Babosas y caracol para el tratamiento de la piel 1


Compártelo

babosa - caracolRecientemente, las sustancias viscosas que desprenden babosas y caracoles son apreciadas como un elixir milagroso para la piel de los humanos.

Es bien conocido que el caracol es capaz de auto-reparar y auto-regenerar su propio caparazón en caso de que esta se deteriore o se quiebre.

Gracias a la misma sustancia que le ayuda desplazarse y a protegerse de las heridas, el caracol logra reconstruir su caparazón en un periodo de tiempo que puede variar de treinta a sesenta días.

En el caso de las babosas, aunque estas no tienen un caparazón externo, se encuentran algunas especies que desarrollan un tipo de caparazón interno, igualmente auto-regenerable.

La sustancia visco-elástica que segregan babosas y caracoles les permite adherirse y moverse con fluidez sobre todo tipo de superficies incluyendo terrenos hostiles.

Como si esto fuera poco, la baba que segregan este tipo de moluscos terrestres les permite soportar altas temperaturas sin disecarse, protegerse de los depredadores haciéndose menos atractivos a sus ojos, a prevenir infecciones y a curarse rápidamente en caso de estar heridos.

Las células que producen el moco se encuentran en el epitelio de la piel, y se encuentran repartidas entre la parte superior e inferior del cuerpo.

Las babosas y los caracoles producen al menos dos clases de moco, uno que se encarga de que su cuerpo se deslice fácilmente y que contiene aproximadamente un 97% de agua y otro que se produce alrededor de todo el cuerpo que es más espeso y pegajoso.

Precisamente, este es un gran asunto de interés para los científicos. Descubrir cómo el moco pasa de un estado maleable a un estado fijo. Es decir, cómo en un momento determinado el moco sirve para deslizarse y cómo en otro para pegarse a una superficie.

La composición de esta sustancia puede variar según la especie, y no sólo eso, se considera probable que el moco este en capacidad de variar su formulación según las circunstancias.

El moco segregado por babosas y caracoles es una compleja mezcla de proteoglicanos, glicosaminoglicanos, enzimas glucoproteicas, ácido hialurónico, iones metálicos, péptidos antimicrobianos y péptidos de cobre.

Se sabe que la baba de caracol contiene cantidades importantes de cobre, manganeso, zinc y hierro.

Todos estos componentes ofrecen diversos beneficios para la piel, destacándose el alivio a heridas y quemaduras cutáneas, así como la ayuda a la cicatrización.

El alivio que la baba de caracol proporciona a las heridas ha permitido preguntarse sobre las propiedades anestésicas que esta sustancia podría tener también sobre la piel.

En el siguiente sorprendente vídeo puedes ver como se usan caracoles vivos 😱🐌 como tratamiento de belleza:

 

¿Cómo el hombre ha descubierto las propiedades de la baba de caracol o Helix Aspersa?

historia tratamiento con babosas y caracolesSe sabe que desde los tiempos de la Antigua Grecia la baba de caracol era utilizada para tratamientos cutáneos.

Inclusive, se han encontrado testimonios de que el propio Hipócrates (considerado el padre de la medicina occidental) habría recomendado el uso de caracoles triturados para aliviar las inflamaciones de la piel. En efecto, la imagen del caracol era ubicada en la fachada de las farmacias de la antigua Roma y Grecia.

Durante siglos, en Europa se elaboraron siropes para el tratamiento de la tos y el catarro crónico cuya fórmula consistía en la baba de caracol hervida largamente, y que presuntamente se llamó, “caldo de caracol”.

Una práctica que no sorprende vista la gran cantidad de vitamina C o ácido ascórbico que se encuentra depositada en la baba de caracol.

Por otro lado, gusanos, sanguijuelas, abejas y otras especies apícolas fueron utilizados durante siglos para tratamientos médicos. En distintas geografías del mundo ciertas especies animales han sido cercanas a tratamientos medicinales, así como a algunos rituales de carácter mágico o agorero.

Últimamente, estudios científicos ha demostrado que muchas de estas prácticas tienen efectivamente efectos positivos sobre la salud del hombre.

Mientras que el reino vegetal ha tenido desde siempre un lugar importante dentro de las prácticas médicas, especialmente por ser una fuente de productos curativos, el reino animal  es aún un territorio por explorar.

A pesar de una larga historia registrada en la literatura antigua, no es hasta hace más de veinte años que la baba de caracol es objeto de diversos estudios que aprueban su uso tanto medicinal como estético (o cosmetológico).

Es en América del Sur, en Chile donde por primera vez se produce una crema regeneradora a base de baba de caracol: la Elicina. En este país del cono sur durante los años ochenta, el matrimonio Bascuñan era productor e importador de caracoles para países donde este pequeño molusco terrestre es una delicia gastronómica, como Francia, España y Portugal.

Más adelante su hijo, el doctor Fernando Bascuñan observa que los obreros de la fábrica de sus padres mantienen unas manos suaves y tersas,  que además  se cicatrizan sorprendentemente rápido a pesar de los continuos cortes a los que se exponen debido al trabajo de cada día. Esta aparente observación inocente da origen a los primeros estudios en los que se basa la fórmula revolucionaria de la Elicina.

La Elicina se concibió como una crema hecha de manera natural, y rápidamente llegó a ser conocida en Europa y Norteamérica.

Aunque actualmente existen en el mercado diversas marcas y productos que tienen en su composición la baba de caracol, la producción chilena, y particularmente la Elicina, continúa teniendo una gran reputación.

 

Beneficios de la baba de caracol

crema de caracol - babosasLos aportes que las babosas y caracoles conceden a la piel humana a través de sus secreciones son amplios y variados. La utilización de este poderoso elixir se extiende al mundo de la medicina y particularmente al tratamiento de la piel.

La medicina se pregunta sobre todo por el poder adhesivo que tiene el moco que segregan babosas y caracoles, y que sumado a su carácter regenerativo, convierten esta sustancia en un poderoso cicatrizante que podría en un futuro cercano hacer desaparecer los molestos puntos de sutura utilizados para cerrar las heridas.

No solo podrían verse beneficiadas las incisiones quirúrgicas externas, sino de manera especial, las internas, que son aún más complicadas.

Estudios demuestran que la baba de caracol es aún más efectiva en capas más profundas de la piel, facilitando su utilización para procedimientos que necesitan profundidad.

No obstante, la baba de caracol se ha convertido en un ingrediente principal de cientos de cosméticos, principalmente de geles y cremas de belleza, pero también de jabones, serums o  shampoos.

Los poderosos componentes de la mucosa producida por babosas y caracoles son también incluidos en complementos vitamínicos creados para la ingesta humana, con el objetivo de mejorar la piel, el cabello, y las uñas, así como la capacidad anti-inmunológica de las personas.

Algunos de los principales beneficios de los productos hechos a base de las secreciones de babosas y caracoles son:

  • Combate y reduce la presencia de estrías y celulitis (descubre la guía sobre la celulitis).
  • Suaviza y suprime las marcas de acné.
  • Rejuvenece de manera natural y potente la piel.
  • Estimula y acelera la cicatrización.
  • Estimula la desaparición manchas y cicatrices.
  • Refuerza la curación y evita la posible infección de quemaduras de primer grado.
  • Es un potente remedio natural para tratar y evitar la aparición de la caspa, gracias a sus propiedades queratolíticas.
  • Actúa como un exfoliante natural para los poros de la piel.
  • Hidrata y mejora la capacidad de absorción de la piel.

COMPONENTES

Principales componentes que junto a la baba de caracol ayudarán a potenciar sus beneficios:

Alantoína: Esta enzima es la responsable de que el caracol sea capaz de reconstruir su concha. Se trata de una poderosa sustancia que no existe en el cuerpo  humano y que es capaz de eliminar los tejidos muertos y sustituirlos  por nuevos tejidos. Así pues, la alantoína es un potente regenerador cutáneo que acelera la cicatrización, disminuye la irritación de heridas abiertas y pieles quemadas. Se le confieren también propiedades antitranspirantes, y antiacneicas por su capacidad para regular las secreciones de sebo.

Acido glicólico: Esta sustancia actúa como exfoliante, regenerando las capas superficiales de la piel y mejorando la capacidad de absorción de las capas más profundas. Es una sustancia usada actualmente para el peeling de la piel.

Colágeno y elastina: Son proteínas que se encuentran también en la piel humana ya que son ingredientes indispensables para la elasticidad de la piel. El colágeno y la elastina ayudan a retrasar los procesos de envejecimiento de la piel, a reducir las verrugas y atenuar el acné y la hiperpigmentación. Son también muy importantes en la mejora de la cicatrización.

Vitaminas A, C y E : estas tres vitaminas contienen propiedades nutritivas, protectoras y anti-inflamantorias. La vitamina A (retinol) aumenta el nivel de hidratación de la piel. La vitamina C actúa como protectora de la piel ante posibles infecciones bacterianas o virales, interviene también favoreciendo ampliamente el proceso de envejecimiento y cicatrización. La vitamina E (Tocoferol) es un antioxidante natural, que ayuda a reducir la inflamación de la piel y que mejora su capacidad de hidratación.

Antibióticos naturales: está confirmado que la baba de caracol actúa como barrera protectora de bacterias infecciosas, destruyendo agentes patógenos que pueden producir entre otras cosas el acné.

Proteasas: Son enzimas que ayudan al buen funcionamiento de los vasos sanguíneos, y que son capaces de mejorar el depósito de colágeno necesario en las arterias.

 

Otras informaciones prácticas sobre la baba de babosas

1. La baba de caracol o de babosa, ha llegado a popularizarse tanto y de formas tan diversas que se hace difícil comprobar la verdadera calidad de los productos. Por eso es importante conocer la marca que los ofrece y sobre todo, la composición de la fórmula.

Los expertos recomiendan decidirse por aquellos productos que privilegian una receta artesanal. De este modo, es más viable que la baba de caracol conserve verdaderamente sus propiedades naturales.

Difícilmente una crema o un gel muy elaborado, pueden ser realmente naturales, puesto que necesitaran de muchos otros excipientes no naturales para su creación.

Es fundamental investigar seriamente la composición del producto que pretendemos adquirir. Algunos incluyen solamente un 5% de contenido de baba de caracol, y se hacen bautizar productos “bio”, no obstante, para que un producto sea bio necesita mucho más de un 5% de ingredientes naturales.

Las marcas que son más reputadas internacionalmente por su calidad natural son la ya nombrada Elicina de Chile y la Kaita, elaborada en Perú.

2. En países como Japón las virtudes de la baba de caracol han empezado a difundirse no desde hace mucho tiempo. Fue noticia en todo el mundo que en el año 2013 se popularizó en todo el territorio una terapia de belleza que consistía en poner algunos pequeños caracoles vivos en el rostro o cuerpo de las mujeres.

Los caracoles se deslizan por la piel con el objetivo de brindar los beneficios de la magnífica baba de caracol, en un tratamiento que puede durar de una a tres horas.

Aquí otro vídeo sobre su tratamiento, muy usado en Japón:


Aunque los especialistas japoneses argumentaban que de esta manera se podía obtener 100% del beneficio de la baba de caracol de manera natural, algunas marcas insisten en que una crema es 10 veces más poderosa puesto que se trata del producido de decenas de caracoles concentrados en una sola crema.

Sin embargo, para algunas clientas el hecho de tener un caracol caminando por su rostro o su cuerpo es altamente relajante.

3. Palabras más palabras menos, la sustancia que segregan babosas y caracoles pueden definirse como un regenerador de la piel. Sus principios activos detectan las imperfecciones específicas de la piel que debe ser tratada.

Para ser más claros hay que decir que no existe un producto específico para las arrugas, otro para el acné, otro para la celulitis, etc.

Por el contrario, sí existen formulas recomendadas para cada tipo de piel, pueden encontrarse en el mercado productos dirigidos a pieles secas o irritables, otros para pieles normales y/o mixtas y fórmulas especiales para pieles grasas.

Es decir que lo más conveniente es elegir un producto en base al tipo de piel y no caer en la trampa de comprar tantos productos como problemas se tengan. Una sola crema de buena calidad es capaz de atacar al mismo tiempo problemas diferentes.

4. Antes de ensayar uno de los cientos de remedios caseros o tratamientos de belleza inspirados en la baba de caracol natural, tenga cuidado y absténgase.

No todos los tipos de caracoles son aptos para este tipo de experiencias.

Algunas especies de caracoles son portadoras de virus y enfermedades, potencialmente peligrosas para los humanos.
¿Has probado o usas alguna crema o tratamiento de caracol? Anímate a comentar y a contarnos tu experiencia sobre ella 😉

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 voto, media: 5,00 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Babosas y caracol para el tratamiento de la piel

  • Raúl

    El cuidado de la piel es muy importante para mantener una apariencia vital y saludable. Hoy día es posible conocer no sólo la salud de nuestra piel, sino conocer nuestra edad biológica, saber que grado de oxidación tiene nuestro organismo. ¿Nos hemos cuidado correctamente?, o en cambio nuestro cuerpo está sufriendo esos excesos y se encuentra en un nivel que correspondería a una persona con más edad que la nuestra.
    ¿Quieres saber más?, entra en p450.es, busca el test de telómeros, tu médico podrá recomendarte unas acciones correctivas en función del resultado del mismo.