Episiotomía, ¿Qué es? ventajas y desventajas 1


Compártelo

episiotomía y embarazo
La episiotomía es un corte en el “perineo”, que es el espacio comprendido entre la vagina y el ano. Esta incisión tiene como fin agrandar el orificio vaginal y permitir la salida de la cabeza del bebé con mayor facilidad durante el parto.

Es una incisión que se realiza con bisturí o tijeras y llevará sutura. Esta intervención quirúrgica menor se recomienda para ayudar a la madre a expulsar el bebé.

La episiotomía puede hacerse lateral, medio lateral media u oblicua, de acuerdo con la orientación del corte.

Sin embargo el que más se practica es el corte medio lateral, ya que es el corte que queda más alejado del recto.

Los médicos consideran que la episiotomía es un procedimiento indispensable cuando:

  • Cuando deben utilizarse instrumentos como el fórceps, espátulas o ventosa para realizar la extracción del bebé de forma instrumental.
  • Si el bebé está en una posición anormal como por ejemplo de nalgas.
  • Si existe sufrimiento fetal.
  • Cuando la mujer tiene un perineo frágil, corto y cicatricial.

Existe una diferencia de criterios sobre la necesidad de realizar una episiotomía. De cualquier forma, esta intervención se llega a realizar en un 80% de los nacimientos, cuando se trata del primer parto, y en un 50% en los partos siguientes.

Por un lado existen los médicos que opinan que la episiotomía es una técnica que ayuda a realizar la sutura y a una cicatrización fácil, evitando así un desgarro espontáneo. Por otra parte evita que se ocasionen lesiones en los músculos del periné y vagina, haciendo menor el tiempo de la expulsión del bebé y evitando el sufrimiento fetal o el desgaste y cansancio de la madre.

Por otro lado muchos padres consideran la episiotomía como algo antinatural y totalmente innecesaria en la gran mayoría de los casos. Ellos sostienen que la incisión de la episiotomía es mucho mayor que un desgarro espontáneo, además de provocar hemorragia, un doloroso estado de postparto y posteriores dificultades en las relaciones sexuales.

Muchos médicos están de acuerdo con la opinión de estos padres y consideran que la episiotomía no es algo indispensable y sólo debería hacerse después de haber agotado todas las alternativas existentes para evitarla. Esta opinión se basa en que no protege a la madre frente a posibles incontinencias, desgarros o aflojamientos.

El perineo como consecuencia de sus propiedades físicas contrapuestas de elasticidad y resistencia produce una fuerza que se opone a la fuerza de empuje, y que es consecuencia de la contracción uterina. Como resultado de estas dos fuerzas en direcciones opuestas surge la fuerza de salida que es la que impulsa al bebé hacia la vulva. Por ello se sostiene que el perineo provoca un retraso para que el bebé pueda salir y la cabeza de éste al ser impulsada por la fuerza de empuje es la que puede ocasionar un desgarro.

Sin embargo, estas consecuencias van a depender de la modalidad del parto:

  • Parto en cuclillas: En el pasado el parto natural se daba con la posición de la mujer en cuclillas. En esta posición el tórax es desplazado hacia delante y por ello la fuerza de empuje se dirige hacia el ano. Pero a pesar que esta postura ser más favorable a la biomecánica del parto genera desgarros que afectaban al esfínter del ano.
  • Parto con protección perineal: Consiste en realizar una presión sobre el perineo con una mano, para frenar la brusca salida del feto, conduciendo el occipital hacia la vulva y de esta forma evitar el desgarro. Este tipo de maniobra evita gran número de desgarros y ayuda a que el perineo pueda cumplir su función de cambiar la dirección de salida de la cabeza del bebé, pero por lo general con este método no puede evitarse el desgarro.
  • Parto con anestesia epidural: Este tipo de práctica trae como consecuencia fundamental una ausencia de presión abdominal y por ello disminuye la fuerza de empuje lo que supone un retraso de la salida del feto. Este problema se suele solucionar con la episiotomía acelerando la salida del bebé.

También, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado que no se supere una tasa del 10 % de episiotomías.

Generalmente, la decisión de hacer o no una episiotomía se realiza en el momento del parto y sólo el médico es quien puede evaluar si el perineo está distendido o no para permitir que el bebé sea expulsado sin desgarros o lesiones de importancia.

Posterior al parto y para dar alivio a los dolores y molestias de la episiotomía, los profesionales prescriben analgésicos y baños calientes. Recomendándose una higiene extrema para evitar infecciones o desprendimiento de los puntos de sutura.

Y después de tanta explicación, aquí les cito una animación sobre la episiotomía que espero pueda ayudar a conocer mejor este incisión quirúrjica:

Por lo dicho, es importante que la futura mamá se informe con su médico sobre las ventajas y desventajas de practicar una episiotomía y cuáles son sus consecuencias, a fin de estar preparada para el momento del parto.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Episiotomía, ¿Qué es? ventajas y desventajas