Glucosamina 2


Compártelo

codo de un esqueleto
El desgaste en las articulaciones provoca frecuentes molestias en las mismas. Aproximadamente el 50% de la población española sufre este tipo de alteraciones degenerativas tanto en la columna como en las articulaciones.

Existen causas y factores que contribuyen la aparición de esta extendida y dolorosa enfermedad. Aunque por lo general este tipo de degeneraciones aparecen a causa de la edad pero también puede darse por un exceso de peso, por posiciones inadecuadas, trastornos circulatorios, accidentes o incluso una mala alimentación.

Los cartílagos están compuestos de fibras elásticas y lisas de colágeno, por lo que cada movimiento se produce sin roces. A causa de estos movimientos es que las articulaciones producen cierto desgaste en nuestro cuerpo, mientras que éste se encarga de generar más sustancia cartilaginosa.

En personas más mayores esta capacidad para regenerar disminuye, por lo que es normal que se causen estos dolores en las articulaciones. Los cartílagos a esta edad se vuelven una capa áspera en la que los movimientos mecánicos dejan de producir rozamiento, tanto así que hay casos en los que el cartílago llega a desaparecer parcial o totalmente.

Cuando esto sucede, los extremos en los huesos entran sin protección en contacto y produce molestos dolores. Los cartílagos desgastados provocan inflamaciones e irritaciones en las articulaciones denominadas artrosis activadas.

En los casos más extremos se producen incluso ciertas deformaciones a causa del roce y puede generar una alteración en la estructura de las articulaciones. Para estos casos está recomendado usar glucosamina y el sulfato de condroitina.

 

¿Qué es la glucosamina?

fórmula estructural de la glucosamina
Tanto la glucosamina como la condroitina son suplementos de valor nutricional y como tales no se encuentran sujetos a las estrictas reglamentaciones de los fármacos sin receta y de venta libre, por lo que si decides tomar uno de estos suplementos lo harás por tu cuenta.

Lo que si te recomendamos es consultar a tu médico antes de tomarlos para cerciorarte que la causa de tu dolor es una osteoartritis. Por otro lado, no reduzcas ni interrumpas la dosis de los fármacos que tomas actualmente hasta que tu doctor lo indique.

A continuación te explicamos más detalladamente que contienen estos suplementos:

Glucosamina

• La glucosamina es el aminosacárido que desempeña un papel muy importante tanto en la formación como en reparación del cartílago.
•Como suplemento, la glucosamina se extrae de los crustáceos como las langostas, los camarones y los cangrejos.

Sulfato de condroitina

• El sulfato de condroitina contiene parte de una molécula proteica muy grande que proporciona la elasticidad que necesita cartílago.
• El sulfato de condroitina se extrae mayormente del cartílago que se encuentra en la tráquea de las reses, pero en Japón lo extraen también del cartílago de tiburón. Igual que la glucosamina, estos suplementos se pueden sintetizar en el laboratorio.

 

Cómo funciona

El sulfato de glucosamina y el de condroitina son sustancias naturales que se encuentran en el propio organismo.

El cuerpo las utiliza para producir otras sustancias involucradas en la formación de ligamentos, tendones, el líquido que rodea a las articulaciones y el cartílago.

Las articulaciones son amortiguadas por el cartílago y el líquido que las rodea. En las personas que padecen osteoartritis, el cartílago adelgaza y se rompe. Esto hace que haya más fricción en las articulaciones, lo que produce rigidez y dolor.

Los investigadores creen que tomar glucosamina puede prevenir el deterioro o aumentar la cantidad de cartílago o ambas cosas a la vez.

Algunos incluso creen que el sulfato de esta sustancia también es muy importante. El organismo necesita del sulfato para poder producir cartílago y esta es una razón por la que los investigadores piensan que el sulfato de glucosamina y el de condroitina funcionan mejor que el clorhidrato de glucosamina y que la glucosamina acetilada porque ninguna de estas sustancias contiene sulfato.

 

Beneficios que aporta al cuerpo

Los beneficios de este suplemento son entre otros las propiedades con la que combate la osteoporosis y la artritis.

Cabe destacar que para estos casos la glucosamina se utiliza como complemento al tratamiento clínicos y nunca como un sustituto de estos.

Actúa de manera beneficiosa en la inflamación de venas en las piernas produciendo un alivio ante el escozor, el dolor etc. En cuanto a los dolores crónicos, la glucosamina se utiliza mediante inyectables combinados con condroitina.

Estos suplementos poseen propiedades terapéuticas para tratar las articulaciones y para aliviar lesiones en rodillas, codos, caderas y manos. Asimismo, evita también el desgaste producido en los tejidos articulares.

Para potenciar las acciones terapéutica puedes consultar a un nutricionista sobre suplementos que puedas complementar con el uso de glucosamina.

 

Precauciones

Entre algunas de sus principales precauciones a la hora de tomarla citamos:

  • Las mujeres embarazadas y los niños no deben tomar glucosamina, ya que los efectos en niños y en fetos no han sido todavía determinados.
  • Las personas con diabetes deben controlar con mayor frecuencia los niveles de azúcar si toman estos suplementos.
  • Las personas con alergia al marisco no deben tomarlo sin consultar antes con un especialista.

 

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más frecuentes son la diarrea, náusea, acidez o estreñimiento. Menos frecuentes son los mareos, el dolor de cabeza o las reacciones cutáneas.

Debido a que estos productos se obtienen mayormente de la langosta, las conchas de camarón o el cangrejo pueden producir reacciones en las personas alérgicas al marisco. Aunque no es muy común, en el caso de una reacción de este tipo debe suspenderse inmediatamente su uso.

En el tratamiento de osteoartritis la administración en adultos no está determinada aún, pero los estudios clínicos recomiendan una dosis que no supere los 500 mg en tres tomas vía oral.

Por ahora no existen estudios que determinen todavía que el uso de la glucosamina esté contraindicado en aquellos pacientes que padezcan asma. Lo que si se debe tener mucho cuidado es la combinación de la glucosamina con los medicamentos para tratar el cáncer, ya que los científicos creen que el sulfato de glucosamina podría aumentar rápidamente el proceso en el que las células se copian a sí mismas.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Glucosamina