Artrosis


Compártelo

osteoartritis o artrosis de rodilla
Los músculos, huesos y articulaciones son vitales para los movimientos que realizamos de forma permanente, sin los mismos no podríamos mantenernos de pie y mucho menos caminar. Existen varias enfermedades que pueden afectar a las articulaciones, una de las cuales es la osteoartritis, conocida habitualmente como artrosis.

Las articulaciones están formadas por una estructura compleja que permite que el movimiento entre dos o más huesos se realice sin desgaste y de forma armónica. Para articular directamente los huesos y evitar su contacto directo existe el cartílago articular, un tejido que tiene una función lubricante y de propiciar un adecuado movimiento.

La artrosis es la enfermedad más frecuente de las articulaciones caracterizada por una degeneración del cartílago articular que se presenta en las personas de avanzada edad, generalmente mayores de 60 años. En algunos casos particulares por presentar patologías determinadas puede verse en individuos más jóvenes, pero es poco frecuente.

 

Causas y síntomas

Sobre las causas de la artrosis se desconocen, no se ha encontrado él o los factores patogénicos vinculantes. Se conoce la fisiopatología de la enfermedad, que se caracteriza por un desgaste excesivo del cartílago articular que recubre ambas superficies del hueso. Con el paso del tiempo el movimiento sin la adecuada protección del cartílago articular produce dolor, inflamación e hinchazón en la zona afectada.

La articulación con artrosis suele presentarse roja, caliente al tacto y aumentada de tamaño, generalmente se acompaña de dificultad para movilizar el sector vinculado a la articulación.

Incluso los síntomas de artrosis empeoran si se fragmenta un trozo de hueso de pequeño tamaño que queda contenido dentro de la articulación y con cada movimiento produce más dolor.

El dolor producido por la fricción de ambas superficies articulares no adecuadamente protegidas es el síntoma más molesto para las personas que padecen artrosis. Refieren que el dolor las lleva a evitar movimientos innecesarios, a no poder levantar peso e incluso a no dormir bien de noche.

Dentro de las causas establecidas de artrosis se destacan: las de origen genético, que se presenta con mayor frecuencia en algunas familias debidas a la mutación de algunos genes; las determinada por influencia hormonal, que ocurre en las mujeres luego de menopausia. El descenso del nivel de estrógenos ocurrido en la postmenopausia determina un menor nivel de fijación de calcio contribuyendo a la descalcificación a nivel de algunos huesos en las articulaciones principales. Finalmente existe la variedad de artrosis relaciona con la edad es propia del proceso de envejecimiento. La artrosis de la edad se vincula a la degeneración progresiva con el paso de los años que lleva a un desgaste cada vez mayor producido por el uso permanente de las articulaciones del cuerpo.

Las articulaciones afectadas pueden ser todas las del cuerpo pero generalmente se afectan las articulaciones de la columna vertebral, rodilla, cadera, pies y manos. Las articulaciones de manos y pies son muchas y de pequeño tamaño con menor cantidad de cartílago articular, siendo las que producen síntomas más molestos y difíciles de controlar con la medicación. Además las manos y los pies están permanentemente en movimiento lo que las predispone a ser de las más afectadas, y producen más dolor con los movimientos. Las articulaciones de las rodillas son de las más afectadas por soportar gran parte del peso corporal además de tener gran movilidad. En las personas con sobrepeso u obesidad el riesgo de padecer artrosis se incrementa por la demanda aumentada sobre los huesos y articulaciones de los miembros inferiores.

 

Diagnósticos

radiografía con artrosisEl diagnóstico lo debe realizar un profesional médico para lo cual podrá solicitar varios estudios para clínicos, generalmente imagenológicos, a través de radiografías o incluso tomografías para valorar la anatomía y fisiología de las distintas articulaciones del cuerpo. Una radiografía simple suele ser suficiente para confirmar el diagnóstico en la mayoría de las personas, en otros casos se pueden requerir estudios adicionales. La forma de presentación clínica de los síntomas no siempre es la habitual y típica, situación que puede retrasar un correcto y rápido diagnóstico. Suelen pasar muchos meses, varios tipos de medicamentos consumidos e incluso estudios para lograr un diagnóstico certero para iniciar un tratamiento que mejore el problema del paciente.

Las personas afectadas con artrosis también suelen no cumplir las indicaciones médicas y suelen no continuar con las consultas médicas con la regularidad necesaria. Muchas veces comienzan a tomar un tratamiento analgésico y anti inflamatorio, tienen buenos resultados y no concurren al médico por varios meses, hasta que se les acabe la medicación o tenga otros síntomas más molestos.

 

Tratamiento

condroitina sulfatoEl tratamiento de la artrosis tiene varios pilares, el principal es el farmacológico que a través de la administración de medicamentos se puede controlar los molestos e invalidantes síntomas.

Existen sustancias que contribuyen a que el cartílago articular se regenere, son una piedra fundamental en el tratamiento de la artrosis, uno de los más conocidos es el condroitina sulfato. El mismo produce efecto de forma lenta pero progresiva luego de varias semanas de su toma diaria, situación que debe ser conocida por los pacientes para que no abandonen las pastillas antes de tiempo aunque no logren grandes resultados en las primeras semanas.

El mecanismo de acción es la producción de más tejido conectivo y cartílago que recubre los huesos de las principales articulaciones.

El otro pilar de tratamiento de la artrosis consiste en la administración de analgésicos y anti inflamatorios. Los primeros contribuyen a disminuir el umbral del dolor y tolerar los movimientos de la vida diaria, en general, las personas no tienen dolor de forma permanente e igual a lo largo de todo el día, sino que tienen ataques en algunos momentos o frente a un movimiento en particular. Existe una escalera de analgésicos y siempre se recomienda comenzar con el más leve para ir aumentado progresivamente según la indicación del médico tratante. Lo fundamental es lograr que la persona viva con el menor dolor posible o aquel nivel que le permite vivir y mejorar su calidad de vida. Con dolor permanente e intenso no se puede vivir y realizar todas las tareas que la persona necesite y requiera.

Los medicamentos anti inflamatorios disminuyen la respuesta del sistema inmune que se produce en las principales articulaciones afectadas de artrosis, contribuyendo a que el cartílago se regenere de la mejor forma, disminuir el dolor y permitir mayor amplitud de movimiento. Dentro de los anti inflamatorios más potentes se encuentran los corticoides que deben ser usados por periodos de tiempo cortos para evitar la aparición de sus efectos adversos.

El tratamiento farmacológico lo debe estructura el médico según la presentación clínica de la artrosis en ese paciente en particular, sus síntomas, su perspectiva de resolución y otras múltiples variables. Cumplir al pie de la letra las indicaciones médicas es de vital importancia si se quiere mejorar la calidad de vida.

No hay que olvidar que otra faceta del tratamiento para la artrosis consiste en la reducción del peso corporal, en general los pacientes suelen presentar un grado de sobrepeso y obesidad. Iniciar un plan de adelgazamiento integral incluyendo actividad física aeróbica leve es fundamental para que la demanda sobre las articulaciones sea menor. Ningún medicamento realizará efectos milagrosos si la persona y el equipo médico no enfocan el problema de manera global para mejorar la calidad de vida a largo plazo y evitar complicaciones.

Vídeos

La Artrosis. Como sucede y cuales son sus causas

Artritis y artrosis, diferencias causas y sítomas

 

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 voto, media: 3,33 de 5)
Cargando…
 
imagen libro de remedios caseros

SUSCRÍBETE GRATIS Y OBTÉN EL LIBRO DE "REMEDIOS CASEROS"


  • + 300 REMEDIOS
  • + 640 páginas
  • Con consejos, causas y mucho más!!

Más de 40.000 personas ya lo tienen!!

 
   

El contenido ofrecido en MundoAsistencial.com es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos. No desatiendas o tomes decisiones terapéuticas sin consultar los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en esta web.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *