¿Cuánto debes dormir?


mujer durmiendo
Hablar de salud no es exclusivamente hablar de la falta de malestar, sino que es un estado de bienestar físico y psicológico. Para ello, es imprescindible seguir unos hábitos de vida saludables como los que en repetidas ocasiones hemos ido detallando en este blog.

Ahora bien, hay un factor determinante del que no siempre somos plenamente conscientes y que condiciona de forma muy relevante nuestra salud a medio y largo plazo.

Existen muchos factores que nos alejan de las horas ideales de descanso y nos roban un tiempo preciado de sueño. Los hijos, el trabajo, pagar nuestro piso de Barcelona o cualquier otra ciudad, las compras, la limpieza, aficiones… todo ello sin darnos cuenta acaba por robar tiempo del mismo depósito: las horas de sueño.

Para situaciones puntuales puede ser un recurso, pero cuando no lo es acaba por convertirse en un serio problema organizativo que afecta sin darnos cuenta a nuestra salud física y mental. Entonces,

¿Cuántas horas debes dormir?

Esta pregunta depende de las personas, pero la clave es no infravalorar esta necesidad vital como es la del sueño y el descanso, puesto que sino no podríamos instalarnos en un nivel de vida de calidad y saludable.

Menos de 7 horas no es recomendable. Mucha gente duerme alrededor de 6 horas (incluso menos) y se siente activa y preparada para los retos diarios tanto en el trabajo como en el hogar. Existe en este caso una falsa sensación de bienestar, y que a buen seguro irá agotando poco a poco nuestro organismo para llegar un día en que advirtamos que necesitamos de un mayor descanso para poder seguir con nuestro ritmo de vida.

– Entre 7 y 8 horas sería una franja de descanso ideal para muchas personas, dejando suficiente tiempo a que las células se regeneren durante la noche y que el organismo reduzca a mínimos su intensidad para reiniciar el día con las pilas cargadas. Es un rango óptimo para la salud de muchas personas.

Entre 8 y 9 horas podría antojarse excesivo para algunos pero necesario para otros. Personas con problemas de hierro por ejemplo podrían necesitar de mayores niveles de descanso diario para poder afrontar cada día a pleno rendimiento. También personas que realicen deporte o actividades físicas medianamente intensivas, deberían tratar de alargar sus horas de sueño hasta este rango para recuperar completamente su energía.

Más de 9 horas tendrá para la mayoría de casos un efecto contraproducente, de exceso de holgazanería que acabará por adormecer nuestro sistema y necesitar de mayores periodos de concentración para activarse completamente.

Como vemos, cada persona puede ser un caso independiente, y en gran parte las horas de sueño necesarias vendrán determinadas por el ritmo de vida de cada uno: el trabajo, el deporte, la movilidad, el sedentarismo… todo ello afecta y modela lo que debería ser un tiempo de descanso óptimo para cuidar y mimar aquello que más debería importarnos: la salud.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando...
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *