Semana 39 de embarazo


Compártelo

semana 39 embarazo
Tu bebé ya está por llegar, te imaginas su cara, sus manitas, este nuevo ser llenará todos los espacios de la casa con amor y ternura.

En la semana 39 de embarazo al igual que en las dos semanas anteriores (37 y 38) vas a tener la monitorización fetal, aunque esta se puede hacer cada tercer día o incluso a diario.

Puede darse el caso de que el doctor determine que tanto para ti como para tu hija o hijo es más conveniente inducir el parto debido a la cantidad de oxigeno, estado de salud o el nivel, la ausencia o presencia de determinadas sustancias en el líquido amniótico que está dentro del útero materno.

Si este es el caso, no te alteres, está dentro de la normalidad, lo que ocurre es que tu bebé está totalmente listo y por sus condiciones, el ambiente externo resulta un entorno más seguro para su vida.

Por estas razones, para este examen te recomendamos llevar contigo la maleta que ya debes tener preparada con los elementos necesarios tanto para ti como para el bebé mientras estén en el hospital o clínica.

 

Cambios en el bebé en la semana 39 de embarazo

A solo unos días de su llegada al mundo tu bebé está totalmente desarrollado, unos pocos centímetros y gramos más será la única variación desde este momento hasta su feliz nacimiento.

En ocasiones la placenta no logra aportar todos los nutrientes requeridos por el bebé con lo cual se considera que un entorno más favorable para el niño es el mundo exterior que el propio vientre de la madre.

En la semana numero treinta y nueve del embarazo suelen presentarse la mayoría de los embarazos ya que los pulmones de tu hijo o hija están listos para respirar oxigeno fuera de tu útero, es cuando se segrega la oxitocina, sustancia que da inicio a las labores de parto.

La cabeza del bebé está totalmente encajada dentro de la pelvis y sus huesos no están soldados como los de los adultos, por el contrario son totalmente móviles y flexibles lo que facilitará el momento del nacimiento.

Una vez llegada la semana número 39 el bebé mide entre 50 y 51 cm. llegando a pesar hasta 3.200 gramos, aunque los límites normales están entre los 3 kilos, es decir, 3.000 gramos y los 3.300 gramos.

Con este peso y esta talla el parto puede comenzar en cualquier momento. Ten siempre a la mano el teléfono de la ambulancia y recuerda tener lista la maleta con todas las cosas que vas a necesitar durante la hospitalización.

 

Cambios en la madre en la semana 39 de gestación

mujer embarazada de 39 semanas

embarazada de 39 semanas

Las contracciones uterinas se pueden dar de forma más prolongada y fuerte y más seguidas, tu cuerpo está ayudando a tu hijo o hija baje más y a que a que se ponga en la posición natural para el nacimiento y que su cabeza se termine de encajar dentro de la pelvis.

A causa del peso del bebé en la semana 39 del embarazo, se puede continuar con la tendencia a bajar del útero, con este cambio de posición, la madre puede sentir alivio en algunos aspectos como por ejemplo las molestias respiratorias y el dolor en las costillas causado por la presión que ejerce el bebe por su tamaño.

El cuello del útero se sigue dilatando y con la dilatación del cuello uterino se puede dar o continuar (en caso de que se haya iniciado en la anterior semana, la número 38) con el desprendimiento del tapón mucoso. Recuerda que el tapón mucoso es de textura gelatinosa y de color café, y su labor es obstruir la entrada al útero sellando el camino a posibles infecciones que puedan alterar el curso normal de tu embarazo o la salud de tu bebé.

Si notas que esta sustancia gelatinosa y oscura que puede estar acompañada de un poco de sangre sale por tu vagina, no te alteres, es completamente normal y esto solo indica que el cuello uterino se está preparando para el parto, es decir, que ese momento tan anhelado está cerca.

Si las contracciones son muy dolorosas y repetitivas es síntoma de que la labor de parto ha iniciado, te recomendamos acudir de inmediato al doctor para que el nacimiento se dé en un entorno seguro y escéptico.

Vídeo mujer embarazada de 39 semanas, te cuenta su experiencia, llegó su bebé!
 

Emociones de la madre en la semana número 39

La futura madre puede sentirse curiosamente llena de energía y vitalidad.

Es probable que quiera salir de compras, volver a decorar la habitación que se ha preparado para el recién nacido o cambiar los muebles de lugar, también puede querer limpiar toda la casa.

Esto se conoce como el síndrome del nido y es común y normal en todas las especies de animales. Se debe tener cuidado con los movimientos bruscos ya que estos pueden desencadenar el parto. A demás la futura madre debe reservar energía y fuerza para el momento de nacimiento y para el posparto que suele ser agotador y difícil.

También dentro de las emociones maternas esperadas se encuentran la ansiedad y el desasosiego es normal ya que influyen componentes racionales y hormonales que hacen que la futura madre se encuentre nerviosa y no se sienta cómoda en ningún lugar o compañía.

 

Molestias que se pueden presentar

embarazada con insomnioEn este estado de avance de tu embarazo las molestias en general se pueden agudizar, tienes en general dificultad para conciliar el sueño debido a la ansiedad y a todo lo que intentas planear y también tienes dificultad para dormir de forma natural y prolongada debido al peso y tamaño de tu vientre y a la presión que el bebé genera sobre la vejiga, lo que te obliga a ir al baño incluso varias veces durante la noche.

También puedes continuar teniendo la sensación de acidez en la garganta y estómago junto con dificultades en el funcionamiento normal del sistema digestivo.

Por otra parte otra la expulsión del tampón mucoso puede manchar tu ropa interior e incluso la falda o pantalón que estés usando, por esto si vas a salir de casa para hacer algunas compras o para tus controles sugerimos que lleves puesta una toalla sanitaria o toalla higiénica y así evites el manchado.

Puedes notar que caminar es muy agotador y que tienes calambres al moverte. La razón es que tu pelvis se encuentra muy presionada y el flujo sanguíneo no es tan rápido.

Es normal que te sientas cansada y que la más mínima actividad te agote.

 

Dieta y hábitos sugeridos para la madre

Si tu doctor o nutricionista te han dado un régimen debes cumplirlo para garantizar tu salud y la de tu bebé.

Recuerda hidratarte suficientemente, bebe una cantidad normal de líquidos como sumo de fruta frescas y sopas y consume una dieta rica en calcio y proteínas.

A menos de que tu médico te haya sugerido quietud, te recomendamos caminar al menos una hora al día, esto ayudará a la dilatación del cuello uterino, a que el bebé tome la posición ideal para nacer y a tranquilizarte.

Si se ha desprendido el tampón mucoso, así sea parcialmente, extrema las medidas higiénicas, evita sostener relaciones sexuales y los baños vaginales, puesto que tu útero está expuesto.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *