Triglicéridos 1


Compártelo

triglicéridos en sangre


En más de una ocasión hemos escuchado acerca de los triglicéridos y de que estos llegan a afectar a la salud de un individuo, sin embargo, en muchas de estas ocasiones ignoramos qué son o como estos nos llegan a afectar en aspectos de salud; para poder aclarar estas cuestiones hemos redactado este artículo, donde se trataran varias cuestiones, todas las relevantes que tienen relación con ellos.

 

¿Qué son y para qué sirven?

Comencemos analizando qué son los triglicéridos, contrario a lo que podría pensarse, están lejos de ser algo dañino al cuerpo, en cantidades adecuadas, pues los triglicéridos son la forma más eficiente en que el organismo almacena energía, esto es en forma de grasa.

Diciéndolo de una forma más especializada los triglicéridos son la sustancia que las células que conforman el tejido adiposo almacenan.

Químicamente hablando se trata de la unión de tres ácidos grasos a una molécula de glicerol, a la cual también se le denomina glicerina.

Ahora bien, si estos son naturales y benéficos ¿Por qué llegan a ser un riesgo para la salud?

Para dar respuesta a esta pregunta comenzaremos haciendo mención de que para que los triglicéridos puedan ser almacenados en el tejido adiposo es necesario que se trasladen hasta esa localización, esta transportación se realiza mediante el torrente sanguíneo, y son estos triglicéridos los que aparecen reflejados en los análisis de sangre que realizan los médicos.

Lo normal es que los triglicéridos sean adquiridos de los ácidos grasos absorbidos mediante el intestino, y también de los que el hígado produzca, tanto del intestino delgado como del hígado se pasan los triglicéridos al torrente sanguíneo, el cual las transporta haciendo uso de unas proteínas diseñadas específicamente para esa tarea, las lipoproteínas.

Ahora bien, existe una diferencia entre los triglicéridos absorbidos mediante el intestino y los producidos en el hígado, y esta diferencia reside en el tipo de lipoproteínas que las transportan, por el momento mencionaremos que aquellas que absorben en el intestino delgado son denominadas como lipoproteínas ricas en triglicéridos, mientras que las que transportan triglicéridos del hígado son denominadas lipoproteínas de muy baja densidad. En los análisis médicos los triglicéridos reflejados son el total de ambos tipos.

Debido a lo que mencionamos anteriormente se podría llegar a la conclusión incorrecta de que entre más triglicéridos tenemos, mas energía tendremos, sin embargo, esto es cierto hasta cierto punto, pues lo más recomendable es mantener un nivel adecuado de ello. ¿Por qué?

Existen dos razones principales por las que podemos afirmar esta aseveración. La primera razón es que el tener niveles altos de triglicéridos en la sangre puede desencadenar en una pancreatitis de tipo aguda, esta afección es una enfermedad que se caracteriza por causar una inflamación al páncreas, inflamación que causa dolor abdominal muy intenso, además de ser una complicación en la salud que puede llegar a ser causa de muerte del paciente.

La segunda razón es que los triglicéridos en niveles altos son una causa para que el paciente sufra riesgo cardiovascular, y a pesar de que este riesgo sea menor que el que se puede llegar a padecer debido al colesterol, no es un riesgo que deba menospreciarse, sobre todo en los casos en que el paciente sufra o padezca de alguna otra enfermedad relacionada con las afecciones cardíacas, pues en estos casos, los triglicéridos podrían llegar a complementar al padecimiento, pudiendo así complicar sus resultados.

A continuación, daremos respuesta a una de las preguntas más frecuentes con referencia a estos ¿Cuál es el nivel adecuado de los mismos?

 

¿Cuál es su nivel adecuado?

Si bien en la rama médica podemos encontrar una escala en la que se mencionan cuáles son los niveles de colesterol, en muchas ocasiones la interpretación más importante es la que el médico realice.

Esto es por la siguiente razón, como se había mencionado con anterioridad, en casos de que el paciente padezca alguna enfermedad cardíaca, los triglicéridos pueden complementarla, esto llega a ser inclusive cuando los niveles de colesterol se encuentren en la escala normal, por lo que lo más conveniente es solicitar la opinión de un especialista en el ámbito.

Pero en la mayoría de los casos es posible basarse en la siguiente escala:

  • En una concentración menor a 150 mg por cada litro de sangre se podría considerar que estamos en una concentración normal de triglicéridos.
  • En caso de que la concentración se encuentre entre los 150 y los 200 mg por litro de sangre, se considera que nos encontramos en el limítrofe alto, esto es un umbral de antelación a las concentraciones que implican un posible riesgo a la salud.
  • Si tenemos una concentración mayor a los 200 mg por litro de sangre se considera una concentración alta, lo cual ya implica algunos riesgos cardiovasculares para el paciente.
  • En casos en que la concentración sea mayor a os 500 mg estamos hablando de una concentración muy alta, en estos casos, los riesgos de que el paciente sufra de una pancreatitis aguda son sumamente altos.

En casos en que el paciente no padezca alguna enfermedad cardíaca es recomendable que se realicen análisis de sangre con cierta periodicidad con la finalidad de monitorear los niveles de triglicéridos.

Sin embargo en los casos en que se padece alguna enfermedad cardiovascular es altamente recomendable que el médico sea quien indique la periodicidad con la que el análisis de estos deba realizarse, por lo general estas pruebas son más periódicas, e inclusive en niveles normales es posible que el médico indique alguna dieta que se deba seguir.

Todo esto debe ser decidido por el médico encargado de nuestra salud, para que podamos estar seguros de que nuestra salud mejore.

 

Síntomas de triglicéridos altos o hipertrigliceridemia

Lamentablemente los triglicéridos altos (también llamados hipertrigliceridemia) son una de las afecciones que no generan una sintomatología al comienzo, sino que lo hace hasta que el daño causado es significativo, lo cual resulta muy peligroso.

De ahí que anteriormente se diera el consejo de revisar sus niveles periódicamente inclusive si no padecemos alguna afección cardiovascular.

También hay que considerar que una vez que los niveles son altos, la sintomatología es muy similar a la de algunas otras enfermedades del sistema cardiovascular; por lo que la recomendación sigue siendo el monitoreo de nuestros niveles de triglicéridos, siempre analizados por un médico especialista.

 

Causas de aumento de triglicéridos

alimentos que aumentan los niveles de triglicéridos
A pesar de que la sintomatología no sea una forma efectiva para poder detectar los triglicéridos, podemos fijarnos en las causas del aumento de sus niveles para estar conscientes de bajo qué condiciones puede subir la concentración de estos.

En la gran mayoría de los casos las causas se deben a una mala alimentación, analicemos concretamente que factores pueden afectar nuestros niveles de triglicéridos.

El tener en una dieta un alto contenido de grasas animales, bollería y comida rápida aumenta considerablemente la posibilidad de que estos aumenten.

Otra sustancia que es muy poco recomendable es el alcohol, pero no es la única, también el tabaco aumenta la tendencia a incrementar su concentración.

Las siguientes causas no son con referencia a la alimentación, sin embargo también pueden ser un factor decisivo al momento de hablar de la concentración de los triglicéridos, el primero es alguna afección en la glándula tiroides, causa que debe ser identificada por los médicos, y la cual presenta alguna otra sintomatología, otra causa es la ingesta de pastillas anticonceptivas, como esta causa solo afecta a mujeres en importante que se tenga una prescripción médica por parte de un médico especialista al momento de que se decida autorizar o no la ingesta de estas pastillas.

 

Consejos para disminuir los triglicéridos

Aunque lo mejor es llevar diariamente una dieta saludable, en los casos en que se padezca de niveles altos (hipertrigliceridemia) es indispensable que se eliminen algunos alimentos como la mantequilla, la nata, carnes, grasas animales y lácteos enteros, pues estos alimentos incluyen muchas grasas que el cuerpo absorberá y dirigirá al torrente sanguíneo.

Sin embargo no solo los alimentos de origen animal contiene altos niveles de grasas, también algunos alimentos de origen vegetal como los aceites de coco o de palma también deben ser eliminados de la dieta; en vez de todos estos alimentos podemos incluir el aceite de oliva y alimentos que sean ricos en ácidos grasos omega 3, algunos son la sardina, el atún y el salmón.

Otros alimentos que ayudarán a disminuir los niveles son el ajo, del cual se recomienda una ingesta diaria de 3 ajos, comiendo cada uno de ellos antes de la realización de alguna comida, además de bajar los niveles de triglicéridos también servirá como desinfectante. Puedes saber más sobre los beneficios del ajo en: 10 beneficios del ajo para tu salud.

La canela también es un alimento que sobresale por ser un alimento excelente para disminuir sus niveles, esta se puede incluir en el desayuno quizá en el café o también encima de unas pocas galletas.

Una bebida que ayuda mucho para poder disminuir los triglicéridos es él te verde (conocer más propiedades del té verde), esto es porque este te contiene propiedades muy efectivas para el control del cuerpo y de las grasas, por ello es una infusión sumamente recomendada para disminuir la concentración de estos.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 voto, media: 4,56 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Triglicéridos

  • Eleanor Lidice Alvarez

    La información contenida en este espacio es sumamente importante me ha gustado mucho y le agradezco por permitir aprender cuando nuestra salud está en riesgo. Sigan educando es valioso este material, por eso quiero el libro.