Semana 8 de embarazo


Compártelo

8 semanas de embarazo
Ya entrando al segundo mes del embarazo, los cambios en nuestro cuerpo comenzarán a acentuarse mucho más rápido.

Sorprendentemente, de la semana 7 a la semana 8 se produce un cambio tremendo en el embrión al aumentar su tamaño en un 50 al 100%, es decir, puede duplicar su tamaño de unos 10 milímetros hasta los 20 milímetros. Puede que no te parezca mucho, pero es una tasa de crecimiento sorprendente y muy desgastante para tu cuerpo.

Esto explicará el por qué puedes sentirte tan cansada por ratos y por qué la alimentación se vuelve más importante que nunca. En este punto podemos destacar que si has aumentado 3 kilogramos de peso no es congruente y no estás consumiendo demasiadas calorías, ya que el bebé pesa apenas 3 gramos. Esto quiere decir, desafortunadamente, que tus antojos son infundados y puedes estar complicando tu embarazo.

Un exceso de peso jamás es bueno, mucho menos durante el embarazo. La semana ocho del embarazo es crucial y debe complementarse con una buena alimentación, sobre la que hablamos en la semana 7, junto con una buena rutina de ejercicio.

 

Tu cuerpo en la semana 8 de gestación

barriga embarazada de 8 semanas

embarazada de 8 semanas

Durante la semana 8, tu cuerpo presentará algunos cambios notorios. Aunque esto puede variar de mujer a mujer, es probable que comiences a sentir una ligera presión en la cintura al ponerte tu ropa habitual. Esto es normal, pero no significa que tenga que producirse un aumento de peso significativo (no más de un par de kilos).

Este aumento se debe a que las paredes del útero se están engrosando y se está terminando de consolidar una capa protectora en el útero que sirve para aislar completamente al embrión del mundo exterior. Esto protege al bebé del contacto con miles de sustancias y organismos nocivos que podrían fácilmente provocar enfermedades, malformaciones y todo tipo de complicaciones en tu embarazo.

Estos cambios provocan un aumento en tu cintura de algunos centímetros, lo que provoca la sensación de presión con tu ropa. El bebé debe tener suficiente espacio y tu cuerpo debe poder realizar estos cambios sin obstáculo, así que si esto sucede sería conveniente considerar un poco de nueva ropa.

Debido a los grandes cambios, casi todos de origen hormonal, los cambios de humor pueden volverse mucho más significativos que en semanas anteriores. Las hormonas provocan una serie de desequilibrios y pueden ser molestos, por lo que puedes tener ganas de abrazar a todos en un minuto y al siguiente querer mandarlos lejos.

A continuación te diremos una de las armas más poderosas que existen para contrarrestar estos cambios de humor y por último te diremos qué está sucediendo con tu bebé y lo que podrás apreciar con una ecografía.

 

Vídeo sobre el segundo mes (semana 5, semana 6, semana 7 y semana 8 del embarazo)

 

Tu bebé en la semana 8 de embarazo

ecografía de 8 semanas de embarazo

ecografía de 8 semanas

En esta semana, se comenzarán a formar los brazos y piernas. Todavía no se pueden distinguir perfectamente en todos los casos, pero incluso se pueden observar los deditos en muchos embriones durante la semana octava del embarazo.

El cerebro del embrión ya se está convirtiendo en una de las máquinas más precisas y complejas del mundo, el cerebro humano. Ya se comenzará a formar el sistema nervioso y se establecerán conexiones entre él y el cuerpo. Si bien aún falta mucho, ya es un sistema extraordinariamente complejo.

En su rostro, o lo que pronto será su rostro, durante la semana 8 del embarazo en el embrión se observa la puntita de la nariz con mayor claridad. Así mismo, los ojos comienzan a tomar forma y aunque todavía están muy separados, comenzarán a parecerse más y más a los nuestros en las siguientes semanas. Los párpados comienzan a formarse también en esta semana, por lo que ya se distinguirá con claridad la forma de la cabeza.

Por último, los órganos comenzarán a crecer y muy rápido. Durante esta octava semana suele suceder que los órganos no tengan espacio, esto se arregla por lo general en los siguientes meses, cuando hablemos de feto en lugar de embrión.

 

El ejercicio, el arma más poderosa de todas

embarazo y natación

embarazada practicando natación

Todas las sensaciones de nuestro cuerpo son gobernadas desde nuestro cerebro a través de químicos que producimos e interpretamos de manera natural. El cerebro tiene el plato un poco colmado debido a que debe manejar miles de químicos, miles de síntomas, miles de procesos segundo tras segundo. Esto es un poco abrumador, por lo que el cerebro dejará de lado muchas otras cosas por atender las más urgentes.

El dolor es una de las sensaciones más urgentes, junto con otros aspectos de carácter emocional. Es decir, el cerebro se centrará en ellos y si nos sentimos mal, será complicado concentrarnos en otra cosa. ¿Cuál será la solución? Producir un químico más poderoso, una señal más poderosa y por fortuna las hormonas conocidas como endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad, son extremadamente poderosas.

Existen varias formas de producir endorfinas, una de ellas es el chocolate y otros productos con gran contenido de azúcar. Sin embargo, este efecto es momentáneo y debido a que es un bombazo de carbohidratos y/o grasas, puede perjudicarnos a la larga. Así, debemos buscar una alternativa: esta es justamente el ejercicio.

Los ejercicios recomendados con mayor frecuencia son: las caminatas, la natación y el yoga. Estos ejercicios suelen ser de muy bajo riesgo y de bajo impacto, por lo que son una opción mucho más viable que correr o andar en bici.

Si el médico lo aprueba, debemos realizar estas actividades ya que ayudan a vencer la depresión, el agobio, el sedentarismo, quemaremos calorías y además, el ejercicio provoca el rompimiento de tejido muscular lo que en sí mismo es un poco doloroso, así que el cerebro lo compensa produciendo una gran cantidad de endorfinas. Esto es porque nuestro cuerpo reconoce esto como algo benéfico, así que ignora el dolor y nos lo intercambia por endorfinas.

Nota que si haces ejercicio, entonces deberás prestar más atención a tus requerimientos energéticos, a tus niveles de hidratación y a las vitaminas y minerales que perderás con el sudor. Indícale a tu médico y nutriólogo la actividad física que realizas, por cuánto tiempo y con qué frecuencia para poder elaborar una dieta perfecta para ti y tu embrión.

Quizás también te interese conocer sobre:
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *