración física, en la cual se pueden observar las varices que están al alcance. Solo de esta manera es posible dar el tratamiento correcto según el tipo de varices a la que se esté enfrentando.

Primero, el médico va a preguntar por los síntomas que pueda presentar el paciente, desde la simple aparición hasta la hinchazón e intenso dolor e inflamación, también es necesario que indague en los antecedentes familiares pues el factor hereditario es importante. Además tendrá que explorar físicamente que tan desarrolladas está las o la várice en cuestión.

Hay distintas pruebas para diagnosticar las varices o arañitas que pueden indicar el estado en que se encuentran las válvulas dañadas y que tan profundamente están afectadas las venas, las pruebas son las siguientes:

Procedimientos por imágenes

Cuando se sospecha de varices, se efectúan usualmente exploraciones en imágenes para hacer un buen diagnóstico. Como una medida básica se hace una ecografía Doppler que consiste en una combinación de eco y exploración por el homónimo método. Con la ayuda de ésta, pueden verse los colores de las venas. Una adicional sonda permitirá recoger información sobre la rapidez con la que el flujo de sangre transita por las venas.

Otros métodos de diagnóstico

Además de explorar por imagen, se encuentran otros métodos disponibles para la realización de un diagnostico varicoso. Como la prueba de Trendelenburg por ejemplo, la de Perthes y la de Pratt, en la actualidad estos procedimientos se usan en contadas ocasiones, esto porque han sido ubicados por los de las imágenes.

 

Tratamientos para las varices

tratamientos para las varicesSe considera a las varices como una enfermedad progresiva y degenerativa que, en lo general no es grave pero es un padecimiento antiestético y molesto.

En distintos casos, el tratamiento para las varices es paliativo, o sea, que sirve para aliviar los síntomas y evitar que continúe el proceso degenerativo. En otros casos, puede existir la cura definitiva.

Se debe plantear un tratamiento en caso de que estén desarrolladas, las que alcanzaron un nivel en el que hay un evidente daño en la piel y aquellas en las que se quieren evitar próximas complicaciones como una úlcera, tromboflebitis o hemorragias. También se pueden tratar por motivos estéticos las varices o las arañas vasculares.

A continuación mencionaremos los diversos tratamientos disponibles. Es importante tomar en cuenta que, antes de iniciar cualquier terapia, es necesario hacerlo bajo la supervisión de un profesional calificado, que aconseje sobre la mejor técnica que va dependiendo el caso de cada paciente.

Medidas físico-higiénicas

Consiste en corregir los factores que ocasionan que las varices aparezcan y que se describen como preventivos. No las curan directamente pero atacan el problema de raíz mejorando la circulación de las piernas para evitar complicaciones futuras. Es esencial hacer ejercicio para favorecer el retorno venoso y controlar el sobrepeso.

Fármacos para las varices

Hay muchos medicamentos en el mercado farmacológico que actúan aumentando el tono y fuerza de la pared venosa, o mejorando la absorción de ésta y otros que ayudan a curar los síntomas y tratar complicaciones. Son buenos como medidas complementarias a otros tratamientos.

Anticoagulantes de uso tópico

Estos actúan de manera directa sobre la zona varicosa, impidiendo que se formen trombos y facilita la circulación para de ésta manera eliminar los acúmulos de glóbulos rojos en los tejidos. Para este tratamiento es necesario administrar medicamentos como antibióticos si se presentan infecciones, analgésicos cuando el dolor es muy fuerte, anticoagulantes si hay riesgo de trombos, cicatrizantes cuando hay tratamiento de úlcera varicosa, diuréticos para eliminar líquidos y reducir la hinchazón de edemas y piernas, etc.

Cirugía para tratar las varices

Consiste en eliminar las venas dañadas al seccionarlas entre dos ligaduras en sus extremos para extirparlas por tracción. Sus ramas se extraerán con microincisiones. Este tratamiento acarrea varios problemas ya que, por un lado requiere anestesia general y requiere una larga convalecencia además de que los resultados estéticos no son los esperados, ocasionan hematomas y mucho dolor, además de que con el tiempo, pueden volver a aparecer afectando a otras venas que se encuentren cerca.

Microcirugía

Esta técnica resulta más moderna y se elimina solamente el trayecto afectado con una mínima incisión. Trae varias ventajas sobre la tradicional cirugía, porque se hace con anestesia local y no necesita una estancia en el hospital, la recuperación es muy rápida y el resultado estético es mucho más favorable.

Escleroterapia

Esta terapia consiste en producir la irritación de las paredes de la vena en su interior de forma que esta se cierre sola, quedando como un cordón sin sangre en su interior cicatrizado e invisible. Su gran problema consiste en que hay probabilidad de que la esclerosis no sea completa y la vena al pasar el tiempo pueda abrirse de nuevo y dejar que fluya la sangre, aunque esta técnica está avanzando y reduciendo la posibilidad de esta situación, también hay que tomar en cuenta que el riesgo sigue latente.

Láser o fotoesclerosis

El láser es un rayo de luz monocromático que es captado por un color. Las células que poseen ese color, absorben la energía de la luz, se calientan y terminan por destruirse debido al calor, sin que esto afecte a los tejidos de alrededor. En los tratamientos con láser para varices lo que se calienta es la sangre y al transmitir ese calor a la vena hace que se esclerose. La aplicación de ésta técnica puede ser superficial, endoláser o láser interno y la terapia fotodinámica que consiste en combinar el láser externo con la esclerosis por químicos.

Radiofrecuencia

Se usan ondas de radio introduciendo en la vena un catéter con dos polos que transmitirán la energía térmica a la pared de la vena, causando el cierre de la vena.

 

También existen remedios naturales que pueden ayudar a tratar algunos síntomas de estas, puedes conocerlos en: remedios caseros para las varices.

 

Prevención de las arañitas o varices

La prevención de este problema es importante cuando existen antecedentes familiares de varices o hay otros factores de riesgo que puedan hacer sospechar que puedan aparecer.

Por lo tanto habrá que seguir las recomendaciones que se destinan a evitar que aparezcan, en especial cuando existen factores de riesgo que no se pueden evitar como el sexo, el embarazo o la herencia.

Estos son los puntos clave para prevenir las varices:

  • Sobrepeso: es importante evitarlo, pues favorece directamente su aparición.
  • Estreñimiento: hay que controlarlo con una dieta rica en fibra, cereales integrales y frutas y verduras. Favorecer el movimiento intestinal con ejercicio y una ingesta grande de agua.
  • Ejercicio: si se hace ejercicio de manera regular, la movilización de los músculos es de gran ayuda para impulsar la sangre al corazón, evitando que se acumule la sangre y se dilaten las venas. Un buen ejercicio es subir y bajar las escaleras, practicar el ciclismo y la natación.
  • Calzado: el calzado plano debe evitarse así como los tacones altos o zapatos ajustados, pues los mencionados dificultan el retorno venoso y le quitan eficacia a la musculatura de las piernas. Es recomendable usar calzado cómodo y amplio.
  • Ropa: usar ropa muy ajustada puede favorecer a la producción de varices, pues comprime ciertas zonas y afecta la circulación.
  • Postura: es importante no durar mucho tiempo de pie sin moverse o durar mucho tiempo sentado o dejar las piernas cruzadas por tiempo prolongado. En caso de que sea imprescindible por causas de trabajo, se deben dar cortos paseos periódicos y cambiar la postura de piernas con frecuencia, si es posible poner las piernas en alto.
  • Temperatura: las temperaturas altas como calefactores, braseros, exposición al sol, los baños calientes o la sauna se deben evitar. Tampoco se aconseja la exposición al frío intenso, ya que aunque contrae las venas y puede que alivie algunos síntomas da lugar a una dilatación que puede agravar el proceso.
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *