Semana 21 de embarazo


Compártelo

semana 21 embarazo
Continuamos con nuestro recorrido semana a semana de embarazo entrando en la semana 21.

Tener una relación de pareja buena durante tu embarazo te servirá para compartir tus miedos y para sentirte apoyada ahora que tu cuerpo está generando tantos cambios. Es conveniente que la pareja se implique y participe en el embarazo, pues lo ayudará también a él a enfrentarse con su faceta de padre.

Además, esto será bueno para la relación de pareja. Podéis compartir ideas sobre la educación que queréis darle a vuestro bebé e ir juntos a las ecografías y pruebas médicas. También podéis empezar a comprar todo lo necesario para el bebé a partir de esta semana 21 de embarazo.

Ya estás en el mes quinto, el segundo trimestre de tu embarazo. Atrás quedaron las molestias de los primeros meses, tu barriga ya es notoria aunque no demasiado pesada aún, lo que te deja moverte todavía con libertad.

Seguramente hayas notado ya que tu bebé está muy activo, por lo que a continuación vamos a contarte todos los cambios que hará tu bebé esta semana y los cambios que hará tu cuerpo. ¡Estate atenta!

 

Cambios en el bebé en la semana 21 de embarazo

medidas bebé de 21 semanas

tamaño bebé de 21 semanas

Tu bebé ahora tiene 19 semanas, lo que quiere decir que en esta semana 21, el feto mide alrededor de 25 cm y su peso oscila entre los 330 y 385 gramos.

En estos momentos alterna unos periodos de sueño y vigilia, por lo que en ocasiones podrás notar sus movimientos y en ocasiones estarán más tranquilos. Lo más recomendable es que desde el momento que sientas sus movimientos te mantengas atenta a que se mueva todos los días.

Si a través de un eco pudieras verle en estos momentos verías que adopta unas posiciones muy peculiares, chupándose el dedo, apoyando la barbilla sobre su pecho o con las manos agarrándose la carita. Aunque esté despierto permanece con los párpados todavía cerrados.

Dentro de poco abrirá por primera vez los ojos. Tu bebé ya puede escuchar ruidos y hacer rápidos movimientos oculares. Además, su médula osea produce glóbulos rojos, mientras que el aparato digestivo todavía está en desarrollo.

 

Cambios en la mamá en la semana 21 de gestación

barriga embarazada de 21 semanas

embarazada de 21 semanas

Cada vez son más evidentes los movimientos de tu bebé y lo que antes te parecía un ligero cosquilleo ahora da paso a pequeñas pataditas y golpes que vas identificando ya claramente.

Puede que cuando estés tranquila en cama notes la agitación de tu bebé durante esta semana 21. Más adelante podrá incluso despertarte con una patada o movimiento brusco.

Es normal que a estas alturas aparezcan síntomas de malestar cervical o lumbar, así como cierta rigidez muscular. La columna se desplaza conforme crece el vientre, lo que suele provocar dolores de espalda. Para fortalecer estas zonas realiza ejercicios físicos para cuando tus piernas y espalda tengan que soportar más peso.

Algunas mujeres padecen también de hinchazón de pies, tobillos e incluso las manos, por lo que es conveniente que tomes mucha agua y camines una media hora todos los días. También puedes realizar natación, pilates o yoga.

Vídeo embarazada de 21 semanas cuenta su experiencia
 

Alimentación para la mujer embarazada

alimentación embarazo

alimentación saludable

Es importante que durante el embarazo se prevenga de anemia, algo que suele ser común en las mujeres embarazadas. Como sabes debes comer sano y mantener una dieta equilibrada.

Tus análisis médicos orientarán a tu ginecólogo acerca de tus carencias y te podrá recetar suplementos si los necesitas. Asimismo, valorará tu alimentación y si estás ganando más peso que el recomendado, te dirá las pautas a seguir a partir de este momento.

Si llevas una alimentación correcta ganarás hábitos que son saludables y que puedes mantener posteriormente, lo que te ayudará a recuperar la figura rápidamente.

 

Salud y emociones de la mamá

A medida que avanza el embarazo el aumento de útero hace que algunos órganos se desplacen. Los pulmones estarán más arriba, lo que puede hacer que te sientas fatigada o con cierta dificultad para respirar en determinados momentos.

Si padeces de asma lo mejor es que consultes con un especialista la posibilidad de usar broncodilatadores en caso de crisis.

En el segundo trimestre, el insomnio es un trastorno que suelen padecer muchas mujeres, y aunque antes durmieras toda la noche, ahora puede que tengas despertares nocturnos.

Aunque es totalmente normal puedes llevar un ritmo de vida tranquilo para paliarlo. Mantén siempre la misma pauta para dormir y despertar, y no bebas una gran cantidad de agua antes de acostarte. Asimismo debes evitar las bebidas que contengan cafeína a partir de mediodía en adelante.

 

Curiosidades de la semana 21 del embarazo

Quizás te estés preguntando qué gastos debes hacer antes de la llegada del pequeño, y lo que puede afectar a tu economía. No te preocupes, por lo general cuando es el primer hijo, los familiares y amigos te llenan de regalos para el pequeño.

Lo más probable es que te pregunten que necesitas, así que no tengas pudor en decirle lo que necesitas. Las madres primerizas suelen hacerse gastos innecesarios comprando objetos a los que luego no le llegan a dar utilidad, por lo que es mejor que hagas una lista con lo imprescindible para sus primeras semanas, después verás lo que necesita poco a poco y lo que realmente quieres y puedes adquirir.

Si no es el primer hijo lo más seguro es que puedas aprovechas cosas que seguramente guardaras como puede ser la cuna, el cambiador, el carrito e incluso ropa. Aún así, cuando un bebé viene al mundo todo el mundo le colma de detalles y si tienes ya todo lo necesario siempre podrán ayudar con los pañales y la leche.

Ya pronto hablamos sobre la semana 22.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *