Cáncer de riñón 1


Compártelo

cáncer de riñón
El ser humano posee dos riñones a la altura lumbar, uno a la izquierda y otro a la derecha, cuyo funcionamiento es muy importante para la buena marcha y salud de todo el cuerpo.

La principal función de los riñones es la de filtrar la sangre para limpiarla de restos de agua, sal y otros desechos del cuerpo humano, que después desechamos a través de la orina.

Los riñones también se encargan de controlar la presión de la sangre y para ello crean la hormona llamada renina. También se encargan de crear glóbulos rojos, tan necesarios para el cuerpo humano y el correcto funcionamiento. Para ello, produce la hormona eritropoyetina que se “comunica” con la médula ósea y le indica que cree éstos glóbulos rojos.

Aunque los riñones son órganos muy importantes para nuestro organismo, en realidad podemos vivir perfectamente con uno sólo. En el caso extremo de que ambos riñones funcionen mal o no existan, se utiliza un procedimiento médico que realiza la función de éstos de forma mecánica y ésto es posible gracias a la diálisis.

 

¿Qué es el cáncer de riñón?

El cáncer de riñón es el tipo de cáncer que afecta directamente a los riñones y su funcionamiento.

El carcinoma renal, puede afectar a un riñón o a ambos, con la aparición de un tumor o varios.

 

Causas del cáncer de riñón

No está claro aún como algunos factores de riesgo, llegan a causar células cancerígenas en el riñón, pero si hay algunos estudios que determinan que ciertos cambios en el ADN o mutaciones, pueden llegar a causar cáncer de riñón.

Existen dos tipos diferenciados de mutaciones genéticas: las hereditarias y las adquiridas.

  • Mutaciones genéticas hereditarias: algunos cambios en el ADN de forma heredada, pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de riñón. Algunos ejemplos:
    Enfermedad Von Hippel-Lindau, causada por el gen VHL que evita que las células crezcan sin control (es un supresor de tumores). Las mutaciones que ocurren en éste gen, se hereda de los padres y cuando muta se origina el cáncer de riñón.
    Leiomiomas hereditarios, asociados a los genes FH.
    Síndrome de Birt-Hogg-Dube, asociado al gen FLCN.
    Cáncer renal familiar, producido por los genes SDHE y SDHD.
    Éstos tres últimos son supresores de tumores y cuando mutan, derivan en cáncer de riñón.
    Carcinoma papilar hereditario de células renales, causado por el cambio del oncogén MET.
  • Mutaciones genéticas adquiridas: muchas de las mutaciones que más tarde se convierten en cáncer de riñón, no son hereditarias, si no que ocurren a lo largo de la vida y es lo que se denomina cambios adquiridos. Existen factores que aumentan la posibilidad de padecer tumores como:
    Las sustancias químicas que se encuentran en el tabaco. Las sustancias químicas que son absorbidas por los pulmones, llegan a la sangre y cuando los riñones lo filtran, muchos de ellos se quedan depositados dañando el ADN del riñón y provocando la mutación a células cancerosas.
    Cuando ocurren cambios o mutaciones genéticas adquiridas, que no genéticas, ocurren en el gen VHL que deja de funcionar correctamente.
    La obesidad es otro factor de riesgo que aumenta las posibilidades de contraer la enfermedad cancerígena. La obesidad puede llegar a alterar el funcionamiento de algunas hormonas y con ello provocar cáncer.

 

Factores de riesgo

Cualquier persona es susceptible de padecer éste tipo de cáncer, aunque existen diversos factores de riesgo que aumentan la posibilidad de padecer cáncer de riñón.

Estos factores pueden ser variables, dependiendo del estilo de vida que llevemos, es decir, algunos factores pueden cambiar y otros no. Por ejemplo, un factor de riesgo importante es el tabaco, pero si alguien no fuma, ésta posibilidad se reduce. Otro factor es la edad o los antecedentes familiares, que en éste caso no se pueden cambiar.

Si alguien tiene uno o varios de éstos factores de riesgo, no es indicativo de que vaya a padecer el cáncer de riñón obligatoriamente, ya que puede pasar toda su vida sin enfermar, así como al contrario, que alguien no se encuentre en ninguno de los grupos de riesgo y finalmente padezca cáncer de riñón.

También cabe destacar, que cuando una persona enferma de cáncer de riñón, es muy complicado saber cuál de los grupos de riesgo es el que ha provocado la enfermedad. Lo que sí está claro es, que quien tiene dos o más factores de riesgo, es más propenso a sufrir este tipo de cáncer.

Los factores de riesgo se pueden encontrar en el entorno de nuestro trabajo o en la vida diaria, en ciertos factores genéticos y otros diversos.

Factores de riesgo de nuestra vida diaria o entorno de trabajo

Algunos factores de riesgo se crean en base al estilo de vida y todo lo que nos rodea de forma habitual, ya sea en el hogar o el trabajo. Hay que tener en cuenta los factores que nosotros nos creamos y los que nos crea el propio entorno, como el entorno de trabajo.

  • Fumar o tabaquismo. Cuando una persona tiene el mal hábito de fumar, está aumentando en gran medida la posibilidad de padecer un carcinoma de las células renales. Cuanto mayor sea la costumbre de fumar, mayor es el riesgo de padecer cáncer de riñón y de igual modo, si deja de fumar, los riesgos disminuyen a lo largo de los años, ya que no es un resultado que se obtenga a corto plazo.
  • Obesidad. Tener sobrepeso o ser una persona obesa, es una enfermedad que aumenta el riesgo de padecer cáncer de riñón, ya que la obesidad podría crear o generar ciertos cambios hormonales que afectan directamente en el funcionamiento de los riñones e inducir al carcinoma de las células renales.
  • Lugar de trabajo. Si el lugar en el que se trabaja, se está expuesto a ciertas sustancias químicas, éstas aumentarán el riesgo de padecer ésta enfermedad del riñón. Algunas de las sustancias pueden ser metales como el cadmio, disolventes o herbicidas.

Factores de riesgos hereditarios o genéticos

Es importante conocer el historial genético familiar a la hora de determinar los factores de riesgo, ya que es más probable padecer algún tipo de cáncer si existen antecedentes en la familia.

  • La enfermedad de Von Hippel-Lindau. Aquellos que padecen ésta enfermedad, son más propensos a desarrollar algún tipo de tumor o quiste en el cuerpo, lo que aumenta el riesgo de padecer carcinoma de células renales. Ésto suele ocurrir cuando el enfermo es joven. Algunas otras partes del cuerpo también se pueden ver afectadas por estos tumores, como por ejemplo en el cerebro, los ojos, el páncreas, los ojos o la espina dorsal.
  • Síndrome de Birt-Hogg-Dube. Quienes tienen esta enfermedad, suelen desarrollar algunos tumores de tamaño pequeño pero benignos, en la piel y son más propensos a padecer un tumor renal o cáncer de las células renales.
  • Cáncer renal familiar. Las personas con ésta enfermedad, suelen desarrollar tumores que se llaman paragangliomas en la cabeza y el cuello y otros tumores llamados feocromocitomas que afectan a las glándulas suprarrenales. Quienes padecen este tipo de tumor, suelen hacerlo antes de la edad de 40 años y es causado por un defecto en los genes llamados SDHB y SDHD que también pueden causar el síndrome similar al de Cowden, que a su vez pueden desarrollar cáncer de tiroides, pecho o riñón.
  • Carcinoma renal papilar hereditario. Aquellos que padecen ésta enfermedad, van a desarrollar posiblemente uno o varios carcinomas papilares de células renales, pero no en otros lugares del cuerpo. Ésta enfermedad es causada por la variación del gen llamado FH.
  • Oncocitoma renal hereditario. Éste tipo de tumor de riñón, también llamado oncocitoma, es hereditario y casi siempre es benigno y llega a convertirse en cáncer.

Otros factores de riesgo

Hay más factores de riesgo a tener en cuenta a la hora de hablar de cáncer de riñón, algunos de ellos pueden ser controlados y otros no.

  • Hipertensión arterial. Cuando el paciente padece de tensión alta, se asocia la medicación que toman para controlar la tensión, aumentan el riesgo de padecer cáncer de riñón, aunque no se puede saber a ciencia cierta si la medicación o la enfermedad es la que provoca el cáncer.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos como los analgésicos o los diuréticos. En cuanto a los analgésicos, se asociaba la Fenacetina con el carcinoma de células renales y en cuanto a los diuréticos, algunos estudios confirman que la causa puede ser el propio medicamento o la alta tensión, que es para lo que se usa.
  • Sexo. Dependiendo de si el paciente es hombre o mujer es distinta la posibilidad de padecer la enfermedad. El carcinoma de células renales, suele afectar el doble a los hombres que a las mujeres.

 

Síntomas del cáncer de riñón

En su origen, el cáncer de riñón no produce ningún tipo de síntoma, de no ser que sea un tumor grande. Cuando comienzan los síntomas, los más posibles son:

  • Sangre en la orina.
  • Cansancio y fatiga.
  • Falta de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre.
  • Dolor en la zona lumbar.
  • Anemia.

 

Diagnóstico

riñón con cáncer
El médico diagnosticará el cáncer a través de los síntomas que presenta el paciente o bien a través de un examen bioquímico en laboratorio.

El profesional deberá revisar el historial clínico e incluso los antecedentes familiares del paciente.

También realizará un examen físico, comprobando y palpando el abdomen del paciente.

Cuando envíen muestras al laboratorio, se realizarán pruebas sobre diversos fluidos del paciente como orina y sangre.

De la muestra de orina se comprobará si existen pequeñas cantidades de sangre y se realizará una citología de la orina para detectar células cancerosas en la misma.

En la sangre se hará la prueba de recuento sanguíneo completo, en donde se miden las cantidades de células totales: glóbulos rojos, blancos y plaquetas.

La bioquímica de la sangre, es otro análisis que se realizará en el laboratorio sobre la sangre del paciente para determinar el nivel de enzimas hepáticas, los niveles de calcio o la función renal.

También se utilizan métodos mecánicos para detectar éste tipo de cáncer, como puede ser: rayos X, ondas sonoras, tomografías computerizadas, resonancias magnéticas, ecografías, angiografías, gammagrafías óseas, etc.

 

Tratamientos para el cáncer de riñón

cirugía en el cáncer de riñón
El médico tras determinar cuál es el diagnóstico, deberá informar al paciente de todas las posibilidades de tratamiento que existan en ese momento para él.

Tras una reunión con información completa sobre todos los tratamientos, el paciente decidirá cuál es el siguiente paso que quiere seguir.

Las opciones para un enfermo de cáncer de riñón son: cirugía, ablación, radioterapia, terapia dirigida, inmunoterapia o quimioterapia.

El equipo médico que puede estar compuesto por un médico oncólogo, un oncólogo o un oncólogo especialista en radioterapia y serán ellos quienes le aconsejen sobre el tratamiento o los tratamientos, ya que es posible seguir varios.

 

Prevención del cáncer

El cáncer de riñón no es especialmente una enfermedad que se pueda prevenir, incluso en el caso de las hereditarias en las que sí se conocen las causas, pero sí se pueden tener en cuenta ciertos consejos para reducir ésta posibilidad:

  • Evitar el tabaco, ya que son los causantes de distintos tipos de cáncer, entre ellos el de riñón. Cultivar el buen hábito de no fumar, es beneficioso para cualquier parte de nuestro cuerpo y sobre todo es aconsejable no fumar para evitar cualquier tipo de enfermedad.
  • Reducir o eliminar la obesidad, culpable de diversas enfermedades entre ellas, algunas cancerígenas. Además de mantener un nivel de salud más alto, evitar el exceso de peso evitará la aparición de diversas enfermedades y síndromes que suelen derivan en cáncer. Evitar la vida sedentaria y practicar algo de deporte, llevar una dieta rica en frutas y verduras y baja en azúcares y sal, es una de las mejores formas de mantener el peso corporal a raya.
  • Evitar las sustancias dañinas, tanto en la vida común como en el entorno laboral, como ciertos elementos químicos que son causantes directos de ciertos tipos de cáncer. Ciertas sustancias se acumulan en el cuerpo a través de los pulmones y después se depositan en los riñones a través de la sangre. Los riñones no pueden eliminarlo y las sustancias producen la enfermedad. Algunos de éstos elementos químicos pueden ser el cadmio o solventes orgánicos.
Quizás también te interese conocer sobre:
 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Cáncer de riñón

  • MANUEL SELVA GONZÁLEZ

    Muy interesante, para los que no tenemos conocimientos sobre estos temas, no deja de ser una muy rica, fuente de información, muy beneficiosa para la salud………Gracias.