Causas y consejos sobre los cólicos del bebé


Compártelo

bebé llorando
Cuando un bebé llora excesivamente puede ser síntoma de una enfermedad por lo que es mejor consultar con tu pediatra tan pronto como sea posible. Sin embargo, el cólico del bebé en sí mismo no es grave, sucede en bebés de menos de 5 meses, el cual llora durante tres horas o más consecutivas, durante unos cuantos días por semana, sin ninguna explicación médica y puede ser causado por:

• El resultado de la digestión del recién nacido, su sistema digestivo es aún inmaduro y la digestión es lenta provocando gases.
• Problemas digestivos derivados de productos químicos en la leche materna, (no hay que tomar alcohol ni fumar durante la lactancia).
• Posibles alergias.
• Al llorar nuestro bebé aspira más cantidad de aire de lo habitual produciéndole molestias.

Algunos consejos que pueden ayudar a aliviar los cólicos en el bebé son:

– Cantarle canciones de cuna.
– Ofrecerle un chupete.
– Hazle eructar a menudo.
– Darle un masaje en la barriguita o la espalda (acostado boca abajo).
– Poner una bolsa de agua templada en su barriguita.
– Poner música suave.

Citamos un vídeo donde se enseña a realizar masajes para aliviar los cólicos del bebé

En cualquier caso y siempre que el pediatra descarte cualquier otra causa de los cólicos, debemos saber que el cólico del bebé no es una enfermedad sino un episodio natural en su desarrollo y que estos irán desapareciendo naturalmente conforme tu bebé vaya creciendo.

Quizás también te interese conocer sobre:
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *