Embarazo y estrés


Compártelo

estrés y embarazo
Una etapa con muchos cambios tanto a nivel familiar como personal, esto es el embarazo para la mayor parte de las mujeres.

Todo cambia, el cuerpo, las prioridades, las emociones y aunque estos cambios deberían ser un motivo para estar feliz,  muchas veces pueden generar un estado de estrés para la mujer,  la cual ya se enfrenta a muchas exigencias tanto en su trabajo como en el hogar.

Se sabe que un exceso de estrés puede ser muy perjudicial para cualquier persona, donde puede generar estados de insomnio, cansancio, ansiedad falta o exceso de apetito, dolores de cabeza, etc.

Las mujeres embarazadas que  puedan estar expuestas a unos altos niveles de estrés tienen el riesgo de tener un parto prematuro (37 semanas) y un bebé tan pequeño corre riesgos de salud inmediatamente después de nacer.

La gran mayoría de las mujeres que están embarazadas pueden sobrellevar bien los estos cambios emocionales y físicos que produce el embarazo, pero en aquellas que les preocupa en su vida el nivel de estrés y sienten que no podrán controlarlo adecuadamente, hace falta que consulten con su médico.

Existen diferentes tipos de estrés que pueden llevar a un parto prematuro, algunos estudios han llegado a la conclusión que aquellas mujeres que deben experimentar situaciones negativas en sus vidas como la muerte de un ser querido, una enfermedad o la pérdida del trabajo, se encuentran expuestas a correr un riesgo mayor de tener un parto prematuro.

También las que experimentan un hecho de catástrofe, como lo fue  el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York, donde se pudo comprobar que las embarazadas que se hallaban en un radio de dos millas de las zona de la tragedia tuvieron gestaciones mucho más cortas que aquellas que estaban a mayor distancia.

Otro estudio demostró que mujeres embarazadas expuestas a un movimiento sísmico importante tuvieron gestaciones más cortas.

Existe también el llamado estrés crónico, por ejemplo mujeres gestantes que no tienen hogar, se encuentran pasando por problemas económico o trabajan en una actividad altamente estresante, tienen muchas más probabilidades de tener un parto prematuro.

Asimismo, las mujeres que experimentan estrés severo durante el embarazo no tienen partos prematuros.

CONSEJOS PARA REDUCIR EL ESTRÉS

Para reducir el estrés, primero es imprescindible poder identificar la razón que lo causa, a fin de controlarlo, de todas maneras se trata de una situación temporal y que está ligada la mayor parte de las veces a los cambios hormonales.

  • Abandonar o reducir actividades las cuales no sean necesarias.
  • Descansar más y no hay que tratar de seguir realizando todo aquello que se hacía antes del embarazo.
  • Tomar clases de yoga o meditación son paliativos que mejorarán el estado anímico de la futura mamá, dándole mayor tranquilidad para transitar esta etapa de tanto cambios en su vida.
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votaciones todavía)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *