Metástasis


Compártelo

metástasis - cáncer

¿Qué es la metástasis?

Cuando un cáncer está en fase de metástasis o metastásico, indica que se ha propagado desde donde se inició a otras partes del cuerpo.

Esto ocurre, porque las células cancerosas se separan del tumor y viajan a través de la sangre o el sistema linfático a otros lugares sanos del cuerpo en donde se instalan y comienzan a crecer y crean tumores nuevos. Cuando esto ocurre, se llama metástasis.

 

Proceso de la metástasis

Antes de que las células enfermas se desplacen a otras partes sanas del cuerpo, pasan por varias fases:

  1. Primero han de romper el tumor inicial para poder entrar en la corriente sanguínea y poder desplazarse.
  2. Se tienen que unir a la pared de un vaso sanguíneo o vaso linfático, que será su modo de transporte hacia el nuevo sitio.
  3. Tiene que tener la capacidad de crecer y triunfar en el lugar al que se desplace.
  4. Se ha de hacer fuerte para evitar el ataque del sistema inmunológico del cuerpo.

Si las células cancerígenas consiguen superar todos éstos pasos, se instalará en un lugar nuevo del cuerpo y además es posible que el tumor inicial y el nuevo que se inicia no sean del mismo tipo, con lo que resulta más difícil de tratar al enfermo.

El nombre a utilizar sigue siendo el mismo, es decir, si el tumor aparece en un pulmón y se desplaza a otro lugar, seguirá siendo llamado cáncer de pulmón. De éste modo, el especialista recomendará un tratamiento para cáncer de pulmón.

En algunos casos se encuentra la metástasis antes que el tumor original, lo que hace bastante complicado saber donde empezó. En ese caso, el nombre que recibe es de cáncer de origen primario desconocido.

 

¿Por qué se propagan las células cancerígenas?

Para que exista la metástasis, es primordial que las células cancerígenas “viajen” para iniciar un nuevo tumor en otro lugar del cuerpo pero, ¿por qué se desplaza?

Los científicos apenas están logrando entender porqué las células tienden a “romperse” para desplazarse, pero si saben que es debido a un cambio genético en la célula, lo que aún no descubren es, por qué lo hacen.

Aún queda mucho por saber sobre el comportamiento de las células cancerígenas y la metástasis, como por ejemplo, porqué se desplazan a lugares muy alejados de donde se originó el tumor inicial.

Por ejemplo, el cáncer de próstata suele desplazarse a zonas más alejadas y alojarse en zonas como en los huesos antes de ir a otros órganos.

 

¿Hacia dónde se extiende cada cáncer?

propagación del cáncerLos lugares no son exactos, ya que depende en gran medida del tipo de tumor inicial y del “comportamiento” del mismo, pero aquí se pueden ver ciertos patrones:

  • Vejiga. El cáncer de vejiga suele permanecer en el mismo lugar en el que se inició, en la pelvis, y se desarrolla en los tejidos cercanos. En ocasiones se desplaza a los pulmones, huesos e hígado.
  • Cerebro. El cáncer de cerebro raramente se dispersa fuera del cerebro, suele crecer dentro del mismo y como mucho se expande hacia la espina dorsal.
  • Pecho. Suele expandirse hacia los huesos, aunque es común que se “dirija” hacia el hígado, pulmones o cerebro. Según avanza, también puede afectar a otros órganos.
  • Cuello del útero. Tiende a crecer cerca de donde se inició que es en la vagina, útero, recto o vejiga. En ocasiones crece hacia los huesos, los nervios de la columna vertebral, hígado, pulmones y huesos.
  • Colon y recto. Los lugares más comunes a los que suele extenderse éste tumor es al hígado y los pulmones. También puede expandirse hacia otros órganos como los huesos o el cerebro. El cáncer rectal también puede propagarse hacia la pelvis, que es donde comenzó. Suele ser doloroso ya que en ocasiones afecta a los nervios y los huesos cercanos.
  • Esófago. Suele crecer donde se inició, que es el pecho y el vientre, pero en ocasiones cuando se extiende, suele daña órganos cercanos y vasos sanguíneos importantes.
  • Riñón. Habitualmente crece donde apareció e invado órganos cercanos. Puede expandirse desde el riñón hasta la vena cava inferior (que lleva al corazón) o hacia la glándula suprarrenal. Cuando se extiende, suele hacerlo hacia los pulmones y los huesos.
  • Leucemia. Éste tipo de cáncer ya se encuentra en la sangre, por lo que ya está extendido por todo el cuerpo cuando se hace un diagnóstico. Algunos de estos cánceres pueden expandirse desde la sangre hasta el líquido del cerebro y la médula espinal. Algunos tipos de leucemia suelen acumularse en el bazo, lo que hace que se hinche.
  • Hígado. No suele extenderse fuera del hígado, pero si lo hace suele afectar a los pulmones y los huesos.
  • Pulmón. Éste cáncer puede diseminarse hacia casi cualquier zona del cuerpo, pero es más habitual que lo haga hacia las glándulas suprarrenales, los huesos, el hígado, el cerebro e incluso el otro pulmón.
  • Linfoma. Puede afectar a casi cualquier parte del cuerpo, aunque su comienzo suele ser en los ganglios linfáticos, el bazo o la médula ósea. El linfoma puede viajar a través del sistema linfático, lo que le hará que sea posible su expansión incluso a otros órganos como los pulmones, la médula espinal o el hígado.
  • Melanoma. Puede expandirse hacia cualquier parte del cuerpo, aunque suele iniciarse en los ganglios linfáticos, al cerebro, hígado, huesos y pulmones. También es posible que se extienda a otros lugares de la piel.
  • Boca y garganta. Suelen permanecer en donde se iniciaron, pero en algunos casos se extienden hacia los huesos, el hígado o los pulmones.
  • Mieloma múltiple. Puede expandirse desde los huesos hasta cualquier órgano del cuerpo.
  • Ovarios. Suele diseminarse por el vientre, la pelvis y el abdomen. Existen casos en los que se acumula líquido y produce hinchazón en el abdomen y también puede crear acumulación de líquido en el revestimiento de los pulmones. También puede llegar al hígado.
  • Páncreas. Usualmente se mantiene en donde apareció, o sea, en el abdomen, aunque puede extenderse a tejidos que hay cerca y órganos como los pulmones.
  • Próstata. En ocasiones avanza hacia los huesos, pulmones e hígado.
  • Estómago. Suele quedarse dentro del abdomen, pero afecta a los tejidos cercanos. Si se expande, lo hace hacia pulmones y huesos y en menor medida hacia el cerebro.
  • Útero. Éste cáncer puede iniciarse en la vagina y en los tejidos cercanos a la pelvis. En menor medida se propaga hacia hígado, pulmones o huesos.

 

Síntomas

Algunas personas que padecen cáncer metastásico, no tienen ningún tipo de sintomatología y es detectable únicamente por rayos-X u otras pruebas diferentes.

Dependiendo del tipo de tumor y del estado de la metástasis, serán los síntomas del enfermo. Como por ejemplo la metástasis de hueso que producirá dolor y roturas óseas.

La metástasis de cerebro produce dolores continuados de cabeza, convulsiones o desequilibrio. En el caso de metástasis de pulmón, uno de los síntomas es la dificultad para respirar y en el caso de metástasis de hígado, se puede presentar amarilleamiento de la piel e hinchazón abdominal como sintomatología.

 

Esperanza de vida

Cuando un cáncer está en fase de metástasis y el paciente está recibiendo tratamiento paliativo, es muy difícil determinar la esperanza de vida del mismo, ya que dependerá del propio paciente y su edad, su fuerza física y mental, los tratamientos anteriores, el tipo de cáncer, el tamaño, la ubicación, etc.

 

Tratamientos

tratamiento para el cáncer
Cuando el cáncer se encuentra metastásico, los tratamientos utilizados suelen ser:

Terapia sistémica:

  • Quimioterapia. Es una terapia a través de químicos que acaban con las células cancerígenas, evitando se sigan creciendo y extendiéndose por el resto del cuerpo. Es un tratamiento muy fuerte y suele producir un daño bastante importante a las células sanas y otras de crecimiento. Existen distintos tipos de radioterapia: terapia neoadyuvante (que se aplica antes de la cirugía), terapia adyuvante (se aplica después de la cirugía para matar cualquier resto de célula cancerosa que pudiera haber quedado), tratamiento único (para cáncer de sangre o sistema linfático), para el cáncer recurrente (que aparece después de haber sido tratado) y para el cáncer metastásico (cuando se disemina por todo el cuerpo).
  • Terapia biológica. Se trata de una terapia en la que se utilizan: organismos vivos, sustancias de organismos vivos o sustancias creadas en laboratorio. Algunas de estas terapias consisten en vacunas o bacterias que pondrán en marcha el sistema defensivo del cuerpo para que se defienda de las células cancerígenas.
  • Terapia dirigida. Existen células cancerígenas que resisten el tratamiento que reciben en su ADN con la radioterapia. Científicos han descubierto, que dirigir la radioterapia con ciertos agentes de forma molecular, evita que las células cancerígenas puedan reparar el daño producido por la radioterapia, con lo que es más efectivo y el enfermo obtendrá una mejor respuesta a la terapia.
  • Terapia hormonal. Consiste en eliminar las hormonas masculinas (andrógenos) del cuerpo enfermo. También se denomina terapia de privación de andrógenos (ADT). Se utiliza cuando el cáncer se ha extendido demasiado y ya no es posible la cirugía o la radiación o el paciente no puede someterse a ellas. También es útil para cuando el cáncer vuelve a hacer su aparición después de un tratamiento anterior. Es una cirugía, pero el tratamiento es hormonal, en donde se extraen los testículos que es donde se producen los andrógenos.

Terapia local:

  • Cirugía y Terapia de radiación. Es una terapia con rayos-X o irradiación ionizante que destruye la célula cancerígena y ayuda a reducir el tamaño de los tumores. Cuando se aplica radioterapia, la zona que irradiada y sus células son destruidas, siendo imposible su crecimiento y división. Es cierto que ataca tanto a células cancerosas como células sanas, pero en muchos casos, éstas últimas pueden llegar a recuperarse. Existen distintos tipos de radiación dependiendo de profundidad de aplicación, de la cantidad de zona a tratar, etc. También depende de si se quiere reducir el tamaño de un tumor o solo se quiere disminuir los síntomas que está produciendo el tumor en el cuerpo. Ésta terapia es compatible con otras como la quimioterapia o la cirugía.

Combinación de ambas terapias:

El tratamiento que el especialista nos aplique, dependerá de diversos factores:

  • El tipo del cáncer primario, o sea, el tumor que originó la metástasis.
  • El tamaño del tumor.
  • Dónde se encuentra el tumor situado.
  • Número de cánceres metastásicos que tiene el paciente.
  • Edad del paciente.
  • Estado de salud del paciente y resistencia.
  • Tratamientos recibidos anteriormente al tratamiento en marcha.

 

Prevenir antes que curar

Es muy importante observar el comportamiento de nuestro cuerpo y si detectamos cualquier tipo de cambio físico, soportamos algún tipo de dolor inesperado o repetitivo o aparece cualquier tipo de molestia, bulto o síntoma asociado a un tumor, es necesario acudir al médico para asegurarnos de que si es realmente un tumor, pueda ser tomado a tiempo, antes de que se convierta en metástasis.

En la actualidad, la mayoría de tumores que son tomados a tiempo, pueden ser tratados y le confieren al enfermo una calidad de vida y una esperanza de vida mayor.

Muchos de los casos de tumor no tienen que ser forzosamente malignos y en casos de ser malignos, no todos llegan a la fase de metástasis. En estos casos, nuestro mejor aliado es el doctor o especialista, el tratamiento y sobre todo el ánimo y las ganas de superar la enfermedad.

Recuerde que nuestros mejores aliados son llevar una vida sana, con ejercicio moderado regular, una dieta equilibrada en donde no han de faltar las frutas y las verduras y nada de productos procesado, cero tabaco y poco alcohol y tratar de evitar cualquier entorno o producto que contenga químicos o derivados, así como las atmósferas contaminadas y ambientes industrializados.

Quizás también te interese conocer sobre:
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 voto, media: 4,30 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *