Intolerancia a la lactosa


Compártelo

intolerancia lactosa

Qué es la intolerancia a la lactosa

Comencemos definiendo que es la lactosa, esta sustancia es un tipo de azúcar el cual podemos encontrar en la leche y algunos otros productos lácteos.

Este azúcar es especial porque para que el cuerpo pueda digerirla, se requiere de que se produzca una enzima denominada lactasa, esta enzima logra degradar la lactosa hasta convertirla en glucosa y galactosa, azucares más simples que la lactosa y las cuales son muy fáciles de absorber mediante el torrente sanguíneo, una vez que se encuentra en el torrente estas azucares pueden llegar a todas partes del cuerpo para que las células las conviertan en energía, sirviendo así como combustible del organismo.

Ahora bien, la intolerancia a la lactosa la podemos definir como una deficiencia por parte del intestino delgado en cuanto a la producción de esta enzima, y por ende se genera una incapacidad por parte del organismo de una persona para digerir esta lactosa.

Esta incapacidad para digerir la lactosa es la causa de cólicos abdominales, inflamación o hinchazón abdominal y de diarrea; todo esto causado por el hecho de que la lactosa no puede ser procesada correctamente en el intestino delgado del paciente. Analicemos las causas de esta deficiencia de enzimas.

 

Causas de intolerancia a la lactosa

La ciencia médica ha conseguido identificar las causas de la intolerancia a la lactosa, y lo que ha encontrado que son dos, la primera es por herencia, y es también conocida como intolerancia de origen primario, mientras que la segunda es adquirida, y es denominada intolerancia de origen secundaria.

  • En cuanto a la intolerancia heredada o de origen primario podemos mencionar que se trata de una herencia recesiva, esto quiere decir que se requiere que estén presentes dos copias de un gen anormal para que el paciente llegue a padecer esta deficiencia; durante los primeros años de vida de un ser humano, el alimento principal es la leche materna, debido a esto el organismo viene programado para que durante la niñez los niveles de lactasa tenga niveles altos con el fin de procesar el alimento, esto causa que la intolerancia sea manifiesta en el paciente a partir de la etapa de adolescencia, sin embargo existe la posibilidad de que comience a manifestarse desde los 7 años de edad de la persona, y algunos otros casos desde los 3 años.En los casos en que la intolerancia se manifiesta en los niños pequeños, estos suelen sufrir de diarrea acuosa, alta irritabilidad y también de dolor abdominal, en caso de que presente estos síntomas, y la madre retira la leche de la dieta, los síntomas desaparecerán, en caso de que no lo hagan es posible que el infante sufra algún otro padecimiento.
  • Ahora pasemos a analizar la intolerancia adquirida o de tipo secundaria; algunas enfermedades o patologías como la gastroenteritis, intestino corto, la enfermedad de Crohn, entre algunas otras que afectan al sistema digestivo, se pueden provocar daños a la mucosa intestinal o en algunos casos también de produce la disminución de la superficie de absorción del intestino, todo esto llega a causar una intolerancia a la lactosa adquirida.
  • Un tercer tipo de intolerancia que se puede dar es la intolerancia transitoria, esta también es definida como deficiencia funcia, y es causada por alguna enfermedad de los intestinos o por el uso de algún antibiótico cuyo compuesto activo haya dañado al intestino, también algunas cirugías llegan a generar un vaciamiento gástrico rápido, lo cual puede influir en la funcionalidad del intestino; en estos casos la intolerancia no se debe a la falta o deficiencia de producción de la enzima, sino más bien la digestión incompleta del azúcar lactosa causado por la misma disminución de tiempo en que entran en contacto la mucosa intestinal y la lactosa.

Los sistemas de los bebés producen la enzima que sirve para digerir a la lactosa para tener la capacidad de digerir la leche, incluidas la leche materna y aquellas que son desarrolladas por farmacéuticas con fines nutricionales específicas.

  • En el caso de los bebés que, nacidos antes de tiempo, también denominados como prematuros, en ocasiones tienden a presentar intolerancia a la lactosa.
  • Como anteriormente se mencionó, la intolerancia también puede ser causada por herencia, pudiendo presentar síntomas desde los 3 años de edad.

La intolerancia a la lactosa es un padecimiento bastante común en los adultos, sin embargo, en muy raras ocasiones llega a ser un padecimiento que represente un peligro o riesgo para quien la padezca.

 

Síntomas de alergia a la lactosa

lactasia intolerancia lactosaAntes de continuar aclararemos que existen dos padecimientos médicos que involucran a la lactosa como un factor común, por un lado encontramos la intolerancia a la lactosa, que es la enfermedad que estamos tratando, y la alergia a la lactosa, un padecimiento que difiere mucho del primero, debido a su afectación en el cuerpo de quien la padece.

Aunque ambos padecimientos tienen en común a la lactosa, sus síntomas son diferentes, con la finalidad de ayudar a identificar cual es la que se padece, se han en listado los síntomas que presenta ambos padecimientos, para así poder identificarlas y tratarlas a tiempo.

Como se dijo en el párrafo anterior, la lactosa puede afectar al cuerpo humano de dos formas:

  • La primera que explicaremos es la Intolerancia a la lactosa: recordemos que esta intolerancia es causada por un déficit de producción o por la ausencia de la enzima denominada lactasa, la que tiene la función de degradar a la lactosa hasta glucosa o galactosa, azucares más sencillas.
  • La segunda afección es la alergia a la lactosa: en este padecimiento el cuerpo, concretamente el sistema inmunológico del paciente identifica a la lactosa como una sustancia que es dañina para el cuerpo, y esto causa que el sistema inmune genere reacciones que rechazan a la lactosa del cuerpo.

Una vez que tenemos claro cuáles son las diferencias clínicas entre ambos padecimientos pasaremos a realizar el listado de los síntomas que cada uno de estos padecimientos genera en el cuerpo del afectado.

Comencemos mencionando cuales son los síntomas que presentan los pacientes que sufren de intolerancia a la lactosa. Estos síntomas son:

  • Náuseas, las cuales también llegan a ser vomito.
  • Cólicos o dolores localizados en la zona abdominal.
  • Distensión abdominal, la cual es hinchazón de la región del abdomen.
  • Flatulencias excesivas, sobre todo en los momentos posteriores a ingerir productos lácteos.
  • Diarrea, de la que se sufre en momentos posteriores a la ingesta de leche o algunos de sus derivados.

Pasemos ahora a listar los síntomas que presenta la alergia a la lactosa, podremos notar la diferencia que existe en relación a los síntomas de la intolerancia. Estos síntomas son:

  • Picazón en la región abdominal.
  • Eccema, la cual es una afección dermatológica, es decir de la piel, en la que se presentan sesiones de tipo inflamatorio.
  • También es muy común que el paciente sufra de hinchazón de los labios, de la lengua y también de la garganta, síntomas que suelen causar muchas molestias.
  • También es muy común que se tenga una sensación de tensión en el pecho.
  • Anteriormente mencionamos que la sintomatología suele afectar al sistema respiratorio debido a hinchazones, estas a su vez pueden producir una dificultad para respirar.
  • Las náuseas son un síntoma que la alergia tiene en común a la intolerancia.
  • Otro síntoma que ambos padecimientos tienen en común es el vómito.
  • También se presentan mareos.
  • Se padece de diarrea.
  • El paciente también puede presentar desmayos.
  • Dolor abdominal es otro síntoma de la alergia.
  • Shock anafiláctico, esto se genera cuando el paciente ya ha sufrido con anterioridad exposición a la lactosa, esta afección es muy grave, llegando incluso a comprometer la vida del paciente.

 

Como se diagnostica al intolerante a la lactosa

Una vez que se acude a un especialista con la finalidad de que este pueda tratar nuestra afección, este hará uso de varios métodos que le permitirán diagnosticar la intolerancia a la lactosa en cualquiera de sus formas.

Uno de los métodos que se utilizan cuando los síntomas no son tan alarmantes es eliminar la lactosa de la dieta del paciente, y evaluar si después de esto desaparecen los síntomas en el paciente. Sin embargo, también pueden utilizarse otros métodos, de los cuales hablaremos a continuación.

  • El primer método que los médicos utilizan para diagnosticar la intolerancia a la lactosa es el test de intolerancia a la lactosa, también conocido como test de glucosa plasmática; este método se basa en el aumento de la glicemia (esto es la cantidad de glucosa que se contiene en la sangre, la medida estandarizada para la glicemia son los gramos por cada litro de sangre); el paciente es expuesto a una carga de 50 gr. de lactosa, posteriormente se miden los niveles de glucosa en su sangre, en caso de que los niveles no superen los 20 mg / de la prueba se denomina como positiva, y esto indica que la glucosa no ha sido degradada por la enzima y absorbida por el torrente sanguíneo.
  • El segundo método que mencionaremos es el denominado test respiratorio de hidrógeno, en este método se administra lactosa al paciente, esta administración es vía oral. El funcionamiento de este método se basa en que los pacientes que sufren de intolerancia a la lactosa, al no degradarla en el intestino delgado, esta llega al colon, y esto tiene como resultado una liberación de hidrógeno, el cual es eliminado mediante el aire espirado después de que la lactosa haya sido administrada al paciente, al medir los niveles de hidrógeno, el médico podrá determinar si se trata de intolerancia a la lactosa.
  • Para los niños pequeños, los lactantes y para cualquier paciente al que le sea difícil realizar alguna otra prueba, es empleado el test de acidez en deposiciones. Esta prueba consiste en el análisis de las deposiciones. ¿Qué se busca en estas? En el caso de que el paciente sufra de una deficiencia en el proceso de absorción de la lactosa, las decocciones son más ácidas de lo normal.
  • Otro método que también es utilizado, aunque con menos frecuencia que los anteriores es la biopsia intestinal, prueba que sirve para cuantificar la actividad enzimática de los intestinos, y mediante esto poder diagnosticar la intolerancia a la lactosa.
  • A menudo suelen confundirse la intolerancia a la lactosa con el síndrome de intestino irritable, con la finalidad de poder realizar un diagnóstico correcto es común que se realice el diagnóstico diferencial, el cual permite al médico confirmar que la sintomatología es generada por una deficiencia en la digestión de la lactosa y no de algún otro tipo de afección del intestino.

Los pacientes que sufren de intolerancia a la lactosa presentaran resultados anormales en las pruebas diagnóstico que se mencionaron anteriormente; en algunos casos la sintomatología de la intolerancia está presente, sin embargo en las pruebas los resultados pueden salir normales, en estos casos los síntomas pueden ser generados por la fructuosa, o bien por el sorbitol o algunos otros azucares que el intestino no digiera correctamente, también es posible que la sintomatología sea causada por el síndrome de colon irritable, en tales casos el médico especialista es el encargado en definir el tratamiento a seguir.

 

Tratamiento ante la intolerancia

No a los productos lácteosActualmente no existe un tratamiento definido para curar la intolerancia a la lactosa.

A menudo se suele retirar tanto la leche como los productos lácteos de la dieta del paciente, además de esto el médico también suele recomendar eliminar de la dieta algunos otros alimentos que puedan contener lactosa en mayor o menor medida.

En los casos en que la intolerancia es causada por alguna otra enfermedad de los intestinos, es el médico el que determinara los tratamientos a seguir con la finalidad de atender a esa afección.

Consulte a su médico especialista sobre el padecimiento que presente, esto con la finalidad de que como paciente este consiente de la afección que está alterando su salud.

En un día normal, un adulto promedio consume una cantidad que oscila entre 20 y 30 gramos de lactosa, esto mediante leche y sus derivados.

Que el paciente adopte una dieta libre de lactosa implica entonces que se eliminen totalmente de la dieta productos como la nata, el queso, los yogurts, y algunos alimentos que incluyan leche en su preparación como lo son el chocolate, los flanes y el helado.

Aunque el más recomendable para alguien que padece intolerancia a la lactosa es eliminarla de su dieta, actualmente existen en el mercado productos pobres en lactosa, sin embargo, es importante consultar al médico con respecto a esta cuestión, esto debido al factor de tolerancia de la lactosa.

 

Prevención para evitar ser intolerante a la lactosa

No se conoce ninguna medida para prevenir la intolerancia a la lactosa. Sin embargo, puede evitar las molestias siguiendo una alimentación sin lactosa o pobre en lactosa o si ingiere lactasa.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *