Celulitis edematosa


Compártelo

celulitis edematosa en glúteos
Este problema es uno de los temores más grandes de las mujeres, pues dichas lesiones quitan estética a las piernas y en ciertos casos conllevan a complicaciones delicadas para la salud. Por eso, hablaremos de un tipo de celulitis más grave y que más perjuicios causa al cuerpo, se trata de la celulitis edematosa.

¿Qué es la celulitis edematosa?

Su manifestación en el cuerpo está vinculada a un mal funcionamiento de los sistemas circulatorio y linfático, aunque existen también otros factores que aumentan las posibilidades de que aparezca como, entre otros, llevar una vida sedentaria y alimentarse a base de una dieta rica en carbohidratos y en sodio.

El sistema linfático es parte de los sistemas que hacen funcionar el cuerpo y trabaja de forma paralela con el sistema circulatorio, pero a diferencia del último mencionado que cuenta con el corazón para que se bombee sangre de manera segura, no cuenta con un mecanismo que le permita trabajar de modo independiente.

 

¿Cuál es su causa?

Este padecimiento aparece cuando existe un trastorno en el sistema linfático que es el que transporta las toxinas y los líquidos del cuerpo.

Cuando este sistema no cuenta con la capacidad necesaria para mover todos los líquidos y toxinas, es cuando se presenta un cuadro de celulitis edematosa. También está relacionada con el sistema circulatorio, ya que este mueve la sangre.

Cuando uno de los dos sistemas del cuerpo no funciona de la manera adecuada, es imposible que el cuerpo elimine las toxinas y el líquido en exceso que está en el organismo, esto conduce a que existan problemas como la hinchazón, la retención de líquidos, el dolor o incluso la pérdida de sensibilidad en las piernas.

 

Síntomas y signos de la celulitis edematosa

Se puede detectar al tacto, cuando se recorre la piel y se presenta una superficie irregular con protuberancias y hundimientos, se siente la piel acolchada o la famosa piel de naranja por dilatación de los orificios de los folículos o por tumefacciones superficiales.

Pueden existir estrías por la rotura de la fibra elástica, esto por la fragilidad capilar.

Al palpar también podremos encontrar un incremento del espesor del tejido celular que está en la siguiente capa de la piel, aumenta de consistencia y se presenta sensibilidad y una drástica disminución de movilidad por la adherencia a este tejido.

Cuando la celulitis llega a esta magnitud, tiene repercusiones en el sistema circulatorio y se manifiestan síntomas como pesadez en las piernas y dolor, calambres por la noche y fatiga.

 

Tipos de celulitis

Se pueden distinguir 3 tipos diferentes de celulitis, donde cada una de ellas se suele manifestar en una o diversas zonas específicas del cuerpo.

Los tres tipos principales que podemos encontrar son:

  • Dura: este tipo de celulitis es bien tolerada a nivel estético pues no es tan notoria a simple vista. Al apretar la piel es cuando aparecen los poros foliculares dilatados y la piel de naranja, esta se caracteriza por resultar complicado el acto de deslizar los planos superficiales de la piel por sobre los profundos.
  • Blanda: esta es la más frecuenta y la que conlleva a mayores repercusiones psicológicas y estéticas. El tejido está blando y presenta pequeños nódulos de dura textura. Este tipo de celulitis puede tornarse a cuadros complicados como la presencia de equimosis, varices (conocer sobre las varices), dolores, fatiga, adormecimiento de las extremidades y pesadez. Esta modalidad de celulitis permite que sea más fácil es desplazamiento de las superficies planas y las superficies profundas de la piel.
  • Edematosa: esta es la menos frecuente pero la más grave. Generalmente está acompañada de casos de acumulación excesiva de grasa como es el padecer de obesidad (saber sobre la obesidad). El infiltrado es viscoso y más duro, esto porque se determina la aparición de linfedema. En este delicado cuadro, se presentan síntomas tales como fatiga, astenia, hipotonía muscular y dolor son las más comunes señales.

La celulitis no se presenta de forma única por que existan tres tipos, de hecho sucede todo lo contrario, es mucho más frecuente encontrar asociaciones de varios tipos en un solo paciente que hallarlas en casos aislados.

 

Tratamientos para la celulitis edematosa

tratamientos para celulitis edematosaPara el tratamiento de este tipo de celulitis existen distintas ramas, y todas son de gran ayuda para eliminar, mejorar o disminuir su aparición y sus difíciles molestias:

  1. Lleva una dieta equilibrada: El tener una dieta equilibrada, puede ser de ayuda para que se mejore el sistema circulatorio y linfático, por esto será recomendable acudir a un especialista en nutrición para que señale la dieta adecuada para cada caso.
    En los siguientes artículos puedes conocer: dieta para la celulitis y alimentos para combatirla.
  1. Vive sin estrés: Este punto es fundamental y debemos alejarnos de cuanta situación estresante nos sea posible. Está científicamente demostrado que las situaciones con estrés llevan a problemas linfáticos y circulatorios, que son precisamente los que tratamos de evitar a toda costa.
    Conoce remedios caseros para tratar el estrés.
  1. Disminuir el consumo de azúcares: Los dulces y todo tipo de carbohidratos, al consumirse de forma excesiva, llevan a un desequilibrio en el organismo que se presenta, esencialmente, con un mal funcionamiento del sistema circulatorio y linfático, además de manifestarse problemas como el sobrepeso y la obesidad.
  1. Ejercitarse: Hacer ejercicio puede ser un gran apoyo para eliminar el exceso de calorías y grasas y a fortalecer los músculos. Gracias a esto, es más fácil que se dé la circulación de líquidos y de sangre en el organismo, compensando los problemas de los sistemas circulatorio y linfático y siéndoles de ayuda.
    Accediendo al siguiente artículo podrás conocer: ejercicios para combatir la celulitis.
  1. Hacer masajes: Los masajes son uno de los mejores métodos para ayudar a que se propicie la correcta circulación de los líquidos corporales y la sangre. Es ideal realizarlos de forma directa en las zonas afectadas y con fuerza, para que los efectos sean aún más potentes de lo que se espera.
  1. Ingerir diuréticos: los diuréticos son productos que actúan en contra de la retención de líquidos. No te ayudarán a acelerar el funcionamiento de los sistemas circulatorio y linfático como tal, pero sí son de ayuda para evitar uno de los principales síntomas como la retención de líquidos.
  1. Ir al médico: el último y el más importante, es visitar al médico especialista, porque si se presenta este problema a pesar de mantener una vida sana con ejercicio, cuidados y dieta, puede implicar que el problema es más grave de lo normal en el sistema circulatorio o linfático, y es fundamental recibir atención médica cuanto antes.

La celulitis edematosa es un engorroso problema que más vale tenerlo controlado, ya que puede ser bastante perjudicial en cuestiones de salud. De igual forma con la información brindada seguro podrás detectarla y a continuación, aprender a prevenirla.

 

Cómo prevenir la celulitis edematosa

Para el combate de este tipo de celulitis, es necesario hacer un profundo cambio en la dieta, eliminando todo lo que conlleve una aumento de peso como los carbohidratos en exceso y sin fibra como las harinas y los azúcares refinados para agregar todos los alimentos que sean ricos en vitaminas, minerales y carbohidratos ideales como lo son las harinas integrales o los cereales, las frutas y verduras también son esenciales.

Cabe destacar que se debe hacer ejercicio de forma regular y a toda costa evitar llevar una vida sedentaria.

En la actualidad hay varias terapias alternativas que son un buen apoyo en el proceso de eliminación de la celulitis edematosa como por ejemplo el drenaje linfático (conocer sobre el tratamiento de drenaje linfático) o la presoterapia (saber sobre el tratamiento de presoterapia) porque ambos procedimientos ayudan a borrar de manera permanente este molesto problema y que aparte permitirán que el paciente logre recuperar el tono de piel e igualarlo al del resto del cuerpo.

Antes de tener que ocuparnos de la celulitis edematosa, es mejor prevenir su aparición con los consejos brindados para impedir su desarrollo y aparición.

Quizás también te interese conocer sobre:
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *