Migraña


Compártelo

hombre con migrañaEl dolor es una sensación subjetiva, es decir, que depende de la persona que la padece. Un dolor intenso para una persona puede ser moderado o incluso leve para otra, porque se ponen en juego aspectos emocionales y psicológico de la persona.

La migraña se define como un dolor de cabeza acompañado de náuseas, vómitos y rechazo a la luz. Existen muchos tipos de cefaleas pero la migraña se caracteriza por la intensidad y lo fenómenos que acompañan al dolor.

La migraña es una patología que ha aumentado de frecuencia en la última década, predominando en mujeres en relación con los hombres. Se suelen presentar en personas jóvenes y adultos jóvenes, siendo raro que aparezca como primera vez luego de los 50 años de edad.

 

Síntomas

La migraña se define como un dolor de cabeza intenso con síntomas acompañantes que suele ser incapacitante para la persona que lo sufre. Se suele presentar en la mitad de la cabeza en forma pulsátil. Se suele presentar por episodio de ataques de migraña y luego completamente sin síntomas.

El tiempo que suelen darse los ataques de migraña son muy variables, siendo desde pocos días hasta semana incluso. Lo más habitual es que la persona tenga 2 o 3 ataques al mes, si no está tomando ningún tratamiento preventivo de la migraña.

Algunas personas identifican y sienten que van a tener el dolor de cabeza porque padecen una sensación extraña previa que se denomina aura. El aura se puede manifestar por imposibilidad de ver de un pequeño sector del campo visual, alteraciones sensitivas en lengua y labios o incluso para mover una parte de la cara.

La migraña puede acompañarse por trastornos visuales leves, hormigueos en la cara y sensaciones extrañas sobre el rostro. Existen migrañas con aura en la menor parte de los casos y otras que no la tienen en su mayoría.

El dolor de la migraña es completamente invalidante para la persona, que ya sabe en un cuarto oscuro es cuando mejor se siente. Los episodios no suele durar más de 24 horas, pero se requiere tomar medicación incluso si se extiende por menos tiempo.

 

Causas

cerebro humanoEntre las posibles causas que determina la aparición de migrañas se destaca una teoría vascular que propone una vasoconstricción que se produce en las arterias cerebrales que produce el aura, que luego se vasodilatan y producen la aparición de dolor típico de la migraña.

Una teoría más moderna propone la depresión cortical propagada, que frente a determinados estímulos del ambiente se produce la depresión cortical, desencadenando una cascada de mediadores químicos que estimulan el nervio trigémino causante del dolor de migraña.

Entre los factores desencadenantes de migrañas se destacan: la alimentación, tanto los periodos de ayuno como el consumo de algunos alimentos en particular, la disminución o el aumento brusco en las horas de sueño aumentan las posibilidades de sufrir una crisis en las personas con migraña.

Los cambios de horarios o de rutinas son un gran desencadenante en las personas que padecen el problema, lo cual deben evitarlo. Los factores psicológicos como la ansiedad o el estrés son grandes desencadenadores de un ataque de migraña, al igual que los cambios en el ciclo menstrual en las mujeres. Incluso la exposición al humo de tabaco o la abstinencia a la cafeína pueden ser desencadenantes del dolor de cabeza.

 

Tratamientos

medicamento analgésicoSe deben evitar todos los cambios bruscos en el estilo de vida para disminuir al mínimo la cantidad de episodios de dolor de cabeza a lo largo del mes. En general la persona afectada suele identificar los desencadenantes, tanto físicos como conductuales, lo que le permite evitarlos en el futuro.

Las personas que padecen migrañas ya tienen medicación analgésica indicada por un profesional de la salud, que les ha explicado la forma de tomar los comprimidos frente a los primeros síntomas de una migraña. También se debe saber cuáles son las condiciones en que se debe volver a consultar al profesional de la salud de confianza por una consulta de valoración.

El médico valorará el cuadro, que dependerá si es el primer episodio de migraña o la persona los tiene frecuentemente. En caso del primer episodio generalmente se estudiará para descartar diagnósticos alternativos del dolor de cabezo intenso, dependiendo de los síntomas que presente. No existen ningún estudio paraclínico para confirmar el diagnóstico de migraña en un paciente.

Por otra parte, si la persona sufre de ataques de migraña se deberá iniciar un tratamiento analgésico intenso, con el medicamento utilizado y efectivo la vez anterior. Existen muchos analgésicos con poder de parar el dolor de cabeza en poco tiempo, si no es posible con un fármaco, se puede agregar otros.

El tratamiento permite controlar el dolor aguda que presenta la persona para que pueda retomar sus actividades habituales de forma normal.

Existen algunas complicaciones de la migraña que ocurren en muy pocos casos, entre las que se destacan que el dolor de cabeza dure más de 72 horas, con intervalos sin dolor menores a 4 horas. Esta situación puede poner en riesgo la vida de la paciente y se debe ingresar a una institución de salud de forma urgente.

El infarto cerebral durante un ataque de migraña es muy poco frecuente pero existen casos descriptos, pudiendo dejar secuelas neurológicas permanentes.

La aparición de una crisis epiléptica puede ser desencadenada por un episodio migrañoso en algunos casos. Hay que tener en cuenta que la aparición de complicaciones de la migraña es un fenómeno muy poco frecuente.

Existen medicamentos analgésicos que deben ser administrados directamente en la sangre para obtener un mejor resultado analgésico, en cambio algunos se pueden tomar en comprimidos. El médico seleccionará aquellos que mejor se ajusten a las necesidades de la persona que tiene la patología.

También existe medicamentos que pueden usarse como un efecto preventivo, en aquellos casos que las migrañas sean tan intensas o frecuentes que interfiera con la forma de vida habitual de la persona. La medicación para migrañas de forma preventiva debe ser indicada por un profesional neurólogo luego de un estudio intensivo del paciente. No hay que olvidar que se deben descartar otras causas de cefaleas o padecimientos que pueden ser enmascarados por un dolor de cabeza.

Se están investigando varios fármacos que ofrecerían más opciones de tratamiento preventivo para las migrañas, los cuales estarán disponibles a la brevedad y ofrecerán una mejora de la calidad de vida de las personas que las padecen.

No existe una cura del problema pero con los medicamentos preventivos las personas logran reducir en gran medida los episodios de migrañas, lo que les permite llevar a cabo una vida completamente normal. Las respuestas al tratamiento son diversas en cada individuo siendo necesario en algunos casos ajustar las dosis de analgésicos, cambiar o agregar un segundo medicamento.

El acompañamiento y apoyo por parte de la familia y el equipo de salud son pilares esenciales para lograr el control de la enfermedad, vivir naturalmente y sin dolor.

Quizás una mínima cantidad de pacientes requieran consultar frecuentemente a un servicio de emergencia para recibir analgésicos potentes para detener su dolor de cabeza de forma eficaz.

Cambios en el tipo de dolor que se presenta o que los analgésicos que siempre se utilizan no calman el dolor requiere una consulta inmediata con el médico, para descartar otras complicaciones de las migrañas.

 

Te puede interesar de conocer remedios caseros para la migraña.

 

Vídeos

Sobre la Migraña en el programa Dr. TV

Migraña: síntomas, consecuencias y tratamientos

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *