Tercer trimestre de embarazo


Compártelo

imagen bebé tercer trimestre embarazo


El tercer trimestre de embarazo es el periodo comprendidos desde la semana 29 de gestación hasta el final del embarazo.

 

Cambios en el bebé durante el tercer trimestre del embarazo

Vídeo animación sobre el desarrollo del bebé en este tercer trimestre

Para este tiempo los órganos y partes del cuerpo de tu bebé deberán estar totalmente formados y también deberán funcionar a la perfección, lo único que falta es crecer y madurar para salir en el momento justo.

El peso aproximado de tu pequeño debe estar entre 2 y 4 kilos y debe medir entre 48 o 53 centímetros. En este momento se comenzarán a añadir capaz de gasa en la piel para darle calor después de nacer rellenando el espacio de debajo de la piel, lo que le dará una textura rugosa.

El sentido del oído ya está más que desarrollado y el tacto comienza a hacer su función, tu bebé comenzará a tocarse y explorar su cuerpo para conocerse y lo que lo rodea, su vista no está del todo madura, solo distingue luces brillantes dentro del útero.

Tu bebé ya ha creado lazos con respecto a las personas que le hablan y suele reaccionar a los tonos de voz que reconoce y la respuesta a que te conoce será moverse al igual que si le pones música, habrá una en especial que disfrute más y tú con sus movimientos o calma lo notarás.

Para este tiempo el sentido del tacto lo hace explicar empuñando y chuchando los dedos de las manos o pies.

El bebé ya tendrá pestañas, cejas y por lo regular tiene pelo que cubre su cabeza, pero esto no es necesariamente pues hay bebés que nacen pelones, ya tiene uñas los dedos de manos y pies con los que puede hacerse pequeños rasguños al ir explorando.

La sustancia blanquecina que recubre su cuerpo se ha empezado a caer y el vello fino que cubrió y protegió la piel también; algunos bebés, nacen con un poco de bello y se le irá cayendo al paso de los días sin afectarlo en nada.

Tu hijo comenzará a moverse para posicionarse de cabeza hacia abajo justo sobre el hueso púbico de la madre, es decir, se está preparando para el nacimiento.

 

Cambios en la mamá durante el tercer trimestre de embarazo

Embarazada de tercer trimestre comparte su experiencia en esta etapa

Cuando tu bebé está listo para nacer el último órgano que se prepara son los pulmones pues sin ellos no podría sobrevivir fuera, así que se desarrollan y refuerzan a totalidad para estar completamente maduros y dicho proceso de maduración segregará una sustancia química que genera una alteración en tus hormonas y que según teorías de los médicos es el momento en el que comienzas el trabajo de parto, pues esta segregación avisa que ya está listo para vivir y respirar fuera de tu vientre.

Cada vez te sentirás más cansada y con el vientre más estirado, los pies estarán hinchados con frecuencia, te agitarás más fácilmente y tus pechos comenzarán a inflamarse y en ocasiones derramar algo de líquido. Tu cuerpo está listo y tu bebé ansioso por conocerte.

Debes planear quien vigilará la salud de tu bebé al nacer, por lo que es momento de elegir un pediatra que será su médico de cabecera, puedes buscar uno de confianza que te hayan recomendado amigos, familiares, vecinos y demás o conozcas o puedes pedir ayuda a tu ginecólogo, pero siempre escucha opiniones.

Habla con él o si es posible visítalo en su consultorio, pregunta sobre sus horarios de consulta, si atiende a domicilio o por teléfono a las madres para resolver alguna duda de medicamento o síntoma y así de esta manera poder decidir si es el idóneo.

Seguramente estarás pensando que es demasiado pronto y que aun tienes tiempo de hacerlo, pero debes tomar en cuenta que tu bebé necesitará de un pediatra en el momento de nacer y a los pocos días de nacido deberá ir a sus primeras consultas para revisión de rutina y si haces esta elección con tiempo será una preocupación menos que tendrás para el día del parto.

 

Pruebas y recomendaciones en el tercer trimestre de gestación

barriga mujer embarazada en su tercer trimestre
Tu médico, incrementará las consultas para una mejor vigilancia en el periodo de la semana 28 a 36 a 2 veces por semana, después de esto por lo regular será una vez por semana que lo visites y así hasta el parto.

Te realizarán nuevos exámenes físicos de sangre para poder monitorear los niveles de azúcar en sangre y te pedirán que lleves un registro de tomas de tensión arterial para vigilar que todo marche bien y que no padezcas preclamsia.

Tu médico también te indicará en que momento tomar las clases de preparación para el parto o si las debes incrementar si ya las estás tomando. Es bueno también tomar clases sobre la lactancia y cuidados en general del bebé, primeros auxilios acompañada de tu pareja o algún familiar cercano.

Todo lo relacionado para el cuidado del bebé es el momento ideal para aprenderlo, tu ginecólogo o pediatra elegido te pueden recomendar donde tomar estas clases.

Si planeas dar pecho a tu bebé, que sería lo más indicado a menos que el doctor indique lo contrario, platica con mamás que ya han pasado por esto, pide consejos y escucha experiencias, un lugar excelente para poder platicar con mujeres que están pasado por este proceso son las clases de preparación para el parto, así que date el tiempo de generar empatía y amistad con personas que están viviendo la misma experiencia, cambios y emociones por los que tú estás pasando.

Lee libros e investiga en internet sobre cómo empezar a amamantar a tu bebé y la forma correcta de hacerlo, como poder conservar la leche materna y como extraerla para después guardarla si es que no estarás con tu bebé todo el tiempo por trabajo u otras responsabilidades.

Cada vez está más próximo el día en que se conocerán y lo tendrás en tus brazos por lo que una forma de comenzar a tranquilizarlo y saber tranquilizarlo será el de ponerle música o hablarle, al escuchar la música o tu voz se sentirá confiado, además estudios han revelado que los bebé a los que sus mamás les hablaron durante el embarazo tienen un mayor dominio y desarrollo del lenguaje.

Por ello te recomendamos leerle en voz alta libros, revistas, cuentos, platicarle de cuanto lo quieres o de todo lo que ha pasado para que él llegue al mundo, comparte tus secretos con él y verás que todo esto te servirá de práctica para cuando ya haya nacido además que se hará un lazo inquebrantable entre ambos.

Utiliza este tiempo de espera para investigar sobre el parto y sus tipos: cesaría, natural o con anestesia para el dolor, infórmate y conoce los pros y los contras para que junto con tu ginecólogo puedan decidir el que es mejor para ti y para tu bebé.

Prepara la maleta que llevarás al hospital, incluye la ropita del bebé previamente lavada y organiza todo lo que necesitarás para tráelo a casa, déjalo todo listo para que llegado el momento no olvides nada.

Realiza un recuerdo lindo de tu pancita, puede ser pintarla con pinturas no toxicas y tomarte fotos que se ha puesto muy de moda o realiza una sesión fotográfica con tu pareja o familiares más cercanos.

Hoy en día hay un sinfín de ideas que pueden ayudarte a inmortalizar esta bella etapa y que al paso del tiempo podrás compartir con tu hijo, sin duda alguna será el más bello recuerdo que le puedas mostrar de la espera que vivieron para darle la bienvenida y de esta forma se sentirá muy amado y deseado.

Ahora que ya tienes todo listo, investigaste y estás súper informada y preparada para recibir a tu bebé, solo falta esperar tranquilamente a que él decida anunciar su dulce llegada por medio de las contracciones y la ruptura de la fuente.

En el caso de que seas mamá primeriza el trabajo de parto será de aproximadamente entre 15 y 20 horas. Y en el caso de las mamás que ya han tenido bebés por vía vaginal, será más rápido, aproximadamente 8 horas.

Etapas del parto

El parto pasa por 3 etapas en su proceso para por fin llegar al nacimiento de tu pequeño, que son:

  • Primera etapa. Comienza desde el momento en que aparece la primera contracción, pues son las que irán abriendo el cuello del útero y termina cuando este está completamente en dilatación que a su vez se divide en 2 fases; la temprana y la activa; en la primera el cuello del útero empieza a dilatarse y se vuelve más delgado: en la segunda la dilatación del cuello es más rápida pero las contracciones son prolongadas, fuertes y continuas.
  • Segunda etapa. Esta comienza cuando la dilatación llegó a su máximo nivel y termina cuando tu bebé nace a esta etapa también se le denomina la etapa de pujar.
  • Tercera etapa. Se le denomina a al momento después de haber nacido el bebé y termina cuando se expulsa la placenta.

Todos los embarazos son diferentes por lo que el tiempo de trabajo de parto y parto siempre será diferente en cada mamá e incluso en cada bebé.

Pero en específico con las madres primerizas el trabajo de parto por lo regular se prolonga en te 10 y 20 horas pero esto es solo un parámetro, puede durar menos o incluso más, el bebé debe darse su tiempo para salir y de igual manera la madre debe ir a su ritmo para no tener complicaciones.

Si ya se ha dado a luz anteriormente, probablemente esto facilite el nacimiento pues el proceso será más rápido.

 
Puedes encontrar más información seleccionando cada una de las semanas que corresponden en este 3º trimestre de embarazo:

Aquí finaliza nuestro repaso del embarazo trimestre a trimestre. Desear que esta información haya podido serte útil y desearte un feliz parto, que tu bebé nazca sano y los mejores deseos en esta nueva etapa de tu vida que inicias junto a un nuevo bienvenido a este mundo, tu hijo/a! que te va a traer una inmensa felicidad con su llegada, felicidades!!

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *