Radicales libres 2


Compártelo

ejemplo de radical libre
Los antioxidantes tienen mucho que ver con la prevención del daño celular que deriva en cáncer, el envejecimiento y diferentes enfermedades. La comunidad científica ha comenzado recientemente a desvelar algunos misterios que rodean a éste tema.

Entre los atletas también está causando mucho interés el conocimiento de éste tema, debido a las preocupaciones de los deportistas por su salud y el mayor rendimiento en su campo deportivo. Vamos a ver qué papel cumplen los antioxidantes en la salud del cuerpo humano y el ejercicio.

¿Qué son los radicales libres?

Son átomos que son de un número impar de electrones y se aproximan a una molécula estable para “robarle” un electrón y así ésta se convierte en radical libre.

Cuando se forman éstos radicales libres, comienza una reacción en cadena, cuyo peligro principal es que causan daño cuando interactúan con el ADN o la membrana celular.Si ocurre ésto, las células empiezan a funcionar mal o en el peor de los casos, muere.

 

¿Qué son los antioxidantes?

Son moléculas que al interactúan con los radicales libres, pone fin a la cadena de daños que los radicales libres producen a moléculas vitales.

Nuestro cuerpo tiene sistemas propios para eliminar los radicales libres (sistema enzimático). Los principales micronutrientes antioxidantes (vitaminas) son: Vitamina E, Beta-caroteno y Vitamina C, además del Selenio. El cuerpo no puede crear éstos micronutrientes, por lo que hay que absorberlos a través de la dieta. Los antioxidantes naturales son:

  • Vitamina E: es una vitamina soluble en grasa y se encuentra en las nueces, semillas, vegetales, el aceite de pescado y granos enteros como el germen de trigo, los cereales fortificados y los albaricoques. La cantidad diaria recomendada es de 15 UI (Unidades Internacionales) por día en los hombres y 12 UI por día para las mujeres. Ésta vitamina actúa contra los radicales libres “entregando” uno de sus electrones libres y así evitar que el electrón del radical libre siga “robando” a otras moléculas sanas. Con la Vitamina E estamos protegiéndonos de enfermedades del corazón (cardiovasculares) a través de la defensa con la oxidación LDL y la formación de placa que obstruye las arteria.
  • Vitamina C: el ácido ascórbico es una vitamina soluble en agua y es el antioxidante más abundante en el cuerpo humano. Éste antioxidante actúa en los casos en los que estamos expuestos a la contaminación o al humo del tabaco. Se encuentra en frutas y jugos cítricos, pimientos verdes, repollo, espinacas, brócoli, col rizada, melón, kiwi y fresas. La dosis diaria recomendada es de 60 mg por día. La alta ingesta de Vitamina C está asociada con bajas tasas de , sobre todo el cáncer de boca y el de esófago.
  • El beta-caroteno: es un precursor de la vitamina A y se encuentra en el hígado, la yema de huevo, la leche, la mantequilla, las espinacas, las zanahorias, la calabaza, el brócoli, el tomate, el melón, los melocotones, y los granos. La vitamina A no tiene propiedades antioxidantes y puede ser muy tóxica cuando se toma en exceso.
  • Licopeno: posee propiedades antioxidantes. Se ha descubierto que protegen ante el cáncer de próstata. Puedes encontrar una gran fuente de licopeno en los tomates, sobre todo el licopeno en los tomates cocidos, zumo de tomate y salsa de tomate, ya que tiene más contenido en licopeno que los tomates crudos.
  • Selenio.
  • Ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.

 

¿Cómo funcionan los radicales libres?

Para entender cómo funcionan los radicales libres, es imprescindible conocer primero cómo funcionan las moléculas:

  • El cuerpo humano está compuesto por células y éstas a su vez se componen de moléculas. Las moléculas además se componen de átomos que a su vez se componen de: núcleo, neutrones, protones y electrones.
  • El número de protones de carga positiva, dictamina el número de electrones de carga negativa.
  • Los electrones orbitan alrededor del átomo causando reacciones químicas y juntando átomos formando moléculas. Viajan alrededor del átomo en capas. La capa interior se considera que está completa cuando tiene dos electrones. Cuando supera los dos electrones, los que “sobran” comienzan a llenar la siguiente capa y la siguiente, hasta llegar a la capa exterior.
  • Los átomos tratan de encontrar estabilidad, es decir tratan de mantener el número de electrones, perdiéndolos, ganándolos o uniéndose con otros átomos, compartiendo electrones.
  • Cuando estos átomos se unen, se forma una molécula y todos los electrones se emparejan. Es difícil ver a un electrón solitario, pero cuando sucede, es cuando se forman los radicales libres.
  • Éstos radicales libres, desesperados e inestables harán lo que sea necesario para capturar algún electrón para poder estabilizarse, por lo que no dudarán en “atacar” a células cercanas y robarles un electrón.
  • La molécula que ha sufrido éste “robo” se convertirá a su vez en radical libre y tendrá que estabilizarse buscando otras células a quien “robar” un electrón y así sucesivamente. Comienza un efecto dominó y la célula vida puede verse perjudicada.

Todas las personas tenemos radicales libres en nuestro organismo, algunos son parte de nuestro metabolismo y algunos son usados como sistema de defensa en nuestro sistema inmune. Algunos elementos externos, también pueden crear radicales libres en nuestro cuerpo, como la contaminación, pesticidas o el humo del tabaco y es aquí cuando los antioxidantes se vuelven una parte importante.

Una persona que tiene muchos antioxidantes en su cuerpo, éstos se liberan normalmente sin causar ningún daño, pero cuando es al contrario y la persona tiene pocos antioxidantes, éstos pueden causar daño en la salud: virus, infecciones y enfermedades.

¿Cómo actúan los antioxidantes ante los radicales libres?

  1. Los antioxidantes viajan por todo el cuerpo buscando radicales libres.
  2. Cuando los encuentran, “donan” sus electrones y detienen la necesidad de atacar de éstos y así evitar un daño celular.
  3. Cuando un antioxidante pierde un electrón, no se convierte en radical libre, porque tiene la capacidad de permanecer estable.

 

¿Qué enfermedades pueden producir los radicales libres?

estrés oxidativoLos radicales libres pueden dañar a ciertas partes de la célula, como las proteínas, el ADN y las membranas celulares con el robo de electrones a través de un proceso llamado OXIDACIÓN y es por ello que los daños de los antioxidantes también son llamados daño oxidativo.

Cuando los radicales libres oxidan componentes importantes de la célula, éstos componentes pierden su funcionalidad normal y la acumulación de daños, puede causar la muerte de la célula.

Cuando hay un exceso de radicales libres, comienza un proceso nocivo que puede alterar las membranas celulares y otras estructuras como las proteínas, los lípidos, las lipoproteínas y el ácido desoxirribonucleico.

Las enfermedades que más comúnmente se producen por los radicales libres son: cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurológicas, enfermedades pulmonares, artritis reumatoide, nefropatía, enfermedades oculares o problemas con el crecimiento fetal.

 

Consejos

Es importante seguir una dieta equilibrada en la cual no falten las vitaminas ni componentes que luchan contra los antioxidantes de forma natural, no olvidar ingerir alimentos naturales, vegetales y alguna proteína animal que los contenga.

Evitar factores que “ayudan” con la oxidación como la contaminación ambiental, el tabaquismo y otros causantes varios que no son naturales y son amigos de los radicales libres.

Por lo general, llevar una vida sana tanto físicamente como gastronómicamente es la mejor forma de prevenir los efectos que hemos hablado en el artículo, y muchas otras por añadidura.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 voto, media: 3,71 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Radicales libres

  • Manuelita Calderon Gomez

    Excelente información sobre temas de salud. Soy feliz cada que encuentro en mi correo sus sabios consejos para una vida saludable. Muchas gracias y los espero siempre.

    • Mundo Autor

      Muchas gracias Manuelita por tus bonitas palabras, ahora me voy a alegrar muchísimo cada vez que envíe un correo sabiéndo que te hace feliz 🙂