Enfermedad Celíaca o Intolerancia al gluten 2


Compártelo

enfermedad celíaca o celiaquía
La enfermedad celíaca o celiaquía, es una dolencia que padecen aquellas personas que tienen intolerancia al gluten de la harina de los cereales de secano: trigo, centeno, cebada y avena.

Las personas que padecen ésta enfermedad son comúnmente conocidos como celíacos.

Es importante conocer qué es el gluten y qué productos lo contienen para aprender a llevar una correcta educación dietética y evitar los efectos negativos que produce, y que veremos a lo largo de éste artículo.

Aunque no sea necesario decirlo, si padeces ésta enfermedad, debes acudir al médico especialista, es el único que puede confirmar si la padeces, y resolver cualquier duda que puedas tener.

 

 

¿Qué es el gluten?

El gluten es un grupo de proteínas que tienen poco valor nutricional y bajo contenido en aminoácidos esenciales, que están presentes en la composición de ciertos cereales como el trigo, el centeno, la cebada y la avena.

Al tener un mínimo valor nutricional, si eliminamos el gluten de la dieta diaria no es ningún problema para la salud del ser humano, además de que pueden ser sustituidos por proteína animal o vegetal. Las personas que padecen la enfermedad celíaca, han de llevar de por vida una estricta dieta sin gluten o DSG.

 

¿Cuales son las causas de la celiaquía?

La causa de la celiaquía o enfermedad celíaca se debe a una alteración genética, que resulta en una reacción alérgica al ingerir gluten. Cuando las células que componen el intestino delgado absorben las proteínas del gluten, se pone en marcha el sistema inmune, lo que producirá una inflamación del intestino y posteriormente la muerte celular del mismo.

Existen ciertas circunstancias que hacen más posible el inicio de ésta enfermedad como:

  • Una infección en el intestino.
  • Tras una operación de abdomen.
  • Por el embarazo.
  • Por cambios en el estilo alimenticio.
  • Por viajes a otros países, etc.

En la actualidad la enfermedad afecta tanto a niños como a adultos sin ningún tipo de distinción.

 

Síntomas de la intolerancia a productos con gluten

intestino normal sano y con enfermedad celiacaExiste una serie de síntomas que son comunes en todos los enfermos celíacos. La mayoría comienzan en el intestino delgado y produce otro tipo de síntomas secundarios.

Los síntomas en los lactantes pueden aparecer antes de los 6 meses al tomar la leche materna e ingerir la gliadina presente en el calostro de las madres que no llevan una dieta libre de gluten. Los síntomas comienzan a aparecer partir de los 6 meses, cuando ya comienzan a tomar las primeras papillas, las cuales suelen ser elaboradas con harina de trigo.

En los niños los primeros síntomas más graves pueden comenzar a manifestarse a partir de los 2 años de edad.

Existen diversos cuadros dependiendo de la edad del enfermo:

NIÑOS

  • Diarreas fétidas, abundantes y grasosas.
  • Náuseas.
  • Anorexia (es la falta de apetito).
  • Astenia (fatiga y debilidad).
  • Irritabilidad.
  • Pelo frágil.
  • Hinchazón abdominal.
  • Hipotrofia muscular de nalgas, muslos y brazos (disminución muscular).
  • Fallo de crecimiento.
  • Introversión.
  • Dependencia.
  • Leucopenia (bajo número de leucocitos en sangre).
  • Coagulopatías (es un trastorno hemorrágico que hace que el sistema de coagulación no funcione bien. Su característica principal es la de sangrados continuos y con facilidad).
  • Trombocitosis (cuando la sangre tiene gran número de plaquetas).
  • Deficiencia del esmalte dental.
  • Retraso pondoestatural (pondoestatural determina el peso y estatura correcta de un niño y el retraso pondoestatural indica problemas en el crecimiento correcto de los pequeños).
  • Dislexia (es la dificultad para leer o la confusión de unas sílabas con otras).
  • Autismo (es la concentración de quien lo padece en su mundo interior, incapaz de exteriorizar ciertos sentimientos o estados anímicos).
  • Hiperactividad (trastorno debido a una actividad continua y constante).

ADOLESCENTES

  • Anemia ferropénica (falta de hierro en el organismo).
  • Dolor abdominal.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Hepatitis (inflamación vírica que afecta al hígado, ocasionando su inflamación).
  • Dermatitis atópica (eccema en la piel, afecta al cuero cabelludo, la cara y el torso).
  • Cefaleas (dolor de cabeza intenso y persistente).
  • Epilepsia (enfermedad del sistema nervioso que produce ataques repentinos, convulsiones violentas y pérdidas de conocimiento).
  • Corta estatura.
  • Retraso puberal (pubertad retrasada ya que los caracteres sexuales no se han manifestado a la edad en la que deberían).

ADULTOS

  • Diarrea.
  • Apatía, irritabilidad.
  • Depresión.
  • Astenia (sensación generalizada de cansancio fatiga y debilidad física y mental).
  • Inapetencia.
  • Pérdida de peso.
  • Dermatitis.
  • Anemia ferropénica.
  • Osteoporosis (enfermedad de los huesos que hace que los éstos tengan poca densidad ósea).
  • Colon irritable (enfermedad crónica del intestino).
  • Estreñimiento.
  • Abortos.
  • Infertilidad.
  • Menopausia precoz.
  • Epilepsia.
  • Cáncer digestivo.

Los efectos secundarios tras todos éstos síntomas son mayormente los mismos:

  • Dolor óseo.
  • Dolor y debilidad muscular.
  • Pérdida de apetito.

 

Grupos de riesgo

Existen diversos grupos de personas con ciertas enfermedades crónicas o discapacidades, que pueden presentar un cuadro de riesgo importante.

Éstos grupos son:

  • Síndrome de Down (es una alteración congénita relacionada con la triplicación del cromosoma 21, produciendo retraso mental, de crecimiento y anomalías físicas).
  • Síndrome de Williams (trastorno genético poco común porque sólo hay un cromosoma del grupo 27).
  • Síndrome de Turner (es una enfermedad genética con la característica de que solo existe un cromosoma X).
  • Enfermedades autoinmunes (enfermedades en donde el sistema inmunitario ataca a las células).
  • Enfermedades endocrinas (desorden en el sistema endocrino, que producen una falta de hormonas, exceso de hormonas e incluso tumores malignos y benignos).
  • Trastornos neurológicos (enfermedad que afecta al sistema nervioso central y periférico: cerebro, espina dorsal, sistema nervioso, músculos …).
  • Trastornos psiquiátricos (son anomalías que en ocasiones se reflejan en el comportamiento de quien los padece).
  • Enfermedades hepáticas (enfermedades relacionadas con el hígado).
  • Enfermedades reumáticas (enfermedad que afecta a las articulaciones, los huesos, el corazón, los riñones, la piel y pulmones).
  • Enfermedades cardíacas (enfermedades cardiovasculares).
  • Enfermedades dermatológicas (enfermedades relacionadas con la piel).

 

Diagnóstico del celiaquismo

endoscopia
El médico o especialista buscará un diagnóstico analizando la mucosa del intestino con una endoscopia, ya que la vellosidad intestinal suele desparecer en los celíacos.

La endoscopia consiste en un instrumento con forma de tubo alargado, en cuyo extremo lleva incorporado una pequeña cámara que le mostrará al médico el estado del interior del intestino. Además, se confirma el diagnóstico a través de una biopsia de tejido.

Otro modo de detectar la enfermedad celíaca es a través de un análisis sanguíneo para detectar si existe posibilidad de anemia, que es la falta de hierro, vitamina B12, Vitamina D y Vitamina K. También se observará la falta de potasio y calcio.

Existen ciertas pruebas para comprobar el nivel de funcionalidad del intestino al procesar los alimentos y absorber sus nutrientes:

  • Prueba D-xilosa, que comprueba si existen trastornos en el intestino o problemas de absorción.
  • Prueba de la lactosa. Cuando el intestino está muy dañado, no puede absorber la lactosa y cuando se recupera de nuevo, pierde la intolerancia a la lactosa.

Un estudio analítico completo también es necesario para detectar la enfermedad en el caso de que exista sospecha en el paciente. La analítica ha de ser completa :

  • Hemograma completo (Velocidad Sedimentación).
  • Estudio de coagulación (TPA y TP).
  • Bioquímica completa (Glucemia, Urea, Creatinina, Ácido Úrico, Calcio y Fósforo, Niveles de Hidroxi-Vitamina D3, Proteínas totales, Albúmina, Colesterol total, HDL y Triglicéridos, Sideremia, Transferrina, Índice de saturación y Ferritina, PCR (Proteína C Reactiva), Pruebas hepáticas: FA, AST, ALT, GGT y Bilirrubina total y fraccionada, Hormonas tiroideas: TSH, T3 y Anticuerpos anti-TPO, Ácido Fólico y Vitamina B12, Sistemático de orina y sedimento, Cuantificación de inmunoglobulinas (IgG, IgA e IgM), Determinación de ANAs (Anticuerpos anti-nucleares), Serología de anticuerpos de celíaca: Niveles de anti-transglutaminasa IgA).
  • Marcadores genéticos (HLA-DQ2 y HLA-DQ8).

 

Tratamiento de la intolerancia al gluten (celiaquía)

libre de glutenEl único tratamiento posible es la DSG, o sea, la Dieta Sin Gluten de por vida, que consiste en no tomar alimentos y productos que contengan ésta proteína, es decir, nada que esté fabricado o que contenga cereales, como los que hemos mencionado antes.

La enfermedad celíaca está basada en la genética y por el momento no existe tratamiento médico disponible.

Dieta sin gluten

La dieta sin gluten (DSG), o dieta TACC (sin trigo, avena, centeno o cebada) o Dieta de las 3P (una dieta alimenticia sin productos de panaderías, pastelerías o pizzerías) consiste básicamente en no consumir ningún tipo de producto derivado de los cereales anteriormente mencionados y que contienen la proteína del gluten.

Ésta dieta es muy sana ya que obliga a quien la consume a seleccionar cuidadosamente los alimentos y productos que ha de ingerir, lo que suele derivar en un mayor consumo de productos vegetales y frutas.

Es importante recordar que bajo ningún concepto se puede consumir gluten, ni tan siquiera pequeñas cantidades, ya que éstas ingestas mínimas que no se notan a corto plazo, son un problema para el celíaco a largo plazo.

La dieta ha de consistir básicamente en alimentos naturales y por supuesto, libres de gluten. Es necesario que contengan macro y micronutrientes como:

  • Carnes.
  • Pescados.
  • Leche.
  • Huevos.
  • Legumbres.
  • Tubérculos.
  • Frutos secos.
  • Frutas.
  • Hortalizas.
  • Verduras.
  • Patatas.
  • Arroz.
  • Maíz.
  • Grasa comestible.
  • Azúcar.

Existen una serie de alimentos preparados que también están libres de gluten que también son conocidos como pseudocereales como, por ejemplo:

  • La quinoa.
  • El amaranto.
  • El alforfón.

Éstos pseudocereales son plantas de hoja ancha, que se utilizan de la misma forma que los cereales.

Hay que evitar en lo posible, los alimentos envasados o elaborados, ya que es más difícil determinar si contienen gluten y en caso de contener pequeñas cantidades, a la larga producen molestias y trastornos importantes.

La dieta no cura la enfermedad, pero el intestino consigue normalización a lo largo del tiempo y evita otros problemas que podrían surgir a corto y largo plazo.

Hay que conseguir realizar una dieta equilibrada para suplir ciertas carencias al no consumir alimentos que contienen gluten.

Hoy en día las empresas de alimentación están concienciadas con la población celíaca y existen en el mercado muchos alimentos sin gluten que ayudarán a los enfermos celíacos a llevar una dieta más extensa, como ciertos productos tradicionalmente hechos con harina como pasta, pizzas, bollería, etc.

Los restaurantes también son conscientes de la necesidad de ofrecer menús sin contenido en gluten, lo que hace mucho más sencillo para cualquier persona con intolerancia pueda tener una vida social normal y plena y pueda consumir sus alimentos sin miedos.

Es importante leer atentamente las etiquetas de los productos, para descartar cualquier ingrediente que contenga gluten. Algunos de los productos que pueden contener gluten son los siguientes:

  • Gluten.
  • Harina.
  • Cereales.
  • Almidones modificados (E1404, E1410, E1412, E1413, E1414, E1420, E1422, E1440, E1442, E1450).
  • Fécula.
  • Amiláceos.
  • Fibra.
  • Sémola
  • Espesantes.
  • Proteína.
  • Proteína vegetal.
  • Malta.
  • Hidrolizado de proteína.
  • Extracto de levadura.
  • Extracto de malta.
  • Especias y aromas.
  • Levadura.

Hay que tener un cuidado especial cuando nos encontramos con productos elaborados artesanalmente o que no están etiquetados, porque podrían contener gluten.

Hay que asegurarse cuando comemos fuera de casa, de que el aceite utilizado para nuestra comida, no se haya utilizado antes para freír, por ejemplo, algún producto que contenga gluten, como un rebozado en harina.

 

Conclusión

Padecer la enfermedad celíaca no debería ser un trastorno que cambie la vida de quien la padece. Llevando a diario una dieta estricta sin gluten y estudiando todos y cada uno de los productos alimenticios que se adquieren en la compra diaria para la despensa, es más que suficiente para evitar tener la sintomatología típica que hemos listado en éste artículo.

En la actualidad la mayoría de restaurantes o supermercados contemplan en sus menús y productos, respectivamente, la opción de alimentos sin nada de gluten, dando mayores opciones a los celíacos a la hora de elegir un menú o un producto determinado.

Bares, restaurantes, supermercados y grandes superficies, bodas, catering o cualquier otro evento social que implique ingerir alimento, están altamente preparados (o al menos deberían estarlo) para recibir a los enfermos celíacos.

Ya no es necesario renunciar a la vida social activa para quienes padecen éste trastorno, además de que el paladar, la presentación y la calidad no se ven disminuidas por la falta de gluten.

Es importante conocer qué alimentos llevan gluten y cuáles no, evitar los productos envasados o elaborados, ya que sea más difícil determinar si tienen o no ésta proteína.

También es necesario crear unos hábitos nutricionales y en el caso de tener pequeños en casa que padecen ésta enfermedad, educarles correctamente, ya que será una labor que acompañará al celíaco de por vida.

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 voto, media: 4,40 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Enfermedad Celíaca o Intolerancia al gluten

    • Mundo Autor

      Muchas gracias Rosana, esa el intención que la información que se brinda pueda ser de ayuda y con un lenguaje más claro y sencillo que otros sitos de salud, en que suelen usar un vocabulario más técnico.

      Seguiremos haciendo lo mejor que podamos, un saludo!