La importancia de una dentadura completa y equilibrada


Compártelo

persona mayor sonriendo

Hay personas que llegan a tener pesadillas con la caída de sus dientes, lo cual nos hace reflexionar sobre la importancia de los dientes en el físico que nos impone la sociedad actual, pero, tal vez no nos hayamos planteado los problemas de salud que nos puede generar la perdida de una pieza dental, en este artículo vamos a hablar sobre ello.

A pesar de lo comentado anteriormente, hay personas que no sienten ningún tipo de incomodidad al perder un diente, y que por lo tanto no son conscientes de la importancia que supone tener una dentadura completa.

No todo es físico cuando hablamos de salud dental, en la gran mayoría de las ocasiones, un percance físico o estético sobre la dentadura, tiene sus repercusiones sobre la salud dental.

Problemas en dentaduras incompletas

La estructura dental, está pensada para oponer resistencia física a la oclusión dental, es decir, esta preparada para distribuir las cargas físicas que se producen al cerrar la dentadura, ya sea en la masticación o incluso en ejercicios de bruxismo.

Por lo tanto cuando perdemos un diente, o cuando no tenemos una estructura dental equilibrada, las cargas de unos dientes sobre otros dejan de ser equidistantes, teniendo incidencia directa en los siguientes problemas:

Daño en dientes: Hacer que un diente soporte una carga mayor durante la oclusión debido a la falta de su diente correlativo produce un esfuerzo mayor en dicho diente, el cual puede ser dañado, principalmente en la raíz del mismo.

Inclinación y movimiento de posiciones dentarias: Cuando un diente recibe una carga al cerrar la dentadura para realizar algún esfuerzo, suele utilizar los apoyos laterales para mantenerse firme y actuar con efectividad. Cuando esto no se produce, se producen desplazamientos dentales que pueden alterar las posiciones de los dientes y la inclinación de los dientes.

Contracción de la encía: Con el paso del tiempo, una dentadura con faltas dentales, tiende a contraerse por naturaleza, lo cual tiene repercusión sobre la estructura maxilo-facial, ofreciendo problemas estéticos, como el aspecto de envejecimiento precoz y problemas de salud como enfermedades de encías.

La solución son los implantes dentales

Cuando se produce una pérdida dental, queda un hueco en la dentadura en el cual se necesita un sustituto que pueda recibir con entereza las exigentes labores de resistencia que tienen los dientes naturales.

Los implantes dentales son la mejor opción para rellenar ese vacío con total garantía. Su base se sustenta en la colocación del implante mediante oseointegración en los huesos maxilares de la encía, ofreciendo así una gran durabilidad. El material principal, el titanio, no ofrece ningún tipo de rechazo durante el proceso de oseointegración, siendo así posible imitar las funciones de la raíz de un diente natural.

Además, el implante dental, en cuanto al aspecto físico que debe reemplazar a la pieza natural, tiene un aspecto casi indiferenciable respecto a un diente natural. Los implantes dentales suelen realizarse de porcelana, obteniéndose mediante laboratorio un aspecto acorde al de la dentadura del sujeto a tratar.

Conclusión

Con la salud dental, no debemos dejarnos guiar por el aspecto físico, ya que existen muchos factores bacteriológicos y estructurales que pueden afectar a corto y a largo plazo a nuestra salud. Siempre es aconsejable consulta con el dentista de confianza cuando se produzca algún percance dental, como puede ser en este caso, la pérdida de una pieza dental.

Agradecimientos por su colaboración a: Clínica Dental Granada Sonrie | Perfíl Google Plus

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 

Te puede interesar conocer sobre:

 

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *