Semana 22 de embarazo


Compártelo

semana 22 embarazo
Continuamos con nuestro recorrido semana a semana del embarazo hasta detenernos en la semana 22 del embarazo.

Seguramente a estas alturas sepas ya si esperas una niña o un niño, por lo que quizás sea buen momento para pensar el nombre de tu bebé.

Estás en tu quinto mes, una etapa que es ideal para disfrutar de los movimientos en la tripa que hace tu bebé y comunicarte a través de la voz, de caricias y de la música con él.

Sería también recomendable que empezaras a practicar algún ejercicio que te ayude a soportar el peso que de ahora en mes irás cogiendo, como por ejemplo, salir a caminar media hora al día. Fortalecerás tu musculatura y te ayudará a evitar la aparición de las varices, así como a reducir es estrés.

Además, de esta manera descansarás mucho mejor al final del día y recuperarás con más facilidad tu figura después del embarazo.

A continuación vamos a contarte todos los cambios que harás tú y tu bebé durante esta semana.

 

Cambios en el bebé en la semana 22 de embarazo

medidas bebé de 22 semanas

tamaño bebé de 22 semanas

Tu bebé mide ya alrededor de 27 centímetros en la semana 22 y pesa unos 500 gramos, medio kilo.Ya se perciben sus uñas, párpados y cejas, aunque estas últimas son todavía una pelusillas blancas que no tienen color.

Podemos decir que ya tiene el aspecto de un bebé que está a término, pero necesita ganar más peso. Su grasa corporal solo representa un 1% de su pequeño cuerpo, pero irá ganando a partir de ahora capas de grasa que lo ayudarán a regular la temperatura corporal.

Necesita también completar el desarrollo a partir de ahora el desarrollo de sus órganos vitales como son el cerebro, el corazón y los pulmones.

En la semana 22 de embarazo el cerebro de tu bebé experimenta progresos en su sistema límbico, que gestiona las respuestas fisiológicas de los estímulos que está recibiendo del exterior.

Ya puede sentir emociones y sufrir incluso cierto cambios en el estado de ánimo, por lo que es importante que empieces a establecer un contacto más íntimo con tu bebé, si es que no lo has hecho ya.

Tu bebé puede sentir la forma en que te comunicas mediante tu voz y las caricias generando en él una respuesta emocional. Aunque todavía no puedas tocarlo ni verlo, puedes mantener una comunicación con tu bebé, al igual que su padre, que podrá comunicarse mediante caricias y la voz.

 

Cambios en la mamá en la semana 22 de gestación

embarazada con estrías

estrías en el embarazo

Ha llegado el momento de que empieces a cuidar de tu piel para que puedas prevenir las estrías que serán provocadas por la distensión que sufre tu piel semana a semana.

Es fundamental que la mantengas hidratada con una crema humectante que deberás aplicar dos veces al día, en la mañana y en la noche. La piel experimenta también otros cambios durante este periodo y pueden aparecer en la cara manchas oscuras conocidas como cloasma. Procura aplicarte siempre una crema protectora de factor alto para proteger la pigmentación de tu piel.

Puede que notes tu piel más grasa y con acné debido al efecto que se produce en tus hormonas. Para prevenir lava tu cara con productos suaves y mantenla limpia haciéndote limpiezas diarias y una exfoliación una vez a la semana.

A poder ser evita el maquillaje y si te maquillas usa desmaquillante antes de dormir. Si estás sufriendo ya de hinchazón en las piernas y los pies, aplícate unos geles refrescantes y acuéstate con las piernas en alto. Esto te ayudará a mejorar tu circulación.

Para dormir túmbate sobre el lazo izquierdo siempre y colócate una almohada entre las piernas para que puedan descansar.

Vídeo embarazada de 22 semanas cuenta su experiencia
 

Salud y emociones de la mamá

En la semana 22 puede que sufras dolores de cabeza que puedes prevenir intentando evitar las situaciones estresantes y estando tranquila. Si sufres ya de cefalea descansa en una habitación con la luz apagada para calmar el dolor. Si el dolor persiste y es muy fuerte acude a tu médico, que sabrá si puede recetarte un analgésico.

Es normal que empieces a padecer los incómodos calambres en los músculos de la pantorrilla. Si se empiezan a producir estos dolores intensos debes estirar la extremidad para dirigir los dedos de tus pies hacia ti. Será una manera de que se calme y se pase el malestar producido por los calambres.

Es bastante qué común que las mujeres embarazadas proyecten a través de los sueños sus inseguridades y miedos.

Son muchas las embarazadas que sufren pesadillas relacionadas a su bebé, como son malformaciones, que sufren un mal parto o que dejan a su bebé abandonado. Si esto te sucede no te preocupes, no pasa nada extraño. Es normal que tus emociones sean más fuertes ahora que estás embarazada.

 

Curiosidades de la semana 22 del embarazo

Si llevas un embarazo normal y estás trabajando fuera de casa todavía puedes desarrollando durante todo el periodo de gestación tu actividad laboral.

Sin embargo, lo más probable es que te preguntes que ocurrirá cuando nazca tu bebé y cómo compaginar la vida familiar con la vida profesional. Como sabes el cuidado de un hijo requiere de dedicación y tiempo, y una baja por maternidad dura sólo 16 semanas, por lo que deberás pensar cómo compaginar ambas cosas.

Si crees que tu bebé necesita todavía mucho de ti igual puedes pedir una reducción en tus horarios o incluso una excedencia. De esta manera mantendrás tu puesto laboral y podrás ocuparte más tiempo de tu pequeño.

En caso que no sea posible tendrás que pensar en buscarte una cuidadora o una guardería de tu confianza para que atiendan al pequeño mientras trabajas.

Si estás impaciente por saber sobre la semana siguiente, aquí tienes el artículo sobre la semana 23 de embarazo 😉

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *