La lactancia muy positiva para el bebé y la madre


Compártelo

lactancia y embarazo
Apenas alrededor de unas cuatro de cada diez mujeres en España siguen amamantando a los seis meses después de haber dado a luz. Las causas pueden ser varias, desde el desconocimiento sobre los beneficios, el temor a que se puedan producir malformaciones estéticas de los pechos y figura, y las dificultades de compaginar trabajo y lactancia.

En realidad la lactancia materna no tienes efectos negativos, además que proporciona beneficios en el campo inmunológico y la prevención de enfermedades en los bebés, es una buena fuente de protección para el útero, ovario y cáncer de mama.

La leche materna contiene las propiedades y nutrientes que el lactante necesita en sus primeros meses de la vida, es por ello que el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría  recomienda la lactancia por lo menos durante los seis primeros meses de vida bebé, y luego continuar con la lactancia junto con las comidas complementarias hasta que el bebé cumpla los dos años de edad o más.

En España el 80% de las mujeres deciden amamantar a su hijo cuando nace, la cifra disminuye al 68% a las 6 semanas, a la mitad a los tres meses y luego tan sólo el 36% a los seis meses del parto.

La lactancia materna es la mejor vacuna para un bebé, se ha demostrado en diversos estudios su capacidad inmunológica frente a las enfermedades comunes como las diarreas, catarros o neumonías, y también su factor preventivo de enfermedades para etapas posteriores del niño, como la obesidad o diabetes. Además, la lactancia materna, mejora la capacidad intelectual del niño y su desarrollo, aseguran los expertos.

Además de las ventajas para el niño hay factores positivos también para la madre:

La mujer que ha amamantado recupera mejor el pecho después de su embarazo, disminuye su obesidad, presión arterial y enfermedades las cuales son mucho menos habituales en madres que han dado de amamantar. También sufren menor roturas de cadera cuando se hacen mayor. Y una de las cosas interesantes y novedosas, es que durante la lactancia, en la mujer se le segrega una hormona la cual aumenta la inteligencia emocional de la misma, su cerebro y la capacidad sobre la resolución de problemas. La cual cosa hace que las mujeres, cuando amamantan,  siguen desarrollando una inteligencia mayor según explica la sra. María Teresa Hernández, coordinadora del Comité de la Lactancia Materna.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando…
 
 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *